Sesión Golfa

Juan Carrasco de las Heras

Más de «Mediavilla»

El mundo del doblaje en España es toda una tradición artesanal, como las botas hechas a mano o las cestas de mimbre. Tiene sus ventajas e inconvenientes frente a la mayoría de los países, que subtitulan las versiones originales. La comodidad de oír a los protagonistas de la infinidad de aventuras y desventuras que pasan por gran y pequeña pantalla es muy grande, y la facilidad de haber hecho oído a otros idiomas precisamente en los ratos de ocio audiovisual se torna del todo práctico por otras partes del mundo en el aprendizaje de otra lengua. Ni que decir tiene que la mayor ventaja de las producciones en su versión no doblada es que parte importante de la esencia actoral, la voz de los intérpretes, forma parte de la ecuación final del trabajo de los mismos, lo que siempre resulta más completo y pleno para la experiencia del espectador. Dicho todo esto, la larguísima tradición de doblaje en nuestro país cuenta con unos profesionales magníficos que se han mimetizado en algunos casos con el actor o la actriz a los que ponen voz, y cuyas actuaciones los lleva más allá del arte y también de la artesanía por el camino de un trabajo impecable y harto difícil.

El pasado 19 de abril y a la edad de 77 años se despidió de su público para siempre el enorme Pepe Mediavilla, víctima de una enfermedad del corazón que lo tenía retirado del trabajo desde hacía dos años. Más de media vida de cualquiera que roce o supere la treintena oyéndole en papeles míticos de películas clave nos dejan bastante tristes por su desaparición y huérfanos de talento.

Mediavilla nació en Barcelona un 27 de abril de 1940, y comenzó en 1964 su amor por el doblaje en el estudio La voz de España. Ya nunca lo dejaría.

Pasó también por el mundo de la publicidad o la animación (quién no recuerda al Dr. Gang de la serie Inspector Gadget…), pero ante todo, y ahora sí que los lectores más despistados van a tomar de verdad consciencia de la pérdida, estamos hablando de las voces de Ian McKellen (en 16 películas) o de Morgan Freeman (en 54 películas) entre otros. Ahí queda eso. Cuando oímos en España la poderosa voz del mago Gandalf de la trilogía de El Señor de los Anillos, estamos oyendo a Mediavilla. También era Leonard Nimoy como el Doctor Spock de Star Trek, Marsellus Wallace en Pulp Fiction (voz a Ving Rhames), Nelson Mandela en Invictus, el detective William Somerset en Seven, Ellis Boyd-Red-Redding en Cadena Perpetua, o Ned Logan en Sin Perdón, poniendo en estos inolvidables cuatro títulos voz a Morgan “Presencia” Freeman.

Hace unos años lanzó su proyecto en su canal de YouTube uniendo poesía y música con Joe Atlan. Una joya para los sentidos que recomiendo a cualquier fan o profano en la materia.

Más de cincuenta años como doblador en más de 2.800 películas. Es de esas personas heroicas del cine a las que no pones cara, en este caso sí que le ponemos por supuesto inconfundible voz, pero se antoja clave para el producto final. Largo recuerdo y prosperidad…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Carrasco

Éste homínido ceutí es crítico de cine desde hace años en el diario El Faro de Ceuta, así como responsable del espacio cinematográfico y de opinión "Fila 7" en la web www.ceuta.com y colaborador en la emisora de radio Onda 0 con su sección semanal "El Cine en la Onda".

Lo más leído