La cifra alcanzada es muy superior a los 11,7 millones destinados por el PP

El récord de Pedro Sánchez: vacía el bolsillo de los españoles y dispara el gasto en ‘enchufados’

El Gobierno PSOE-Podemos destinó 17,5 millones de euros en el primer trimestre del año para contratar a dedo al personal de confianza de los altos cargos

El récord de Pedro Sánchez: vacía el bolsillo de los españoles y dispara el gasto en ‘enchufados’
Pedro Sánchez e Iván Redondo PD

El Gobierno de Pedro Sánchez alcanzó un récord para la historia de España.

A pesar de la crisis por la pandemia del COVID-19 y la elevada tasa del paro, el PSOE y Podemos no han dudado en meter la mano en los fondos públicos y gastar 17,5 millones de euros en los primeros tres meses del año para contratar personal de confianza de los altos cargos.

Una asesoría que no se ha traducido en una mejora para la calidad de vida de los españoles aunque sí del entorno de las principales figuras del PSOE y Podemos.

La cifra histórica supera los 14,6 millones liquidados en el mismo periodo del ejercicio anterior y, por ejemplo, los 11,7 millones utilizados en 2018 cuando el PP estaba aún en La Moncloa.

Este repunte supone un nuevo récord en el gasto del personal contratado a dedo en este periodo en términos absolutos (unos tres millones más) y también en términos relativos ya que crece casi un 20% (19,4% exactamente).

El Ejecutivo ha consumido en solo tres meses casi el 30% de los créditos presupuestarios asignados a esta partida sin que haya una razón económica o administrativa evidente, ya que la actualización salarial de todo el personal a cargo de las Administraciones Públicas se fijó en un 0,9%.

Hace un año, el alza fue del 3,3% con un aumento salarial del 2,3% coincidiendo con el récord de ministerios (22 más la presidencia del Gobierno) para dar entrada a Podemos en el Ejecutivo.

Por tanto, aunque no hay información oficial detallada, es muy probable que se haya producido un nuevo incremento del número de ‘enchufados’.

Se trata del personal de confianza que los altos cargos eligen sin criterios profesionales o académicos y sin tener en cuenta mérito alguno, salvo la relación personal o con el partido en muchos casos. En el primer trimestre de 2019 este gasto subió también un 20%, pero se produjo con un alza de los salarios públicos del 2,5%.

Una de las primeras decisiones de Sánchez nada más llegar a La Moncloa fue la de incrementar el número de personas de su confianza ajenas a los funcionarios superando con creces las cifras de sus antecesores en la Presidencia del Gobierno.

En todo caso, estos gastos son aún mayores ya que en la liquidación de las cuentas que facilita la Intervención General del Estado no se incluyen las nóminas de los asesores de los organismos autónomos y del resto de entes públicos que están colgados de los ministerios.

Por si fuera poco, también ha repuntado el gasto en altos cargos (funcionarios y otro personal contratado del exterior).

Ha aumentado en el primer trimestre hasta los 28,1 millones de euros frente a los 26,4 millones en el mismo periodo de 2020. Es decir, se ha producido un alza del 6,2% frente a la subida del 1,2% del ejercicio anterior.

Desde 2007 no se producía un incremento tan elevado en los primeros tres meses del año, que son los que más suelen subir ya que registran las revisiones salariales que se aprueban en los Presupuestos. Mientras tanto, el crecimiento de la masa salarial de los funcionarios es sensiblemente inferior ya que se sitúa en este periodo en el 4,3%.

Bajo el control de Iván Redondo

El Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se ha convertido en una suerte de máquina de churros gerenciales para colocar a los Cien Mil Hijos de San Luis.

La administración de este Ejecutivo sufre de una elefantiasis incurable y, según las últimas cifras, la cantidad de asesores enchufados asciende a casi 800. La broma para el contribuyente no es moco de pavo, unos 56 millones de euros al año.

Lo curioso de este asunto de la contratación de asesores de manera indiscriminada es que prácticamente la mitad, unos 347, están trabajando para Iván Redondo, el gurú del presidente del Gobierno.

Tal y como explicó el 7 de marzo de 2021 el diario ABC, esos asesores que están bajo la supervisión del jefe de gabinete de Pedro Sánchez no son funcionarios de carrera, pero tienen el cometido de aconsejar al presidente del Gobierno en políticas esenciales para el funcionamiento de España, ya sea en materia de seguridad nacional y en relaciones exteriores.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído