EL HOY MINISTRO DE JUSTICIA RECLAMABA EN EL AÑO 2017 LIMITAR LA CONCESIÓN DE ESA MEDIDA DE GRACIA

El Diario de Sesiones del Congreso ajusticia al ministro Campo por su pirueta con los indultos a los golpistas

Unidas Podemos y ERC también exigieron un endurecimiento de las medidas para acceder a ese perdón penal

El Diario de Sesiones del Congreso ajusticia al ministro Campo por su pirueta con los indultos a los golpistas

Son la perfecta esencia de lo que reza el primer mandamiento del perfecto comunista.

Haced lo que diga, no lo que haga.

Con el tema de la pretensión de conceder los indultos a los golpistas catalanes, el Gobierno socialcomunista ha quedado retratado por su propio pasado.

Y nada más y nada menos que el primero en acabar con la cara pintada es el actual ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, al que la hemeroteca institucional le ha dejado en paños menores.

Porque, tal y como este 29 de mayo de 2021 cuenta el diario El Mundo, resulta que el propio Campo, como diputado raso de los socialistas, en 2017, no era precisamente partidario de conceder al libre albedrío la figura del indulto.

Es más, exigía un endurecimiento de las condiciones y hasta los hoy socios del PSOE, Unidas Podemos y ERC, llegaron a reclamar que se dieran más pasos para dejar la concesión de los indultos en algo más que excepcional.

Según el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados del 14 de febrero de 2017, Juan Carlos Campo exponía los motivos de por qué había que subir el listón de las condiciones para acceder a esa medida de gracia:

Señorías, ha llegado la hora de modificar esa vieja ley para que la institución del indulto sea utilizada con finalidades constitucionalmente legítimas, impidiendo que al amparo de lagunas jurídicas el Poder Ejecutivo invada competencias que correspondan al Poder Judicial o a sus órganos de gobierno o infrinja los principios de seguridad jurídica y separación de poderes.

Incluso ponía el foco sobre los corruptos y aseguraba que estos no debían de tener abierta esa posibilidad de perdón penal:

Tolerancia cero con la corrupción. Nada impide que, vía legal, se amplíen los supuestos donde la gracia no alcance, y quiero señalar que la corrupción y la violencia de género piden a gritos ser excluidos de tal medida. Los motivos de concesión deben ser restrictivos.

De hecho, con ese criterio de sacar fuera de la ecuación a los corruptos, ahora mismo cuatro de los presos golpistas no podrían acceder a ese indulto.

Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa están en prisión por, aparte de promover el golpe de Estado, por malversación de caudales públicos.

Campo agregaba a su exposición que había que articular mecanismos para evitar que hubiera una arbitrariedad en la concesión de los indultos:

Mi grupo parlamentario entiende que hay que volver a una cierta exigencia de motivación, que al menos ya podría dar lugar a un control siquiera formal sobre su existencia, lo que supondría un freno a la arbitrariedad.

Sin embargo, en el plazo de cuatro años, Campo, ahora titular del departamento de Justicia, muda su criterio y pide que los indultos a los golpistas se vean con «total naturalidad».

Te puede interesar

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído