Llega la Manada Luparia, una atrevida propuesta de vinos modernos

Atractivos nombre conforman la Manada Luparia: La Burla, La Rebeldía, Los Amantes y La Inocencia. Son cuatro vinos modernos, fáciles de beber, que vienen para ayudar a los nuevos aficionados a conocer y disfrutar del mundo del vino. Así son estos cuatro vinos jóvenes (dos blancos, un rosado y un tinto), que se encuentran agrupados bajo el concepto de Manada y con nombres de relatos y mitos protagonizados por lobo; constituyen la Manada Luparia. Se trata de un conjunto de vinos compensado y único, con una presentación espectacular, que llegó al mercado la primavera de 2015 procedente de viñedos de Castilla-La Mancha, y que están clasificados como Vinos de la Tierra de Castilla.

Bajo el amparo de la firma Viña Luparia, se presentan estos vinos innovadores cuyas raíces históricas se encuentran en la zona de Valdepeñas, antigua tierra de lobos, de la que toman el nombre. Conscientes de que “la fuerza del lobo está en la Manada”, llegan juntos los cuatro primeros vinos, todos ellos de 2014, y cada uno inspirado en un cuento de lobos que da nombre al vino. Una historia famosa, que a todos evocará recuerdos y sensaciones, y que ayudará a comprender y recordar cada vino.

Cada nombre de los vinos corresponde a un cuento:

La Burla, Airén 2014 se basa en la historia de Pedro y el lobo.

La Rebeldía, Sauvignon-Blanc 2014 nos cuenta la historia del espíritu salvaje del lobo Amarok.

– El rosado Los amantes, Garnacha 2014 se vincula a la historia del lobo enamorado de la Luna.

– Y La Inocencia, Tempranillo 2014 Tinto Joven recuerda a la mismísima Caperucita Roja.

Así, cada vino de la Manada Luparia tiene entidad y personalidad propia, manifestada en un nombre cargado de significado reconocible también a través de un diseño
que anticipa visualmente las sensaciones y matices que el consumidor va a descubrir al probarlo. El proyecto Viña Luparia quiere ser una revolución en el sector vitivinícola y nace con el objetivo de crear vinos innovadores, adaptados al gusto moderno de los consumidores a quienes quiere descubrir una historia detrás del vino, desde el viñedo hasta su etiqueta.

La firma quiere hacer accesible, entendible y sexy el mundo del vino, aislándolo de toda liturgia y confiriéndole la sencillez de un juego en el que el consumidor pueda experimentar por sí mismo las sensaciones y los matices al adentrarse en él. Sus vinos proponen sabores nuevos, toques afrutados que muestren la variedad de uva sin artificios, y todo con una presentación y una historia que describan el vino y que sean fiel reflejo de lo que se va a encontrar al descorchar la botella. Unos vinos con personalidad que puedan ser también el vehículo para el aprendizaje y el conocimiento de los neófitos en la materia.

Viña Luparia define su trabajo a través de cuatro conceptos que se extienden desde el viñedo hasta la copa.

– En primer lugar la calidad y singularidad, que cada vino refleje la esencia de la zona, hallada en las mejores fincas.

– En segundo lugar, el equipo enológico de Viña Luparia apuesta por aprovechar las variedades autóctonas más destacadas o incluso las foráneas que han demostrado mejor adaptación.

– En tercer lugar, Viña Luparia trabaja para que cada detalle que rodea a los vinos sea capaz de transmitir la enorme pasión y el alma del proyecto vitivinícola.

– Y por último, todo está pensado para ofrecer una experiencia completa que consiga satisfacer plenamente las expectativas del consumidor, adaptándose a sus gustos con vinos fáciles de beber, que no renuncian a la máxima calidad, la potencia y la riqueza de matices.

Viña Luparia vive el vino como una manera de disfrutar, una manera de entender la vida. Quiere que los consumidores puedan comprenderlo y compartirlo, y por eso elabora vinos que transmitan conceptos, ideas y
sensaciones a través de todos los sentidos, desde el diseño de la botella, hasta el momento de la cata. Los vinos de Viña Luparia están disponibles en Tipos Infames e Isolee.

Veamos un poco sobre cómo es la cata de estos vinos:

La Burla Airén 2014: de color amarillo pajizo, se trata de un vino ligero, cuyos 11,5º permiten un paso fácil. En aromas destacan los cítricos con una marcada presencia de flores blancas. PVP: 4,75 €.

La Rebeldía Sauvignon Blanc 2014: a nivel organoléptico destaca su color
amarillo con marcados ribetes verdes. Aromas a pomelo, boj, frutas tropicales. En boca es denso, elegante, con buen recuerdo. PVP: 4,75 €.

Los Amantes Garnacha 2014: a la vista destaca un color rosa de gran
viveza con matices violáceos. Su perfil aromático está decisivamente marcado por la presencia de frutos rojos en su versión más dulce. De paso fácil y persistencia moderada. Juventud, luminosidad y color. PVP: 4,75 €.

La Inocencia Tempranillo 2014 Tinto Joven: color rojo guinda de intensidad media. Aromas de frutos rojos, fresa y frambuesa fresca. Ligero y suave en boca. PVP: 5,50 €.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, actualmente es director ejecutivo de Berbés Asociados, consultores de comunicación.

Lo más leido