LAS COSAS DEL GOBIERNO SOCIALISTA Y SUS AMIGOS

La quinta versión de Delgado: con lo de ‘maricón’ no se refería a la condición sexual de Marlaska

La ministra de Justicia de Sánchez será reprobada en el Senado y el PP da por hecho que dimitirá

No le cabe ya a la ministra de Justicia de Pedro Sánchez ni un cachuete a martillazos. El pánico de Dolores Delgado está alcanzando tal nivel, que la ‘pobre‘ comienza a desvariar y decir tonterías (La ‘feminista’ ministra en la picota: «Marlaska es maricón»).

Todo para ver si salva el trasero, capea el temporal y permanfece en el cargo, lo que es harto improbable. Este mismo 25 de septiembre de 2018 será reprobaba por el Senado y desde el PP y medios de comunicación se da por seguro que dimitirá en breve (El escándalo de las cintas de Villarejo que acorralan a la ministra Delgado apenas existe para El País).

 Si el lunes el medio digital Moncloa.com desveló grabaciones de un encuentro entre Delgado, el exjuez Baltasar Garzón y el excomisario Villarejo, este martes han trascendido unos nuevos audios de esa cita en los que la ministra hace comentarios homófobas sobre su compañero de Gabinete, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska (‘La comilona del Rianxo’: Lola, Villarejo, ‘El Gordo’, Garzón y dos comisarios del montón).

Así las cosas, esta mañana, durante un desayuno informativo, Delgado se ha defendido asegurando que no hablaba de Marlaska, sino que se refería «a otra persona» (Ferreras se pone negro con los ataques de Levy a la ministra Delgado y acaba amenazando a la ‘popular’: «Villarejo también grababa a los del PP»).

«Es un amigo, es una persona a la que quiero y este tema me ha dolido mucho».

«Se está haciendo juego político a través de mí».

Pocas horas después la ministra ha cambiado otra vez su versión (Justicia desmiente a la ministra Delgado: sí se refería a Marlaska al llamarle «maricón»).

Desde el departamento que dirige Delgado se ha explicado que, cuando le llamó «maricón» durante aquel encuentro en 2009, la titular de Justicia sí se refería a Marlaska, al contrario de lo que ha dicho la ministra esta misma mañana, pero no a la condición sexual del entonces juez de la Audiencia Nacional (La exótica defensa de Griso a capa y espada de la ministra insultadora: «¡Quién se va a creer que te están grabando!»).

Según Justicia, esta palabra no hacía alusión a su condición sexual, sino que era una forma de hacer alusión a él, que ha sido sacada de contexto.

Esta nueva rectificación es la quinta que hace la ministra Delgado desde que empezaron a difundirse informaciones sobre su cercanía al excomisario Villarejo, encarcelado por una trama de coacciones.

Grande-Marlaska ha evitado responder a las preguntas por estos insultos y ha alegado que el Gobierno esta «fuerte» y «cohesionado», pese a las grabaciones aparecidas que muestra la relación entre la titular de Justicia y el excomisario Villarejo.

LAS 5 VERSIONES DE LA MINISTRA

  1. 17 de septiembre, 8.47: El lunes pasado, la ministra manifestaba que «nunca ha tenido relación de ningún tipo» con el excomisario investigado José Villarejo.
  2. 17 de septiembre: sin vínculo profesional. El mismo día, tres horas después, llegó la primera rectificación: «No he tenido ninguna relación profesional».
  3. 18 de septiembre: Al día siguiente, y ante la aparición de nuevas informaciones, la ministra reconoce que ha coincidido con el comisario jubilado «en algún evento», junto a otras personas.
  4. 24 de septiembre, 15.54: En otro comunicado de Justicia, la ministra Dolores Delgdo tira de memoria y reconoce haber coincidido con Villarejo en «tres ocasiones».
  5. 25 de septiembre, 10.00: «No me refería a su condición sexual».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído