El filtrador de documentos secretos de la Casa Blanca tiene por fin un pasaporte

El ‘topo’ Snowden deja el aeropuerto de Moscú y se asila en Rusia

El exanalista estadounidense de la CIA sale de la zona de tránsito del aeropuerto de la capital rusa, donde permanecía desde el 23 de junio

El 'topo' Snowden deja el aeropuerto de Moscú y se asila en Rusia
Edward Snowden. PD

Edward Snowden ha abandonado este 1 de agosto de 2013 el aeródromo de la capital rusa, donde se encontraba desde el pasado 23 de junio.

El excontratista de la NSA ha cruzado la frontera rusa, dejando así la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú. La entrada de Snowden en territorio ruso se habría producido, afirma «Wikileaks», gracias a que el Kremlin ha otorgado al filtrador el estatus de refugiado y le ha concedido asilo temporal.

El exanalista informático de la CIA abandonó la zona de tránsito internacional donde se encontraba desde el 23 de junio pasado, cuando llegó en vuelo procedente de Hong Kong y con la intención de seguir viaje a La Habana, y en estos momentos se encuentra ya en la ciudad de Moscú.

Su paradero exacto es desconocido y no se hará público, dijo su abogado ruso, Anatoli Kucherena.

«Es una de las personas más buscadas en el mundo», explicó esta decisión Kucherena, quien agregó solamente que Snowden se encuentra en «un lugar seguro».

El abogado ruso le entregó a Snowden no solo los documentos que le permitían salir del aeropuerto de Sheremétievo, sino también y al mismo tiempo el que le otorga asilo temporal por un año.

Con él, el analista estadounidense puede teóricamente viajar con toda libertad por el territorio de Rusia, es decir, que no necesariamente debe quedarse en Moscú.

Snowden ha permanecido poco más de un mes en la terminal aérea, muchísimo menos que el que ostenta el récord de vida en un aeropuerto, Mahrab Karimi Nasseri. Este iraní estuvo 20 años en el parisino Charles de Gaulle y su destino inspiró dos películas, la última, La Terminal, con Tom Hanks en el papel principal.

Pero aunque esté muy lejos del récord de Nasseri, pocas dudas cabe que más de algún director querrá rodar la aventura del filtrador de la CIA que se ha convertido en una especie de hombre invisible.

Griffin, el protagonista de la novela homónina de Herbert George Wells, tuvo un final trágico y Snowden sabe que debe ser muy cuidadoso para no terminar mal. Su principal problema ahora será cómo abandonar Rusia sin que sus perseguidores se enteren o cómo cambiar su estatus de refugiado temporal por uno de residencia permanente.

En cualquier caso, su estancia en Rusia está condicionada a que abandone sus actividades contra Estados Unidos.

Esta condición la puso el presidente ruso, Vladímir Putin, cuando dio a entender que el Kremlim estaría dispuesto a concederle asilo y Snowden aseguró posteriormente que la cumpliría.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído