LA IZQUIERDA CONVOCA “MANIFESTACIONES ANTIFASCISTAS” EN LOS COLEGIOS ELECTORALES EL 10-N

La izquierda más agresiva ante el miedo a perder el poder

La izquierda más agresiva ante el miedo a perder el poder

Quiero decirles a las derechas que si triunfamos colaboraremos con nuestros aliados; pero si triunfan las derechas […] tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos”. Son palabras de Largo Caballero en 1936, continuación de las que pronunciara en 1933 igual de escalofriantes: Si no nos permiten conquistar el poder con arreglo a la Constitución […] tendremos que conquistarlo de otra manera. Esto sí es memoria histórica de la buena. Hace unos años, leer estas palabras parecía algo anacrónico, pero ahora es de rabiosa actualidad. La historia se repite, pues la izquierda actual encarna el mismo arquetipo de aquellos años salvajes, y ni siquiera se molestan en ocultarlo. Ya sabemos que eso de la democracia les viene grande, prueba de ello son las “manifestaciones antifascistas” que están organizando para el día de reflexión y el mismo 10-N en los propios colegios electorales, y la acampada  independentista que el gobierno ha autorizado en Barcelona delante de un colegia electoral. Y como aquí la izquierda está por encima de la ley y Marlaska es un monigote al servicio del caos, habrá que ir a votar contando con eso.

Como, a pesar del operativo institucional que han organizado, no les salen las cuentas, Sánchez ya no sabe a qué recurrir y pide el voto para acabar con los franquistas. Están temerosos ante el ascenso de VOX y la fuga de votos socialistas hacia esta formación. Su engreimiento le impide caer en la cuenta de que con quien queremos acabar es con él, que a él es a quien queremos exhumar de la Moncloa e inhumarlo “en un lugar discreto”, cuanto más lejos mejor. A este lugar también hay que enviar a todos los matones proetarras que siguiendo la dinámica del odio y los mandatos de Sánchez acaban de agredir a la candidata de VOX en Sestao, Nerea Alzola. Todo nuestro apoyo para ella.

Digo lo del operativo institucional porque se está organizando el pucherazo desde diferentes frentes. No está de más  repetir que Sánchez colocó a tres de los suyos al frente de Correos, el INE y el CIS, instituciones clave en lo relacionado con las elecciones. Del CIS se ha hablado más porque es el encargado de ENGAÑAR a los ciudadanos con las encuestas cocinadas, asignando a los partidos el número de escaños que al PSOE le conviene. Sánchez encabeza la lista ganadora, totalmente alejada de la realidad, y mucho menos la resultante después del inflado de Tezanos. La de VOX, analizando el sentir de los ciudadanos, creo que es real, aunque es cierto que la están utilizando como estrategia del miedo. A estas alturas no creo que cuele. Los ciudadanos han descubierto que el partido verde, lejos de ser ningún monstruo, aborda los problemas reales y prioritarios que se deben resolver, y que Abascal es un hombre al que sentaríamos a la mesa, como uno más de casa, cosa que no haríamos con otros.

Aparte del CIS que controla las encuestas, el Instituto Nacional de Estadística es quien se ocupa del censo. ¡Y eso sí es un caxondeo! En las elecciones pasadas hubo cientos de irregularidades, sobre todo, de personas a las que habían eliminado de las listas, a pesar de haber recibido una multa quince días antes en su domicilio. Sabemos ahora que en los últimos dos meses hay más de 200.000 nuevos censados con derecho a voto. Muy raro esto.

Otro tema escabroso es el del voto por correo, que controla el nuevo director de la institución y marioneta de Sánchez. El voto por correo no tiene ninguna garantía, al no existir cadena de custodia y no ser necesario el DNI. El caos es tal que, en las pasadas elecciones, ha habido muchos votos duplicados, de personas que votaron en urna y por correo. Es también llamativo, que Defensa haya organizado unas improvisadas maniobras en fechas electorales, viéndose obligados a votar por correo los 6.000 militares que participan. Aunque peor suerte tienen los 1.500 policías destinados en Barcelona, sin previo aviso, a quienes se les priva de su derecho al voto.

Otra de las novedades del gobierno de Sánchez es el compromiso de confidencialidad, secreto y por escrito, que el ministro Marlaska ha hecho firmar a los funcionarios encargados de la transmisión telemática de los datos de las actas electorales. Se les impide comunicar cualquier incidencia que se pueda producir durante la transmisión. ¿Qué están tramando? No es normal ponerse la venda antes de la herida. Esto es de una gravedad extrema, ya que los funcionarios sirven al Estado, no al gobierno de turno, pero Sánchez no siente ningún respeto por las instituciones.

Por si todo esto no fuera suficiente, como al okupa “cum fraude” de la Moncloa le fascinan los decretos ley, el 14/2019 del 31 de octubre permite al gobierno cerrar redes sociales y páginas web sin orden judicial, amparándose en razones de “seguridad pública”. ¡¡¡Es lo mismo que ocurre en los países comunistas!!!¿Se imaginan lo que esto significa?

A pesar de su gravedad, todas estas falcatruadas gubernamentales, tienen una lectura positiva, y es lo mal que les están yendo las cosas, el miedo que tienen a que los arrojemos al inframundo al que pertenecen. Por eso, hoy más que nunca, hay que mantener la fortaleza, la firmeza en las ideas, y la paz de espíritu para llevar a cabo el gran proyecto que la gente de bien quiere para España.

 

Te puede interesar

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído