EL PP DE RAJOY HUELE A MUERTO

Dimisión de Aguirre: ‘La vecina de la primera planta’ deja Génova calcinada por corrupción

Aguirre se va en la más absoluta soledad y sin apoyos de peso en un PP que ya no reconoce

El mensaje que le lanzaba su partido era muy claro. La Séptima de Caballería no vendría a rescatarla

La corrupción del PP ha acabado con Esperanza Aguirre. Quién se lo hubiera dicho a ella, que presumía de haber destapado la Gürtel, una mentira que sólo ella se creía y que le servía para provocar a los periodistas de laSexta. —Esperanza Aguirre, a Cristina Pardo: «Por más que estés en laSexta, donde me verás en ‘Salvados’ hoy, no te contestaré más»

Aguirre se va en la más absoluta soledad y sin apoyos de peso en un PP que ya no reconoce. «En Génova la detestan. La suya no es, desde luego, una solidaridad orgánica ni corporativa; actúa sin más norte que su propia intuición, de índole populista», apunta Ignacio Camacho. —Esperanza Aguirre dimite como jefa del PP de Madrid agobiada por la corrupción

‘La vecina de la primera planta’ de Génova lo hace «por responsabilidad política» admitiendo que supo vigilar que los suyos no le se lo llevaran crudo.

¿Por qué lo hace? Hubo dos momentos que la empujaron a tomar esta decisión: el primero fue el registro de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil en el marco de la Operación Púnica. Aguirre dio una rueda de prensa en el peor estilo Carlos Floriano y afirma que ‘no le consta’ que haya financiación ilegal.

Cospedal en lugar de apoyarla le echó una mano al cuello en 13TV. La secretaria general del Partido Popular admitía que le disgustó que el PP de Madrid «contratara» al exgerente regional investigado por la trama Púnica e involucrado en el uso de las tarjetas opacas de Caja Madrid, Beltrán Gutiérrez Moliner, después de que fuera cesado a nivel nacional por ella misma. —María Dolores Cospedal acusa a Esperanza Aguirre de repescar al exgerente investigado

«Este señor deja de ser gerente», dijo, «pero la contratación particular que haga el PP de Madrid ni la controlo ni la dirijo», añadió. El mensaje que le lanzaba su partido a Aguirre era muy claro. La Séptima de Caballería no vendría a rescatarla y tenía que apañárselas sola.

Y lo peor estaba por llegar. Le esperaba la comisión parlamentaria que investiga la corrupción en la Comunidad de Madrid. Aguirre exhibió allí una extraña parsimonia. Cometió un premonitorio lapsus –‘cuando yo era presidenta del PP de Madrid’– y manifestó que la corrupción «nos está destrozando a todos».

Aguirre miraba a su alrededor con la mirada derrotada. El diputado de Ciudadanos Cesar Zafra se permitió vapulearla hasta dejarla sin contestación sobre su papel en la corrupción.

«¿Qué ha hecho usted para impedirla?», le inquirió. Aguirre tiró de argumentario. «Cesar a las personas implicadas antes incluso de que les imputase», a lo que le respondieron con el caso de Isabel Gallego que sigue estando a su cargo.

«Es usted espectacular», le espetó Zafra sobrándose. «Me recuerda a un niño que rompe un jarrón y echa la culpa al de al lado. Usted sabe de sobra lo que hace. ¿Cómo es posible si usted están tan preparada hayan hecho cosas? Si era usted la jefa», le dijo.

A Aguirre le faltaron las fuerzas para defenderse. Salió hecha trizas de esa comisión parlamentaria. Al día siguiente tomó la decisión de dimitir. Fue una rendición en diferido que deja muy debilitado a Rajoy y al PP en plena parálisis. Pero que no la echen de menos porque Aguirre siempre vuelve.

Te puede interesar

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído