Kadian Nelson tiene 27 años

Los presos reciben con una paliza y desfiguran la cara al pederasta que raptó y violó a una niña de 13 años

La Policía de Londres lo atrapó  tras publicar una imagen suya en redes sociales justo antes de cometer el crimen.

Los presos reciben con una paliza y desfiguran la cara al pederasta que raptó y violó a una niña de 13 años
El pederasta Kadian Nelson, cuando se llevaba a la niña. PD

Le han dado lo suyo a Kadian Nelson. Y se lo tenía merecido.

El pedófilo, que secuestró y violó a una niña de 13 años, fue brutalmente agredido nada más entrar en prisión.

Lo metieron entre rejas poco después de que confesara su delito ante un tribunal en Reino Unido y al llegar a la cárcel fue recibido a lo bestia..

Tal y como recoge el Daily Mail, el pederasta Nelson, que tiene 27 años de edad, admitió esta semana haber secuestrado, violado y amenazado de muerte a una niña de 13 años el pasado mes de noviembre.

Tras ingresar en la prisión de Wandsworth, al sur de Londres, en medió de la paliza colectiva, otro preso le atacó, con la intención de desfigurarle el rostro, causándole heridas en la cara, por las que tuvo que ser sometido a una operación quirúrgica.

El tipo perpetro su crimen a primera hora de la mañana en la zona de Mitcham, en la capital británica, cuando la niña se dirigía al colegio.

Según confesó el propio Nelson, se acercó a ella por detrás y le puso una mano en la boca y con la otra sujetó la cabeza.

Tras amenazar con matarla, la llevó a un callejón, donde obligó a su víctima a quitarse el abrigo y la chaqueta de su uniforme escolar.

Logrado esto, procedió a violarla. Posteriormente la cubrió con su propia chaqueta.

Otra joven fue testigo de los hechos y su madre avisó a la policía.

Un familiar salió al encuentro del joven, que dijo que la chica era su hermana.

Antes de que llegara la policía, Nelson logró huir.

La policía difundió en redes sociales una imagen de Kadian Nelson para forzar a que se entregara, pero pidió a la ciudadanía que nadie se tomara la justicia por su mano.

Pocas horas después del suceso fue detenido en la zona de Tooting.

Ahora, seis meses después de los hechos, ha confesado ante un tribunal su culpabilidad, tras lo que fue llevado a la prisión donde fue agredido.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído