VÍDEO VIRAL

Pablo Iglesias: «Esto es una tomadura de pelo; no os fieis de ningún político y de mí tampoco»

Tenemos un Gobierno instalado en la absoluta desvergüenza. La coalición PSOE-Podemos miente más que habla y no sólo en materia sanitaria o sobre esta pandemia de coronavirus que ni entienden ni saben gestionar.

Pero hay niveles y matices, incluso en la estulticia y el cinismo.

Y uno de los más elevados los alcanza día tras día la pareja formada por Pablo Iglesias y su consorte ministro Irene Montero.

Ha quedado patente con la subida del precio del recibo de la luz, en pleno invierno y de forma brutal, pero es algo que viene de lejos y no se agota en compras de chalets de lujo, sueldos millonarios y chapuzas varias.

En este vídeo, que circula por la los teléfonos móviles como la pólvora, el vicepresidente del moño lo resume de forma magistral en su mensaje final a la ciudadanía española: «Esto es una tomadura de pelo; no os fieis de ningún político y de mí tampoco».

Los españoles estamos sufriendo el mayor ataque a nuestras libertades por parte de un Gobierno en 40 años, y uno de los atacantes, el citado Iglesias, tiene la caradura de atreverse de vez en cuando a dar lecciones de democracia.

Es el colmo de la desvergüenza, pero algo ya típico de los oportunistas como él.

Podemos es un partido que se ha negado varias veces a condenar la brutal represión y las torturas contra los demócratas en Venezuela, simplemente por su afinidad ideológica con esa dictadura.

No hace tanto que hemos escuchado a Iglesias defender el comunismo, un sistema totalitario que ha matado a más de 100 millones de personas, sometiendo a muchos países a la opresión y la miseria.

Tampoco debemos olvidar que un año antes de fundar Podemos, Iglesias reconoció que se estaba dejando utilizar por la dictadura iraní para desestabilizar España.

De hecho, hasta su reciente entrada en el Gobierno de la mano del PSOE, Iglesias usaba un móvil pagado por los ayatolas y participó como presentador en un programa de un canal de televisión propiedad de esa dictadura, un régimen que ahorca a los homosexuales, lapida a mujeres y encarcela a cristianos.

Un régimen que Iglesias no ha condenado jamás, tal vez porque esa condena entraría en conflicto con sus intereses.

¿Y este tipo aún tiene la tremenda cara de ponerse a repartir carnets de demócrata y lecciones de coherencia?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído