El pago de una parte del alquiler en dinero negro va a incrementarse

Vivienda: Pablo Iglesias se la mete doblada a Pedro Sánchez y destroza el mercado de alquiler

El PSOE cede ante Podemos y ERC: regulará los alquileres a cambio de sacar adelante los Presupuestos

Vivienda: Pablo Iglesias se la mete doblada a Pedro Sánchez y destroza el mercado de alquiler

Les importa la economia española un comino. En vísperas de que se debata en el Consejo de Ministros la aprobación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado, Podemos sigue exigiendo el compromiso de Sánchez de intervenir el precio de los alquileres para limitar su precio.

Es una medida que no está directamente incluida en las cuentas generales, pero la formación de Pablo Iglesias presiona para sacar del presidente del Gobierno la promesa de que verá la luz.

Se trata de un auténtico disparate: la intervención del Gobierno en la oferta y la demanda del alquiler tendría como consecuencia inmediata la retirada del mercado de miles de viviendas y, al mismo tiempo, crecerían los arrendamientos fraudulentos.

El pago de una parte del alquiler en dinero negro sería una constante. Es de cajón: todas las medidas populistas orientadas a contener el precio de los alquileres de forma artificial provocarían el efecto contrario: menos alquiler y más caro

En un momento en que la concesión de créditos hipotecarios para la compra de viviendas se complica, intervenir el mercado del alquiler sólo provocará que la oferta se reduzca, lo que incrementará el precio del arrendamiento. Si el comunismo mete sus mano en el alquiler, sufrirán arrendadores y arrendados provocando un auténtico destrozo en el mercado. La intervención pura y dura que reclama la extrema izquierda puede provocar un caos en el sistema inmobiliario, lo que le faltaba a la devastada economía española.

El dogmatismo populista supone toda una amenaza y puede ser la puntilla en un momento en que millones de familias españolas están sufriendo los demoledores efectos de la crisis.

Alterar de forma sectaria y dogmática las leyes de la oferta y la demanda en el mercado del alquiler se ha demostrado altamente ineficaz. En lugar de promover alquileres públicos, la izquierda populista recurre a medidas que suponen un auténtico disparate.

La presión de Pablo Iglesias sobre Pedro Sánchez se incrementa y no es descartable, pese a que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se mostró contraria a intervenir el alquiler, que Podemos vuelva a salirse con la suya. Crucemos los dedos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído