Los homenajes a separatistas y terroristas que han privado de su vida a semejantes

Nuestros talibanes

Los medios que alarman para hacerle la labor al Gobierno a cambio de subvenciones, reclaman diariamente desde las televisiones la atención de los ciudadanos

Nuestros talibanes

Si se detuviese al dueño de los locales de fiestas que vulneran salvajemente las normas covid como las que hemos visto en Torremolinos, San Sebastián o Barcelona, se acabaría lo que se está dando.

Pero si se les deja avanzar, sin  siquiera refrescarlos con chorros de agua antidisturbios y sin que los políticos, y no sólo sus voceros,  expliquen los riesgos de la pandemia, por ahí llegaremos a Kabul.

Los jóvenes necesitan naturalmente el rebaño, -aunque sea sin inmunidad,- y la mayoría de los chavales son jóvenes responsables con su impulso vital,  pero a algunos que salen en la tele diciendo que les da igual llevarle  a los mayores de riesgo el covid a domicilio como si fuera una pizza, les falta una patatina pal kilo.

Las guerrillas urbanas que sufren ahora gobiernos separatistas autonómicos y municipales en Barcelona o San Sebastián es lo que han venido sembrando durante décadas, cuestionando durante mucho tiempo toda autoridad, incluso la legítima.

Por ahí se llega a Afganistán y al imperio de los talibanes, «los estudiantes», «la yogurocracia», los que venían a acabar con la corrupción de los muyahidines que lucharon contra la invasión soviética, como aquí tenemos a los podemitas, nuestros talibanes con chalet.

Esto y los homenajes a separatistas y terroristas que han privado de su vida a semejantes, es lo que han traido nuestros talibanes y los que facilitaron su entrada como «el Mulá Sanchez», por no hacer aquello por lo que les pagan, por no perder el poder y temer por sus canonjías y sus prebendas.

Mientras tanto, los medios que alarman para hacerle la labor al Gobierno a cambio de subvenciones, reclaman diariamente desde las televisiones la atención de los ciudadanos.

Pero atizar la permanente alarma sobre los problemas, sin el enfoque sopesado y correcto, raramente contribuye a su solución.

Víctor Entrialgo

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído