Sesión Golfa

Juan Carrasco de las Heras

Deadpool: Burrodisney

Tengo bagaje comiquero para saber antes de ir a ver esta película que Deadpool (como “Masacre” lo bautizaron aquí) no es un supertipo al uso, y más allá de los poderes y el traje de mallas con máscara, en nada se parece este mercenario al mundo heroico que Marvel nos ha retratado en viñetas y también en cine. Con todo, reconozco que ya con los fascinantes créditos del principio, toda una declaración de intenciones, la película me tenía descolocado, porque desde que Disney compró la franquicia, no se espera uno que pase por el filtro un tipo tan bestia con unos comentarios tan bestiales, unas formas tan bestias de acabar con sus enemigos y una fijación amorosa tan bestia hacia su propio pene. Luego caí en la cuenta de que el personaje se enmarca en el mundo mutante, cuyos derechos están en manos de la FOX, no de Disney, y todas las piezas fueron encajando muchísimo mejor, mea culpa.

Muy irreverente, malhablado y bocazas hasta lo inverosímil, estamos además ante un tipo que huye de convencionalismos y se gana la vida torteando y posteriormente, entre chiste y chiste, desmembrando a individuos más malos que él. Para comprender sus poderes es mejor que vean la trama, pero se puede añadir que el efecto secundario es un deformado aspecto físico que hace que se sienta más cómodo con la cara tapada, lo cual da un montón de juego al humor (a la genial escena de epílogo post créditos finales me remito).

Ryan Reynolds, el que fuera protagonista de Linterna Verde, una de las peores películas de superhéroes que se han hecho, pugnando duramente con Elektra por se la peor), es ahora el artífice de que este proyecto haya tirado para adelante, y además es el protagonista del mismo para reconciliarse un poco con el género. Se cuenta para el papel coprotagonista de “la chica” con otra disidente de DC, Morena Baccarin, a la que muchos reconocerán por la serie Gotham.

Película en resumen resultona en sus escenas de acción y efectos varios, teniendo en cuenta que su presupuesto dista bastante de otros pesos pesados de la firma, y destinada a fans (adultos todos) del personaje del cómic, entre los que nunca me he encontrado, al que le rinde pleitesía y fidelidad. Recomendable también para ver algo diferente dentro del género, fresco (mucho) y echar unas buenas risas, porque la cinta es muy divertida entre diálogos mordaces y socarrones puyas hacia el universo Marvel y el mundo real que lo rodea. No tienen desperdicio los golpes de ingenio en los que se “acuerdan” de actores reales. Más allá de esto no hay mucho más. La historia no da para mucho (origen del personaje y convencional pelea con quien quiere arrebatarle lo poco que le queda) y remitiéndonos a lo mencionado de alejarse de lo típico, la innegociable aparición de otros personajes de la marca y el cameo de Stan Lee no nos lo quita nadie, así que ojos bien abiertos y recuerden: no es una película para ir a ver con niños, repito, no es buena idea identificar por defecto superpoderes con público infantil. Quien avisa no es traidor…

Dirección: Tim Miller. País: USA. Duración: 108 min. Género: Superhéroes, Acción, ciencia-ficción, fantástico. Intérpretes: Ryan Reynolds, Gina Carano, Ed Skrein, Brianna Hildebrand, Morena Baccarin, Stefan Kapicic, Karan Soni, Michael Benyaer. Guion: Rhett Reese y Paul Wernick; basado en el personaje de Marvel creado por Fabian Nicieza y Rob Liefeld. Estreno en España: 19 Febrero 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Carrasco

Éste homínido ceutí es crítico de cine desde hace años en el diario El Faro de Ceuta, así como responsable del espacio cinematográfico y de opinión "Fila 7" en la web www.ceuta.com y colaborador en la emisora de radio Onda 0 con su sección semanal "El Cine en la Onda".

Lo más leído