Los bancos españoles logran capear el temporal sin más ayudas públicas

La subida de tipos de Mario Draghi impulsa a la banca en bolsa

Tras casi diez años de camino por el desierto de rentabilidades en un mundo de tipos cero, el sector bancario ha despertado

La subida de tipos de Mario Draghi impulsa a la banca en bolsa
Mario Draghi, Europa, UE, euro. PD

El sector gana un 2,58%, pese a que el Ibex 35 cae por octava semana consecutiva. La subida de tipos se adelanta en Europa a junio del próximo año

Tras casi diez años de camino por el desierto de rentabilidades en un mundo de tipos cero, el sector bancario ha despertado en bolsa.

Tras varias semanas casi en plano, el sector financiero español ha vuelto a protagonizar fuertes subidas de la mano de la intervención de Mario Draghi en el Foro sobre Bancos Centrales que organizó el BCE en Sintra (Portugal).

«Podemos estar más seguros sobre el retorno de la inflación hacia nuestros objetivos de lo que lo estábamos hace un par de años», resaltó el dirigente transalpino, que añadió que «el Banco Central puede acompañar la recuperación ajustando los parámetros de sus instrumentos de política monetaria».

Como explican Javier García Casco y Laura de la Quintana en ‘El Economista’ este 1 de julio de 2017, ni siquiera la filtración de un miembro del BCE a la agencia Bloom- berg, en las que aseguraba que el mercado había «malinterpretado» las palabras de Draghi, sirvieron para templar las expectativas de subidas de tipos.

  Según los cálculos de Bloomberg, el mercado de bonos descuenta que la reunión de junio de 2018 será la escogida para dar la vuelta a la manivela monetaria, aunque se espera que antes le preceda la reducción del programa de compras de activos.

«Esperamos que el BCE prepare el camino en su reunión de septiembre para, en octubre, anunciar que el QE será reducido desde los 60.000 millones de euros hasta los 40.000 millones en los seis primeros meses de 2018, seguido de un tapering más rápido en la segunda mitad del año», resaltan en Bank of America Merril Lynch.

La expectativa de que el BCE deje de apoyar al mercado con su programa de compras de deuda ha generado fuertes ventas en el mercado de renta fija en la última semana. Así, la rentabilidad de la deuda italiana a diez años escaló 24 puntos básicos, la alemana en 22 puntos y la francesa en 21 puntos. El bono español y el portugués a una década capearon mejor el temporal y vieron cómo su interés exigido escalaba en 15 y 12 puntos básicos.

Este repunte en el interés en la renta fija ha dado alas a la banca que ha sido el único sector, junto al de recursos básicos, que se ha librado de la quema esta semana. A diferencia del 2,9 por ciento que se dejó el EuroStoxx 50, el sectorial Stoxx 600 Banks se aupó un 2,6 por ciento. En la parte alta destacaron, además de Commerzbank e Intesa Sanpaolo -esta última celebró el rescate de los dos bancos del Véneto-, tres valores españoles como Bankia, Sabadell y CaixaBank, con avances que fueron del 5,51 por ciento en el caso del primero al 3,72 por ciento de la entidad presidida por Jordi Gual.

Así, desde que el 4 de octubre del año pasado una filtración de Bloomberg, cuando apuntaba que en el seno del BCE ya se especulaba con la posibilidad de retirar progresivamente su programa de compra de activos, el conocido como tapering, los seis bancos del Ibex 35 amplían sus ganancias hasta el 52 por ciento de media. El que más escala desde entonces es CaixaBank, que se dispara un 87 por ciento en el período. El podio lo cierran Sabadell y Santander, con avances del 58 y el 48 por ciento y a más distancia, pero también con avances de doble dígito, se sitúan Bankia -44 por ciento-, BBVA -39 por ciento- y Bankinter -26 por ciento-.

JP Morgan ha emitido un informe en el que ve a Banco Sabadell como el valor que más se beneficiaría de las subidas de tipos en la zona euro. «Por cada 25 puntos básicos que suba los tipos el BCE, el beneficio antes de impuestos de la compañía se elevaría un 9 por ciento», calculan en la entidad estadounidense. El de Bankinter y Bankia lo haría en un 4 por ciento; el de CaixaBank, en un 3 por ciento.

Felipe López-Gálvez, analista de SelfBank, reconoce que «los que están llamados a verse más favorecidos por las subidas de tipos son los bancos domésticos como Caixabank, Bankia o Bankinter», que tienen prácticamente el cien por cien de su negocio en suelo europeo, a diferencia del Santander y BBVA, los más internacionalizados y que solo obtienen una cuarta parte de sus ingresos en la zona euro. Según las estimaciones de JP Morgan, su beneficio antes de impuestos solo escalaría un 1 por ciento por cada subida de 25 puntos básicos del precio del dinero en España.

En Renta 4 esperan que los resultados del sector en el segundo trimestre no sorprendan tan positivamente como lo hicieron las cuentas de los tres primeros meses del año y esperan una corrección para «entrar en valores como el Santander (mejor después de conocerse el precio de la ampliación de capital que hará en julio), Liberbank o, por múltiplos, Banco Sabadell».

Descuento sobre su valor

La banca lleva años cotizando por debajo de su valor contable y la expectativa es que lo siga haciendo durante años. Es más, si las mayores entidades nacionales rozan ya cotizar a una vez sobre su valor en libros, a la banca mediana se le siguen apretando mucho las tuercas. BMN ha sido valorada esta misma semana a 825 millones de euros por parte de Bankia, que decidió comprar definitivamente las ex cajas con un descuento del 50 por ciento sobre lo que realmente vale el banco.

Unicaja, por su parte, se estrenó ayer en bolsa en el rango bajo de precios para lograr dotar de atractivo su OPS. Su valor en libros es de 0,48 veces (ver página anterior). Ahora bien, el mercado sugiere que el punto de inflexión podría llegar en el momento en el que el BCE decida actuar -previsiblemente dentro de un año-, aunque «el efecto no es inmediato sobre las cuentas de los bancos, si no que la subida se reflejará según vayan depreciándose los activos, como créditos, hipotecas y bonos», afirma Jaime Espejo, gestor de renta variable de Imantia Capital.

En lo que el mercado, en general, coincide es en pensar que la banca cotiza a unos múltiplos de valoración atractivos, a pesar de que ninguna de las entidades españolas cuenta desde hace años con recomendación de compra. Es más, una decena de expertos considera que es momento de empezar a incluir en cartera bancos cuando se produzca una importante corrección.

Sólo Bankinter se sitúa en bolsa por encima de su valor contable -en las 1,67 veces-, el doble de la media nacional (si se excluye a la entidad naranja del cálculo). Un promedio que tiran a la baja Liberbank, con un descuento del 70 por ciento sobre el valor en libros, el mayor del Stoxx 600 Banks; Unicaja, y también Banco Sabadell que cotiza aún un 30 por ciento por debajo de lo que vale el banco.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído