El desliz del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil sobre combatir las críticas al Gobierno puso en alerta a La Moncloa

Sánchez y Redondo fulminan a los uniformados en las ruedas de prensa de Moncloa

Las vagas explicaciones de la Secretaría de Estado de Comunicación sobre esta erradicación de los mandos policiales y beneméritos no convencen a la prensa

Sánchez y Redondo fulminan a los uniformados en las ruedas de prensa de Moncloa
Iván Redondo y Pedro Sánchez.

No quiere más sorpresas ni que un alto mando acabe destapando en público lo que se suponía que era un secreto.

Pedro Sánchez ha dado un golpe de timón en la habitual rueda de prensa diaria en el Palacio de La Moncloa del comité de expertos del coronavirus y ha optado por cargarse de un plumazo a los representantes del Ejército, la Guardia Civil y la Policía Nacional.

La idea ha tenido que surgir del gurú supremo del presidente del Gobierno, el polifacético Iván Redondo, que ha convertido el mandato de su jefe en una obsesión constante por la imagen y sin importarle los casi 23.000 muertos oficiales (que no reales) que ha dejado hasta el momento el coronavirus en España.

Después de que el 19 de abril de 2020 a más de un ciudadano se le hiciese bola lo que estaba almorzando cuando escuchó literalmente al general Santiago, jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, decir que su cuerpo estaba para minimizar las críticas al Gobierno y luchar contra ellas, el presidente ha optado por erradicar la presencia de esos altos mandos.

Dicho en plata, el jefe del Ejecutivo pretende ejercer un control total sobre esas comparecencias y los dos únicos que seguirán serán el cada vez más politizado director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, y una de las manos derechas del ministro José Luis Ábalos, su secretaria general de Transportes, María José Rallo.

EXCUSAS DE MAL PAGADOR

Lo cierto es que la prensa no se cree para nada las excusas y explicaciones que han intentado vender desde La Moncloa.

Como siempre, le ha tocado bailar con la más fea, algo que va en su abultado sueldo, al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

Este alto cargo de La Moncloa no supo explicar a los que hasta hace nada eran sus compañeros de profesión periodística el motivo de este cambio de criterio y se limitó a informar de manera lacónica de que comparecerán los responsables designados por los ministerios «cuando sea necesario».

Obviamente, como la respuesta no satisfizo a la prensa, la compañera Nuria del Val le trasladaba directamente esa cuestión al presidente Pedro Sánchez y este, sin asomo de vergüenza alguna, respondía que al estar en otra fase tenían que cambiar los portavoces:

En esta fase de desescalada los portavoces, necesariamente, tienen que ser otros.

Sin embargo, con su respuesta dejó claro que su intención es politizar y controlar las ruedas de prensa de ese comité de expertos porque anunción que seguirán compareciendo a diario tanto el epidemiólogo Fernando Simón cpmo la secretaria general de Transportes, María José Rallo.

COMPARECENCIAS ESPERPÉNTICAS

El problema que ahora ha abierto Pedro Sánchez se hubiese podido resolver mucho antes porque, tal y como informa el diario ABC, desde el Ministerio del Interior había reticencias a la presencia diaria de los mandos policiales y de la Guardia Civil en esas ruedas de prensa de La Moncloa.

Ya no solo fue el resbalón del general Santiago destapando una orden interna sobre el tema de perseguir las informaciones críticas con el Gobierno, sino en general otro tipo de intervenciones que rayaron en lo esperpéntico.

El propio Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, con cerca de 20.000 fallecidos en España, vendía delante de unos ojipláticos periodistas que seguían telemáticamente la rueda de prensa del comité de expertos cuestiones como la interceptación de una partida de 30 kilos de limones y de naranjas o la incautación de 150 kilos de picadura de tabaco para contrabando.

Fuentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil aseveran que ese tipo de informaciones se hubiesen podido solventar con notas de prensa y haber evitado así una sobreexposición a estos mandos a los que esa presencia diaria en Moncloa les ha ido perjudicando.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído