Abdi Hassan viajó con su lugarteniente a Bélgica convencido de que protagonizaría un documental

El vanidoso ‘Rey’ de los piratas somalíes cae como un pardillo en una trampa de cine

Al llamado malandrín lo engañaron como un chino unos agentes secretos con el señuelo de hacer la película sobre su vida

La jugada maestra requirió meses de negociación en los que un grupo de agentes se hicieron pasar por artífices de ese supuesto documental para seducir al pirata

Malo, malísimo pero también tonto y tontísimo. Y además un presumido de mierda, porque ha sido lavanidad lo que ha llevado al pirata somalí Mohamed Abdi Hassan, uno de los más buscados del mundo, e implicado en su día en el secuestro del atunero vasco Alakrana, a la cárcel.

Y no en Somalia, Kenia o un país de los alrededores, sino en la lejana y opulenta Europa. Las autoridades belgas detuvieron el pasado sábado a Mohamed tras haberlo atraído hasta Bélgica con una falsa promesa: participar en una película sobre su vida.

La jugada maestra requirió meses de negociación en los que un grupo de agentes se hicieron pasar por artífices de ese supuesto documental para seducir al pirata.

Nada más poner un pie en el aeropuerto de Bruselas, fue detenido por delitos de secuestro, crimen organizado y piratería.

Afweyne, que atesora decenas de millones producto de sus fechorías, había decidido recientemente abandonar la piratería tras años de dedicación. A principios de año proclamó que se había ‘jubilado‘ y que pensaba convencer a otros de seguir sus pasos, pero seguía siendo considerado como uno de los «líderes más destacados e influyentes» en el mundo de la moderna piratería en Somalia, según  un informe de la ONU del año pasado.

La forma en que anunció al mundo su retirada del oficio da pistas sobre la vanidad de este personaje y alertó a los servicios secretos belgas, que decidieron tenderle una trampa.

A través de agentes encubiertos, le comieron el tarro ofreciéndole protagonizar un fastuoso documental sobre su vida. Y el tipo picó como un pardillo.

Afweyne, aceptó la propuesta, pero a su llegada a Bélgica acompañado por el malvado Mohamed M. A, alias Tiiceey, se encontró con un policía federal que procedió a detenerle.

Ha sido trasladado a la cárcel de Brujas y puesto a disposición judicial.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído