UN CÓCTEL LETAL EN LA MONCLOA

Pedro Sánchez ni se olió que Pablo Iglesias le ponía los cuernos

El socialista se enteró de la salida del vicepresidente del moño del Gobierno minutos antes de que el Podemos subiera su vídeo a Twitter

Pedro Sánchez ni se olió que Pablo Iglesias le ponía los cuernos

El camarote de los Hermanos Marx. Un Gobierno que parece una verbena. Cada uno a lo suyo.

Hay decenas de frases similares, que corren a estas horas por Internet y que expresan muy bien lo que se vive en La Moncloa, para desgracia de España y de los españoles.

Muchos interrogantes sobrevuelan a la marcha del del Gobierno del vicepresidente del moño, para presentar su candidatura a la Comunidad de Madrid: qué hay detrás, si es una ruptura encubierta de la coalición, a quién beneficia.

Algunos detalles, que desgrana KettyGarat en Libertad Digital este 15 de marzo de 2021, dan algunas pistas:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se enteró este mismo lunes por la mañana, minutos antes de que su vicepresidente segundo lo anunciara en un vídeo interno a los militantes de Podemos.

La comunicación se produjo en una llamada telefónica de Iglesias a Sánchez, para informar de su decisión y transmitirle su intención de una mini crisis de Gobierno en la cuota morada de la coalición.

El anuncio pilló con el pie cambiado al Palacio de La Moncloa donde la mayoría de los colaboradores del presidente se enteraban del ‘bombazo’ por la prensa tardando largo tiempo en reaccionar.

Unas formas con las que Iglesias devuelve a Sánchez el golpe de llevar un mes esperando la reunión de coordinación que nunca llegó.

Se esperaba para después de las catalanas del 14F y un mes después no se ha producido. Tras una guerra fría de tres semanas, los gabinetes de Sánchez e Iglesias la habían desbloqueado para el miércoles de la semana pasada pero los precipitados acontecimientos de Murcia y Madrid frustraron el encuentro el pasado miércoles.

Pese a todo, el presidente Sánchez se mostró conciliador al ser preguntado por la noticia en rueda de prensa en Francia y deseó suerte a su vicepresidente segundo que aún asistirá este martes al Consejo de Ministros.

También anunció que confirmará los cambios en su gobierno -Yolanda Díaz, vicepresidenta y Ione Belarra ministra de Asuntos Sociales- en «los próximos días».

Un golpe de efecto con el que el vicepresidente Iglesias se sube al carro del factor sorpresa para adelantar al PSOE por la izquierda poniendo el énfasis en su fracaso estratégico la semana pasada con la moción de censura en Murcia y el inesperado adelanto electoral en Madrid.

En Moncloa restan importancia al hecho de no estar informados y se felicitan porque se quitan de en medio al promotor de las tensiones en la coalición, quien ha dinamitado permanentemente las relaciones en el Ejecutivo. Creen además que el tono y la actitud proactiva de Yolanda Díaz facilitara sin duda el entendimiento.

También se congratulan en Moncloa porque la decisión de Iglesias «hipermoviliza a la izquierda».

Dicen tener datos distintos a los de las encuestas publicadas, que «hay partido», y espacio para un pacto de izquierdas, aunque la irrupción del dueño del chalet de Galapagar es «arriesgada y compleja» ya que sacrifican a «lo mejor que tienen».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído