El argumento del Ejecutivo socialcomunista es que los miembros de la Administración General del Estado no pueden retirarse con esas condiciones

Pedro Sánchez niega a la Policía la jubilación de oro y a los 60 años que sí regala a los Mossos

La única posibilidad que tienen los miembros de la Policía es pasar a una segunda actividad antes de la edad de jubilación, pero con una merma sensible en el sueldo y en la pensión posterior

Pedro Sánchez niega a la Policía la jubilación de oro y a los 60 años que sí regala a los Mossos

Una más y seguimos para bingo.

El Gobierno Sánchez continúa empeñado en acosar de mil maneras a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Y una de las herramientas más empleada por el Ejecutivo socialcomunista es tratar de torpedear sus derechos laborales.

Un ejemplo claro es el último desprecio hacia la Policía Nacional, rematado además con recochineo.

Mientras a los agentes de ese cuerpo se les ha negado por activa y por pasiva jubilarse a los 60 años, resulta que a los Mossos d’Esquadra el gabinete sanchista sí que les regala la canonjía de poder jubilarse a los 59 o a los 60 años y además con el sueldo íntegro.

La noticia, avanzada por Carlos Cuesta en Okdiario, incluye también a la Policía Foral de Navarra.

Es más ante la queja de los agentes, la respuesta del Gobierno Sánchez es un monumento a las cajas destempladas:

Para los miembros de la Administración General del Estado es innegociable la jubilación a los 60 años en esas condiciones.

El mecanismo para rebajar la edad ordinaria exigida para el acceso a la pensión de jubilación de Mossos y Forales navarros es el siguiente, utilizar un periodo equivalente al que resulte de aplicar el coeficiente reductor del 0,20 a los años completos trabajados.

En cambio, para los policías nacionales, solo se les permite pasar antes de la edad de jubilación a lo que se denomina como segunda actividad, pero ese sistema conlleva una rebaja del sueldo y, por lo tanto, de la pensión de jubilación, justo lo que no sucede con la fórmula pactada con separatistas y proetarras.

UN MALTRATO MÁS

El cabreo sordo de los policías nacionales está más que justificado.

Y es que el Gobierno de Sánchez no está propinando el mejor de los tratos al Cuerpo Nacional de la Policía.

Uno de los temas más espinosos sigue siendo la equiparación salarial con los cuerpos autonómicos y, aunque tanto Sánchez como su ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, trataron de vender la misma como una realidad irrebatible, los datos cantan por sí mismos.

El sindicato de Policía Jupol hizo las cuentas y el resultado era sangrante:

A partir de los 55 años y 58 años los agentes pueden elegir pasar a segunda actividad. Puede ser por motivos psicofísicos. Y lo cierto es que sus complementos no serán equiparados. Es más, había 100 millones de euros previstos para que quienes quisieran y pudieran volver a la primera actividad, lo hicieran. Y nadie sabe qué ha pasado con eso.

Detalla el sindicato que tampoco han visto mejorada la cantidad ingresada ni por horas extraordinarios ni por tener que acudir a juicios:

Los gastos producidos por la asistencia a juicios tampoco se remuneran, y la policía autonómica tiene un complemento por esos actos. Las pagas extra y los servicios extraordinarios también se quedan fuera del plan de equiparación.

Concluye Jupol que:

Incluso con la equiparación diseñada a pleno rendimiento, los agentes nacionales siguen perdiendo entre 200 y 300 euros al mes con respecto a un mosso.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído