Expresidente de la Generalitat catalana

El TC sentencia por unanimidad que el xenófobo Quim Torra está bien inhabilitado

Le defiende el abogado Gonzalo Boye, condenado en su día a 14 años de cárcel por colaborar con ETA en el secuestro de Emiliano Revilla

El TC sentencia por unanimidad que el xenófobo Quim Torra está bien inhabilitado
Torra. PD

El Tribunal Constitucional ha decidido este 6 de octubre de 2020, por unanimidad, mantener la inhabilitación del expresidente de la Generalitat, el xenófobo Quim Torra.

El Pleno del Alto Tribunal se reunía para estudiar la petición de la defensa de que se suspendiera la condena de inhabilitación de 18 meses que le impuso el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y que confirmó recientemente el Tribunal Supremo por un delito de desobediencia, al negarse a retirar del Palau de la Generalitat una pancarta con lazos amarillos en apoyo a los presos del «Procés».

De hecho, la decisión de que sea el Pleno quien estudie esa petición, solicitada por Torra dentro del recurso de casación interpuesto contra la sentencia del Tribunal Supremo, fue del propio presidente del Alto Tribunal, Juan José González Rivas, dado la trascendencia del asunto que se trata.

El Pleno ha rechazado suspender la inhabilitación para cargo pública del dirigente independentista.

Los magistrados han desestimado al unísono la medida cautelarísima presentada por la defensa de Torra, ejercida por el abogado Gonzalo Boye, condenado en su día a 14 años de cárcel por colaborar con ETA en el secuestro de Emiliano Revilla.

Asimismo, el Alto Tribunal ha acordado abrir una pieza de medida cautelares para estudiar la suspensión de condena solicitada por el expresidente catalán pero escuchando previamente a las partes.

El TC, en un auto ponencia del magistrado Antonio Narváez, ha acordado estudiar el recurso de Torra debido a la indudable «trascendencia constitucional» del mismo, indican las fuentes consultadas.

Boyé, que tiene la vista puesta en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) entiende que con su condena a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobedencia se han vulnerado sus derechos fundamentales como al juez independiente e imparcial, a la igualdad ante la Ley, la libertad ideológica, libertad de expresión o a la tutela judicial efectiva, entre otros.

En la demanda de amparo, Quim Torra se presentó como víctima de una utilización espuria «del proceso penal para dar una pretendida pátina de legalidad a lo que constituye un verdadero fraude constitucional: el derrocamiento del Gobierno de la Generalitat surgido de las elecciones al Parlamento de Cataluña de 21 de diciembre de 2017, con su presidente a la cabeza, por medios no democráticos y solo aparentemente legales».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído