Los violentos independentistas tenían órdenes de usar “sustancias incendiarias, deflagrantes y explosivas” contra diferentes objetivos

¿También los indultará Sánchez?: La Guardia Civil considera «organización terrorista» a un grupo de los CDR

La Benemérita afirma que el violento Equipo de Respuesta Táctica (ERT) seguía las órdenes del denominado “CNI catalán”, quien les ordenó crear material exprosivo para tomar el Parlament

¿También los indultará Sánchez?: La Guardia Civil considera "organización terrorista" a un grupo de los CDR
Oriol Junqueras y Pedro Sánchez PD

El tufo de los indultos de Pedro Sánchez cada vez es mayor.

A pocos días de que el Gobierno PSOE-Podemos perdone a los golpistas catalanes, desde la Guardia Civil señalan como “organización terrorista” a los miembros radicalizados de los Comités de Defensa de la República (CDR).

Así lo indica la Benemérita en un informe enviado a la Audiencia Nacional, donde pone énfasis en las actividades violentas del Equipo de Respuesta Táctica (ERT), que forma parte de los CDR, y que tenía por objetivo «la planificación del asalto, ocupación y defensa del Parlament de Cataluña» una vez llegado el denominado ‘día D’, para lo cual manejaron sustancias explosivas.

“El Equipo de Respuesta Táctica (ERT) cumplía una labor fundamental en la planificación del asalto, ocupación y defensa del Parlament de Cataluña, quedando de manifiesto su naturaleza como organización criminal con finalidad terrorista de la que reúne todos los elementos», precisa el informe, fechado en mayo de 2021 y basado en los registros realizados en septiembre de 2019 que concluyeron con nueve detenidos.

La Benemérita, cuyo informe consta en el sumario de la causa, explica que «la organización gozaba de una elevada cohesión favorecida por la común pertenencia previa a los CDR, que permitía que todos sus integrantes persiguieran una misma finalidad en sus acciones, así como que compartieran un sustrato ideológico relativamente homogéneo y favorable a la obtención de la independencia catalana a través de un activismo radical».

El “CNI catalán”

La actividad del Equipo de Respuesta Táctica (ERT) de los CDR venía organizada desde un «colectivo clandestino denominado ‘CNI catalán'», lo que les vincula con una estructura aún más amplia y coordinada con una evidente intencionalidad política que, ahora, desde el Gobierno de Pedro Sánchez podrán favorecer a resurgir.

Como parte de los preparativos para la toma de la sede legislativa, el “CNI catalán” les ordenó a «elaborar sustancias incendiarias, deflagrantes y explosivas al objeto de llevar a cabo acciones contra diferentes objetivos que, a la postre, favorecieran el cometido».

En este sentido, los violentos hicieron acopio de «los agentes precursores necesarios, los manuales detallados, los datos y formulaciones manuscritas correctas y el material del laboratorio necesario para la síntesis de los compuestos explosivos».

De acuerdo con la Guardia Civil, «el grupo tenía vocación de permanencia en el tiempo, siendo prueba de ello la constitución del mismo a finales del año 2018 y las intensas relaciones existentes entre sus integrantes hasta el mismo momento de las detenciones».

Sánchez conoce el plan golpista

No es la primera vez que la Guardia Civil demuestra lo peligroso que pueden resultar los indultos de Pedro Sánchez a los golpistas catalanes.

A pesar de que el PSOE-Podemos lleva semanas haciendo campaña para promocionar los indultos, Oriol Junqueras y sus compañeros golpistas estarían lejos del arrepentimiento y todo formaría parte de un plan para retomar la declaración unilateral de independencia.

Así lo desvela la Guardia Civil. Como publica ‘El Confidencial’, la Benemérita intervino en octubre de 2020 a Xavier Vendrell, exsecretario de Organización del partido y cerebro en la sombra del 1-O y Tsunami Democràtic, “una nueva hoja de ruta secesionista que contemplaba la creación de una mesa de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez para conseguir el indulto de los condenados por la consulta de 2017 y forzar la ruptura definitiva de Cataluña con el resto de España”.

En concreto, se buscará repetir la operación mediante otra declaración unilateral de independencia (DUI) en el Parlamento de Cataluña.

Toda la información de la Guardia Civil no es un secreto para el Gobierno de Pedro Sánchez, ya que se encuentra en el sumario de la operación Voloh contra el presunto desvío de fondos públicos al ‘procés’ cuestiona la supuesta renuncia a la unilateralidad de ERC.

La “magnanimidad” que pide el líder del PSOE a los españoles solo tendría por meta dar una nueva oportunidad a los golpistas catalanes para buscar su objetivo. Al menos, así se establece en el milimétrico plan realizado por ERC que cuenta con tres pasos.

La fase de los indultos formarían parte del último peldaño, donde “se apuesta por crear una mesa de negociación con el Gobierno de Pedro Sánchez con el único objetivo de conseguir la liberación de los condenados por el 1-O y acordar la celebración de un referéndum pactado”.

Los golpistas catalanes, sin embargo, cuentan con un ‘plan B’ en el supuesto de que el PSOE-Podemos se niegue a pactar una consulta (en la que, por cierto, ya vienen trabajando conjuntamente): La declaración unilateral de independencia (DUI) para imponer la separación del resto de España por la vía de los hechos consumados.

“El secesionismo llegaría a ese punto con la legitimidad de haber intentado por todos los medios una solución negociada y con el supuesto respaldo de parte de la comunidad internacional. Es decir, que la mesa de diálogo con Moncloa solo sería una palanca instrumental para culminar, respetando la ley o al margen de ella, las aspiraciones de ERC”, sentencia ‘El Confidencial’.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído