Hablo sobre la realidad institucional e histórica de Navarra y las muchas manipulaciones que ha sufrido.

¿Qué es Navarra?

¿Qué es Navarra?

Navarra es eso, Navarra.

En la actualidad el viejo Reino de Navarra es una Comunidad Foral y diferenciada dentro de un país llamado España, nuestro país.

Escribo esto al inicio de mi artículo para que quien lo lea y no esté de acuerdo deje de leer a partir de aquí, o empiece a respetar la realidad dejando de vivir en un mundo paralelo.

Navarra nunca ha sido (ni será) Euskal Herría. Navarra nunca ha sido (ni será) Euskadi, País Vasco o Comunidad Autónoma Vasca. Navarra nunca ha sido Aragón (que fue reino fronterizo y ahora, comunidad autónoma vecina). Navarra siempre ha resistido a sus ataques, y sigue resistiendo aunque los ataques vengan de los propios navarros.

¿Saben cuándo Navarra fue derrotada? cuando los castellanos nos invadieron con ayuda de los hoy vascos. En 1200 nos quitaron los territorios occidentales y la costa peninsular. Más tarde fueron invadiendo el resto.

Pero Navarra aunque invadida socialmente resistió, y la prueba es que seguimos siendo navarros y seguimos viviendo en Navarra.

¿Qué papel tuvo Euskadi en todo esto? Ninguno porque no existía. De ahí vienen las ansias anexionistas de Euskadi con Navarra, y la falsa historia que los independentistas en Navarra defienden porque hasta ellos mismos se la han creido.

Navarra es una tierra milenaria, con una cultura diversa y una población plural. Siempre lo ha sido a lo largo de su historia. Precisamente por todo esto, no aceptamos el relato independentista. No aceptamos el relato de que Navarra fue y es aquello que el fascista, machista, homófobo y racista de Sabino Arana dijo que era.

¿Por qué nos quieren? Porque les damos legitimidad histórica. Cuando el Lehendakari vasco se reunió con Uxue Barkos (actual Presidenta de Gobierno de Navarra, afiliada al PNV) en el Palacio de Navarra… le cantó esa canción de Amaral que dice «Sin tí no soy nada». Coñe, que hasta el Euskera es nuestro y lo hablan porque nosotros se lo enseñamos.

Este artículo está muy lejos de querer ofender a los vascos y a la CAV, lo que sí que es es un baño de realidad histórica, cultural y patrimonial.

Una tierra próspera y bien cuidada era donde habitaban los Vascones (hoy navarros) que luego se expandieron y enseñaron y trasladaron su cultura a otros pueblos que se denominaron Vascongados (hoy vascos). ¿Comprenden la diferencia?.

Navarra es esa pequeña comunidad en la que existen diferentes culturas, pero todo es Navarra. ¿O es que los de Cortes se consideran de Aragón?… pues los de Etxarri Aranatz son del mismo sitio que los de Cortes, los de Urdáx y los de Sangüesa. Da igual la lengua que hablen y la cultura que tengan.

En un territorio tan pequeño caben la Selva del Irati y las Bardenas Reales, el euskera y el castellano, la jota y el aurresku… y todo esto bajo el paraguas histórico y cultural del viejo reino. De Navarra.

Ya vale de ataques a nuestra realidad, son varios y continuos y voy a poner dos ejemplos.

En la «Vuelta Ciclista al Pais Vasco», la Eurosport emitía el evento con una señal que le vendía EiTB. Al pasar por Gorraiz en televisión se pudo ver que ponía: «Gorraitz (Pais Vasco)». Pues no queridos manipuladores de EiTB, Gorraiz es y será Navarra. Lo denuncié y el coordinador de emisiones de Eurosport me pidió disculpas por escrito, aunque no valga para nada.

Otra de hace bien poquito, Osasuna firmaba un convenio (que a mí me parece estupendo) con clubes vascos para abaratar el precio de las entradas a los aficionados de los cubes firmantes. En la noticia se incluía a Osasuna como «club vasco» y no, es y será navarro. Esa nota de prensa la redactó el Atletic Club de Bilbao y la prensa española lo difundió atentando contra la realidad institucional de Navarra. Denunciar este caso, me costó mi puesto de trabajo en Osasuna.

EiTB y Atletic Club son dos ejemplos de instituciones que día a día manipulan para que Navarra vaya diluyéndose en el Narnia que ellos llaman Euskal Herria.

Amigos independentistas, en Navarra tenemos historia propia y cultura propia, no necesitamos la de otros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído