"¿Necesitas ayuda?"

Esta camarera rescató al niño de esos padres maltratadores con una nota secreta

Flavaine Carvalho se sorprendió de que sus padres no pedían comida para él y pudo ver que tenía heridas

Esta camarera rescató al niño de esos padres maltratadores con una nota secreta
Flavaine Carvalho, su nota y los padres maltratadores. PD

Un aplauso sincero a Flavaine Carvalho.

La joven camarera rescató, gracias a su nivel de observación y a su astucia, a un niño que era víctima del maltrato y los abusos de su familia.

Como recoge TooFab.com, los hechos ocurrieron en Orlando, Florida.

Flavaine estaba trabajando en el restaurante Mrs. Potato el día de Año Nuevo cuando notó algo inusual: dos padres pidiendo comida para ellos, pero nada para el niño de 11 años que los acompañaba.

«Eso me resultó muy extraño», recordó Carvalho en una conferencia de prensa con la policía de Orlando.

La camarera se acercó a la familia y preguntó si su comanda estaba bien, ya que el niño no había pedido nada; el padre respondió que todo estaba bien y que el niño comería en casa más tarde esa noche.

Fue entonces cuando Carvalho notó un gran rasguño entre las cejas del niño, así como moretones en el lado del ojo y los brazos, y supo que algo andaba mal.

«Comencé a observarlos y pude ver que el niño estaba súper callado y triste», dijo la camarera.

El niño, sentado frente a sus padres, podía ver a la camarera, pero los progenitores no. Entonces, Carvalho escribió un letrero preguntando si estaba bien. El niño asintió con la cabeza. «Pero no me convenció», dijo la camarera.

Minutos después, escribió una segunda nota preguntando: «¿Necesitas ayuda?» Esta vez asintió con la cabeza.

Fue entonces cuando la joven llamó a la Policía y les contó lo que estaba ocurriendo.

La policía llegó en pocos minutos e interrogó a los padres. Cuando los agentes le subieron las mangas al chico, éste hizo una mueca de dolor. Encontraron hematomas en todo el cuerpo del pequeño.

Una vez en el hospital, la realidad se reveló como mucho peor. El niño dijo a la policía que su padrastro lo golpeaba con los puños, una escoba de madera y un rascador de espalda. Dijo que lo habían colgado boca abajo del marco de una puerta por los tobillos y atado a una plataforma rodante para muebles.

Explicó que regularmente se le negaba la comida como castigo. Los médicos descubrieron que tenía unos 9 kg de peso inferior al normal. Incluso en la llamada a la policía, Carvalho asumió que el niño solo tenía 8 años.

El padrastro fue arrestado por tres cargos de abuso infantil agravado y un cargo de negligencia infantil, mientras que la madre fue arrestada por dos cargos de negligencia por no proteger a su hijo.

El niño fue puesto bajo custodia, al igual que su hermana de cuatro años, que había estado con ellos en el restaurante en ese momento.

«Para ser sincera, lo que pasó este niño fue una tortura», dijo la detective Erin Lawler en la conferencia de prensa. «No hay ninguna justificación para ello en ningún lugar del mundo. Soy madre y ver lo que tuvo que pasar ese niño de 11 años te impacta el alma».

El jefe de policía de Orlando, Orlando Rolon, agregó: «Podría haber sido una situación de homicidio si ella no hubiera intervenido».

En GoFundMe se ha creado una campaña para recompensar a la heroica camarera, que está cerca de alcanzar los 20.000 euros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído