MUNDO CRUEL

Descubren en Tulsa, EE.UU. evidencias de fosas comunes de una terrible matanza racial en 1921

Después de casi un siglo, Tulsa puede estar más cerca de responder finalmente si los cuerpos de personas negras asesinadas en la masacre racial de 1921 fueron arrojados a fosas comunes después de uno de los peores episodios de violencia racial en la historia de Estados Unidos.

Un equipo de arqueólogos forenses que pasaron semanas usando el radar de penetración en el suelo en tres sitios de la ciudad anunció el lunes por la noche que encontraron «anomalías» consistentes con fosas comunes que justifican más pruebas.

Los científicos afirman que detectaron anomalías debajo del suelo en el cementerio de Oaklawn y un área en Tulsa llamada «The Canes», donde el puente de la Interestatal 244 cruza el río Arkansas. Recomendaron más estudios de radar y excavaciones físicas de los sitios.

Phoebe Stubblefield, una antropóloga forense de la Universidad de Florida que se especializa en la identificación de restos humanos, calificó los hallazgos como prometedores, pero también advirtió que «no sabemos qué hay debajo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído