Bodegas Barbadillo deconstruye sus ‘Reliquias’, vinos viejos, muy exclusivos y especiales en pequeño formato

Bodegas Barbadillo deconstruye sus 'Reliquias', vinos viejos, muy exclusivos y especiales en pequeño formato

Bodegas Barbadillo fichó el año pasado a Armando Guerra como director de Alta Enología. Y el fichaje se basó en la previa trayectoria profesional de este sanluqueño en el mundo del vino que estaba bien avalada por su experiencia en pro de los vinos de Jerez y Manzanillas desde la Taberna der Guerrita. Su posición le hizo encargado de gestionar la alta gama de las distintas bodegas del Grupo así como de estudiar el lanzamiento de nuevos vinos dentro de esta categoría. Y como es lógico desde este puesto se ha dedicado al trabajo con la gama de vinos viejos y especiales, entre otros menesteres, a los vinos más viejos y únicos de Barbadillo, conocidos como reliquias, razón por la cual lo traemos hoy a colación.  

El caso es que hace unos días, Bodegas Barbadillo nos invitó a una exclusiva videocata impartida por Armando Guerra (responsable de Descomunales Vinos Comunes-Alta Gama de Barbadillo) para presentar las nuevas Reliquias“Reliquias” se designan a aquellos vinos de mayor envejecimiento de Bodegas Barbadillo cuyo origen data de la primera mitad del siglo XIX. Se trata de unos vinos realmente únicos que se mantienen en lugares recónditos de las bodegas centenarias en Sanlúcar de Barrameda y de los que cada año se embotellan solo 260 unidades. Y así pudimos conocer de primera mano todos los detalles de  cuatro Reliquias: Amontillado, Palo Cortado, Oloroso y Pedro Ximénez. Y Armando Guerra quiso hacer la presentación de estas nuevas Reliquias, ahora –según sus palabras- deconstruidas. y de estas cuatro joyas es de lo que hoy vamos a hablar aquí, dando, como declaró el propio Armando, el protagonismo absoluto al vino por lo que esta nueva propuesta debe girar en torno a él”. Unos vinos con 200 años de vida, tanta que ni fecha se les puede poner…

Y la verdad es que estas Reliquias son toda una tradición admirada por todos los aficionados a los vinos generosos, tradición que se confirmó cuando Toto Barbadillo, cuatro frascas de sus vinos de la familia a Christie´s. Y la tradición ha adquirido este año un importante hito con la presentación de esta novedad, que permitirá que su degustación llega a más aficionados interesados en los mismos, ya que se ha reducido a la mitad el tamaño de las botellas, de ahí lo de usar el término «deconstrucción» de entrada. Ahora se presentan en medias botellas, en el modelo clásico jerezano; mas lo que hay dentro le puedo asegurar que no tiene parangón, por lo que la videocata fue una memorable experiencia que aquí hoy resumimos. Hay que destacar antes que las botellas tenían otro detalle muy especial, ya que venían cargadas de arte en sus etiquetas, que fueron pintadas a mano nada menos que por el reconocido calígrafo Goyo Valmorisco.

El primero de los cuatro vinos que hablaremos hoy es el Reliquia Amontillado, cuya historia empieza en la bodega del Toro, donde envejecía el amontillado “Soberana” que se completó con otro viejísimo, el amontillado “Hindenburg”, de las soleras del Conde de Aldana. Antonio Barbadillo Ambrossy cambió diez botas de manzanilla por cada una de este vino añejo. De gran finura pese a su vejez, goza de gran complejidad que resulta equilibrada, dando lugar a un vino punzante, seco y elegante. Amplio y muy seco en boca, se recrea en nosotros el recuerdo salino de su lejana crianza biológica como manzanilla, y nos seducen los finos toques a maderas nobles de su porte singular. Un vino que la propia bodega considera adecuado, por ejemplo, «para meditar».

Sobre el Reliquia Palo Cortado, podemos comentar que Barbadillo adquirió unos vinos muy viejos a mediados del siglo XIX. Fueron completados con vinos de las “Sacristías” de prestigiosas bodegas de la zona. Con estos montó una solera de Palo Cortado en la bodega de la “Casa de la Cilla”. El “NO” de a 1ª clase de esta solera es el que le ofrecen en esta Reliquia, explicando que denominan “NO” a las botas que por su antigüedad y calidad se marcaron y no han sido tocadas con el paso de los años. Su color oro viejo yodado, limpio y con reflejos caoba, alborota placenteramente nuestros sentidos. Su fondo de maderas nobles y sus matices amargos, jalonan el rito de contemplarlo y de disfrutar su complejidad y elegancia inmensas.resulta muy amplio en nariz, y equilibrado y seco en boca, trabando en nosotros, como indica la propia bodega, el «gusto persistente por lo auténtico».

El Reliquia Oloroso comienza su historia cuando al fallecer Antonio Barbadillo Ambrossy en 1921, aparecen en su testamentaría unos vinos denominados «del abuelo», en referencia a su abuelo Benigno Barbadillo Hortigüela, fundador en 1821 de Bodegas Barbadillo. estos vinos, sin ser tocados de generación en generación, tienen una crianza de más de 150 años. y de aquí surgió este espléndido Oloroso, de color caoba oscuro, limpio y con reflejos de ámbar dorado. Entre sus destellas surgen intensos y agradables aromas a nobles maderas y frutos secos, de gran intensidad, y a la vez manifestando mucho cuerpo. En la bodega nos señalan que e sun vino «para no olvidar».

Y el cuarto de la colección es el Reliquia Pedro Ximénez, que procede unos toneles de un viejísimo Pedro Ximénez que Rafael Terán Carrera dejada a Antonio Barbadillo Ambrossy a finales del siglo XIX. Estos vinos formaron en 1921 la solera de los añejos Pedro Ximénez en la bodega del Potro. De intenso color caoba oscuro con reflejos topacio y ribetes dorados, en nariz destaca su fondo de nobles maderas que se multiplica en complejos e intensos aromas pasificados. En boca se va deshaciendo su complejidad densa y sedosa persistiendo largamente como un feliz recuerdo. Un vino que la bodega recomienda para «culminar una gran comida».

Estas cuatro joyas se venden cada una en botella de 350 ml a un precio de 380 €/unidad.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído