¡AL LORO!

¡AL LORO!

 

Y no pasa nada: que la Iglesia que más luce,

Cual insta la Ultra-Izquierda, es la que más arde,

Y que no tiene sentido, según ésta aduce,

Que esté vacía, eso no es hacer alarde

De una amenaza de muerte, no es un cruce

De pájaros de rapiña que han llegado tarde

A la Democracia, y en Derecho de Pernada

La convierten a su antojo … ¡Y no pasa nada!;

 

Pero sí pasa, si cuatro balas, remitidas

En un sobre a tres personajes de la Izquierda,

No a un grupo de humildes personas, metidas

En una Iglesia, son una amenaza, que la cuerda

Tensan de su despotismo en todas las guaridas

De España, en las que, si no las llenan de mierda

Los Rojos que en ellas hozan, la cubren de cieno,

Silenciando lo propio y condenando lo ajeno;

 

Señor Iglesias ¡al loro!, que las amenazas,

Sean de la Ultra-Derecha, con unas trazas,

O de la Ultra-Izquierda con sus añagazas,

Para atizar el fuego del odio las mismas tenazas

Usa, y se defiende con las mismas corazas …

¿O acaso Podemos no cuenta con estas bazas?;

Si la Monasterio le empuja para que carde

Su cinismo, … ¡no huya!, … ¡no sea usted cobarde!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído