ANTAÑO JUEZ DE REFERENCIA EN LA LUCHA CONTRA ETA

Así ha dilapidado Marlaska su prestigio de juez: pisoteando a la Guardia Civil mientras otorga privilegios a los etarras

Interior emite un salvoconducto especial para que se beneficien familiares de presos etarras

Así ha dilapidado Marlaska su prestigio de juez: pisoteando a la Guardia Civil mientras otorga privilegios a los etarras

El poco crédito que le quedaba a Fernando Grande-Marlaska como ministro de Interior se desvaneció ayer 25 de mayo de 2020 por el sumidero con la sorprendente destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos por una supuesta pérdida de confianza.

La fulminación del entonces jefe de la Guardia Civil de Madrid obedece a la negativa del coronel a desobedecer las órdenes de la juez que investiga las manifestaciones del 8-M y la responsabilidad penal de Fernando Simón y Salvador Illa por permitirlas.

De esta manera, Grande-Marlaska ha tirado por la borda un prestigio acumulado a lo largo de su trayectoria como juez de referencia en la lucha contra ETA.

Para los etarras, todo facilidades

Según recuerda El Español, el pasado sábado 23 de mayo de 2020 el Ministerio del Interior emitió un salvoconducto excepcional, que violaba las prohibiciones del estado de alarma decretadas por el Gobierno del que forma parte, para que dos familiares del etarra Iñigo Gutierrez Carrillo pudieran visitarle en la cárcel de Picassent (Valencia).

Las excusas ofrecida por los responsables para tan insólito privilegio fue la muerte del padre del terrorista, una circunstancia no aplicable a cualquier otro preso ya que las comunicaciones en locutorios entre reclusos y familiares quedaron prohibidas a raíz de la declaración del estado de alarma.

La familia de Marimar Blanco no pudo despedir a su madre a pesar de los salvoconductos para etarras

La madre de Miguel Ángel y Marimar Blanco, Consuelo Garrido, falleció el 1 de abril a causa del coronavirus y su familia todavía no ha podido enterrarla. La idea es que sus cenizas reposen junto a su marido, que falleció el 12 de marzo, y los restos de su hijo, asesinado por la banda terrorista ETA, en su pueblo natal de Galicia.

Sin embargo, Instituciones Penitenciarias accedió a que la madre y un cuñado del etarra Iñigo Gutiérrez, que cumple una condena de 14 años por pertenencia a banda armada, fueran a visitarle aduciendo razones humanitarias ya que el padre del preso había fallecido recientemente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído