No son bromas

Democracia y cloacas

Democracia y cloacas
Ley, leyes, legalidad, democracia y Estado de Derecho. Maximino Soriano.

La democracia no es ni religión ni doctrina perfecta, nada que ver con la democracia de los antiguos griegos. No consiste en votar, como creen algunos catalanes, y algunos licenciados e incluso profesores izquierdistas, legos en la materia por supuesto.

La democracia moderna, es un sistema de gobierno y tambien un estilo de vida con unos principios fundamentales garantizados por una Constitución y unas leyes, lo que se llama un ordenamiento jurídico.

El problema de la democracia, es que las garantías constitucionales, protegen por igual a los honrados y a los delincuentes.

Así pues, tenemos identificados a un grupo de terroristas, y nada puede hacer la policía, hasta que estos delincan. Y cuando la policía pueda actuar, es posible que ya haya un montón de muertos, en definitiva, no podemos protegernos, porque si la policía pudiese detener antes de la comisión de un delito, sería tanto como autorizar al Poder a reprimir a sus adversarios políticos.

Así es la democracia, la democracia es débil y no tiene mecanismos para defenderse de sus enemigos, ello la convierte en injusta, porque al proteger por igual a los buenos y a los malos ciudadanos, se convierte a los buenos en victimas de los malos. Y no hay solución a la vista, porque si la hubiese, ya la habría puesto alguien en marcha.

Sin embargo, las democracias mas antiguas como Inglaterra y los EEUU, y otros supongo, si tienen sus sistemas: las cloacas del Estado, lugar donde se esconden una serie de servicios que actúan por su cuenta y que deciden lo que es bueno y lo que es malo para el Estado, lo que tienen que arreglar ellos con métodos antidemocráticos, para proteger a la democracia.

Claro que hablar de esos sistemas de defensa en una democracia, pura como la nuestra, suena a blasfemia, recordemos al GAL, que al día de hoy todavía sale a colación para desprestigiar a los políticos que supuestamente lo pusieron en marcha.

Ahora las cosas están cambiando, el terrorismo islámico parece que va a prostituir bastante a nuestras democracias puras, no porque los franceses estén suprimiendo temporalmente artículos de su Constitución, sino porque el miedo de la gente la hace mas partidaria de la ideas de Maquiavelo en El Principe, aquello de que el fin justifica los medios.

Se vislumbran cambios en el horizonte no tan lejano, las cloacas se van a ampliar, y sino, al tiempo.

No es broma

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído