«Himno a Castilla», Premio «Las Castillas y León», 1983

 

SE CONOCE COMO «HIMNO a Castilla», «HIMNO CULTURAL de Castilla» o como «Madre nutricia, Castilla, recobrarás tu pujanza» el que fue escogido y aprobado por la Asociación «Amigos de las Castillas y León» en octubre de 1983 y usado como propio de esta Asociación Cultural en sus actos, en la versión más abreviada que la completa que aquí se ofrece.
 
Las bases del certamen literario de Poesía “Premio Las Castillas y León, 1983” convocado por esta asociación, y ganado por este poema, subrayaban el encargo de realzar especialmente la unidad de las provincias de Castilla la Vieja y la Nueva como una misma entidad cultural, al margen de toda consideración autonómica o de política concreta.
 
Desde entonces, en versión completa o más reducida, por la larga extensión del poema, ha sido recogido en diversos libros y páginas digitales de internet.
 
La versión más abreviada del poema consistía en la lectura o entonación de las cinco primeras estrofas del Himno.
 
HIMNO A CASTILLA.
MADRE NUTRICIA, CASTILLA, RECOBRARÁS TU PUJANZA
 
¡Sal a la calle, Castilla,
a proclamar la esperanza!
¡Madre nutricia. Castilla,
recobrarás tu pujanza!
 
En cinco partes partida
quieren talarte las alas,
pero el fuego de tu yesca
se inflamará en nuevas llamas.
 
Han aventado tu cuerpo
como tierra troceada,
han aventado tu cuerpo
¡no podrán talar tu alma!
 
Lo que se sabe de un todo
cuestión de tiempo es que arda,
todas tus partes, Castilla,
retornarán a tu barda.
 
¡Sal a la calle, Castilla,
a proclamar la esperanza!¡
Madre nutricia frondosa,
recobrarás tu pujanza!
 
DESDE LA BÁRDULA CASTRO
 
Desde la bárdula Castro
te abrazaste a la Montaña
para levantar castillos
y sentirte castellana.
 
En Burgos ya te erigiste
en gótica hilera larga.
A Logroño le llevaste
tus neveros de linfa alba
 
y el dulce son de tu lengua
mitad ibera y romana.
Del Duero fuiste a beber
en su ballesta soriana
 
y en Ávila y Segovia
libaste de sus fontanas,
Valladolid y Palencia
te dieron su espuma blanca.
 
Por entre Toro y Zamora
el río Duero te ensancha
y en belleza te refleja
el Tormes de Salamanca.
 
La Tierra de Campos gótica
góticamente te ama.
Por varia, te condecora
cada una de tus comarcas.
 
Gleba actual, barroca, clásica
y hermosamente románica.
Medieval, mudéjar, lírica,
épica y contemporánea.
 
CRUZASTE POR LA TRANSIERRA
 
Cruzaste por la Transierra
a Madrid, Guadalajara,
Toledo alcor, Cuenca en risco,
Campo en Montiel y la Mancha,
 
Ciudad Real y los Montes
Alcaraz y Calatrava.
¡Levántate, iza, y, erguida,
pon con otras tu palabra,
 
que todas las tierras, todas,
tener voz han en España!
Castilla, muéstrate bella,
satisfecha de tu habla.
 
QUE SUENE FUERTE Y SONORA
 
¡Que suene fuerte y sonora
tu palabra castellana,
clamando por ser ya libre
/y por no sentirse esclava!
 
¡No le faltará a esta tierra
ni alto cielo ni semilla,
que en raíz de fértil sierra
plantó su casta Castilla!
 
¡Salid, salid a la calle,
a proclamar la esperanza!
¡Madre nutricia, Castilla,
recobrarás tu pujanza!
 
¡No le faltará a esta tierra
ni alto cielo ni semilla,
que en raíz de fértil sierra
plantó su casta Castilla!
 
Castilla, muéstrale a todos
la hermosura de tu casa.
Que ilumine tu belleza
la antorcha que nos abraza.
 
Somos nosotros, Castilla,
los que iniciamos la marcha,
que nos retorne a tus brazos,
nos reponga a tu morada
 
¡Salid, salid a la calle,
a proclamar la esperanza!
¡Madre nutricia, Castilla,
recobrarás tu pujanza!
 
¡Erguid alta la cabeza!
¡Cruzad la calle en alianza!
¡Ved de nuevo cómo empieza
Castilla a ser la que avanza!
 
¡Ved que viene sin tardanza
y que aflora primavera
a la tierra comunera
/de Castilla al fin entera!
 
Madre nutricia, en tu savia
vibra otra vez la confianza
si enarbolamos la lanza
en que ondea la esperanza.
 
¡Salid, salid a la calle,
a proclamar la esperanza
!¡Madre nutricia, Castilla,
recobrarás tu prestancia!
 
DEJARÁS DE SER UNA TIERRA DISGREGADA
 
Dejarás pronto de ser
una tierra disgregada.
y serán agua pasada
quienes cercenan tus ramas.
 
¡Sed Castilla! Que no se hierra
ni a cultura ni a la entraña,
y entre las otras de España
tendrá futuro esta tierra!
 
¡Tendrá un hoy, tendrá un mañana,
unida otra vez y entera,
no será a sí misma extraña,
será común, comunera,
 
y por encima de todo
vida que a vida se abriera,
fulgor que con todos se iza
flameando su bandera.
 
Autor: Juan Pablo Mañueco
 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Juan Pablo Mañueco

Nacido en Madrid en 1954. Licenciado en Filosofía y Letras, sección de Literatura Hispánica, por la Universidad Complutense de Madrid

Lo más leído