El presidente de EEUU da luz verde a los controvertidos oleoductos Keystone XL y Dakota Access

Donald Trump aprueba hoy la construcción del muro en la frontera con México

También tomará algunas de sus decisiones en materia de seguridad nacional

Donald Trump aprueba hoy la construcción del muro en la frontera con México
Donald Trump firma documentos en la Casa Blanca. WH

El muro en la frontera ha sido una de sus promesas electorales más polémicas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que a partir de este miércoles 25 de enero de 2017 comenzará a anunciar algunas de sus decisiones en materia de seguridad nacional y, en particular, la de construir un muro en la frontera con México, una de sus promesas de campaña más polémicas (El vídeo del peligroso guardaespaldas de Trump que lleva unos brazos falsos).

En un comentario publicado en su red social Twitter, Trump ha señalado que «será un gran día en cuanto a seguridad nacional» (El desternillante vídeo con el que Holanda hace la pelota a Donald Trump: «Os follaré a todos»).

«Entre otras cosas, ¡construiremos el muro!».

Fuentes de la Casa Blanca han confirmado a la cadena CNN que el anuncio se hará público a las 13:25 horas (19:25, hora peninsular española), durante el paso de Trump por el departamento de Seguridad Nacional.

Asimismo, anunciará varias órdenes ejecutivas, entre ellas una sobre los recursos federales para la construcción del muro y otras con respecto a visados y entrada de inmigrantes procedentes de países que «patrocinen el terrorismo», como Irak, Irán, Siria, Yemen, Sudán, Somalia o Libia.

Trump ya se comprometió en campaña a deportar o encarcelar a tres millones de inmigrantes ilegales y con antecedentes penales una vez tomara posesión de su cargo el próximo mes de enero.

También prometió levantar un muro -o en su defecto, una alambrada en algunas zonas- en la frontera con México, medida que le ha supuesto varios encontronazos verbales con el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto.

La Casa Blanca anunció el pasado fin de semana que ambos se reunirán el próximo 31 de enero, en un encuentro en el que el muro y la política migratoria del republicano serán los protagonistas.

A TODA MÁQUINA

Este martes, Trump firmó dos órdenes ejecutivas para resucitar los polémicos proyectos de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access, según medios locales que citan fuentes de la Casa Blanca.

Trump avanza de este modo, en su cuarto día en la Presidencia, en sus promesas electorales de revertir esas prohibiciones dentro de su plan para revitalizar la industria energética estadounidense y favorecer la creación de empleo en el sector petrolero.

Ambos proyectos, a los que se oponían frontalmente los grupos de defensa del medioambiente, fueron vetados bajo la anterior presidencia del demócrata Barack Obama.

El oleoducto Keystone SL, de la canadiense TransCanada, tenía como objetivo transportar unos 830.000 barriles diarios de petróleo crudo sintético y bituminoso diluido desde la provincia canadiense de Alberta a diferentes lugares de Estados Unidos, incluidas refinerías de Texas en el Golfo de México.

Los ecologistas habían criticado sus potenciales efectos adversos sobre el medioambiente en parte de su recorrido.

Por su parte, el Dakota Access, un proyecto de 3.800 millones de dólares, llevaría medio millón de barriles de petróleo desde los yacimientos bituminosos de Dakota del Norte a una infraestructura ya existente en Illinois.

Este oleoducto tenía previsto atravesar el río Misuri y el lago artificial Oahe, fuentes de agua potable para la tribu Standing Rock Sioux.

Trump ha firmado además otra orden ejecutiva que establece que la tubería necesaria para construir esos oleoductos «debe estar fabricada en Estados Unidos, porque ahora muchas de las tuberías se fabrican en otros países». «Vamos a construir nuestras propias tuberías, como solíamos hacer en otros tiempos», ha sentenciado el nuevo presidente.

La empresa responsable del proyecto Keystone XL, la canadiense Transcanada, ha expresado su interés en retomar la construcción del proyecto.

PRIMER DISCURSO EN EL CONGRESO

Por otro lado, este martes el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ha invitado formalmente a Donald Trump, para que pronuncie su primer discurso ante los congresistas el próximo 28 de febrero.

En 2009, el entonces recién investido presidente, Barack Obama, también recibió una invitación similar para hablar ante miembros de la Cámara de Representantes y el Senado. El gesto también se ha extendido en este caso a Trump, que tomó posesión del cargo el 20 de enero.

Ryan ha anunciado en rueda de prensa que Trump hablará el 28 de febrero. «Será una oportunidad para que los ciudadanos y los legisladores puedan oír directamente del presidente su visión y nuestra agenda compartida», ha explicado, según CBS News.

Un portavoz del líder de la Cámara de Representantes, Doug Andres, ha explicado que Ryan y Trump se reunieron el lunes por la tarde para consultar sus respectivas agendas y discutir, entre otras cuestiones, los calendarios para derogar algunas de las medidas estrelladas aprobadas por Obama.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído