La fuerza militar "no oficial" a favor de Rusia

Grupo Wagner: así opera el sangriento ejército de mercenarios de Putin

El grupo ha sido señalado por tener operativos en Siria y Libia, Sudán, la República Centroafricana y Venezuela

Grupo Wagner: así opera el sangriento ejército de mercenarios de Putin

Pueden torturar durante horas, decapitar a sus víctimas o utilizar cualquier método sangriento.

Son muchos los vídeos que muestran la crueldad del Grupo Wagner, especialmente difundidos en Rusia.

Periodistas y analistas han logrado caracterizar cómo funciona este ejercito privado de mercenarios rusos, el grupo armado alineado con los intereses de Vladimir Putin.

Algunos lo han llegado a definir como la fuerza militar «no oficial» a favor de Rusia con operativos en Siria y Libia, Sudán, República Centroafricana, y también han sido señalados por tener presencia en Venezuela.

Sin embargo, desde el Kremlin niegan su existencia, como era de esperarse rechazan que el gobierno de Putin tenga alguna relación con Wagner.

Los mercenarios

El Grupo Wagner ganó notoriedad al apoyar a los rebeldes prorrusos en el conflicto armado de Ucrania que provocó la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014.

Desde entonces, quienes lo han estudiado, lo describen como un ejército privado que puede contratar mercenarios para despliegues en zonas de guerra o realizar acciones más específicas como brindar seguridad o realizar ataques selectivos.

Para Amy Mackinnon, investigadora del portal de análisis Foreign Policy con sede en Washington, el Grupo Wagner es difícil de definir y de anticipar las operaciones del grupo precisamente por esas características.

«Podemos calificarlos también como una sombría red de operadores. Ellos pueden contratar diferentes mercenarios y reclutar combatientes», señala la experta a BBC Mundo.

La analista pone el ejemplo del caso de la persona torturada y decapitada en el que la prensa rusa llegó a identificar a los perpetradores como contratistas privados de seguridad militar utilizados por el Grupo Wagner.

Mackinnon explica que este «modelo híbrido» y con «métodos brutales», además, dificulta a los gobiernos de occidente a realizar acciones contra ellos.

Medios rusos e investigaciones de analistas han descrito a los participantes en las acciones del grupo como ultranacionalistas de extrema derecha en su mayoría.

Mientras tanto, Paul Stronski, director del programa sobre Rusia y Eurasia del Fondo Carnegie para la Paz Internacional, «actúan como multiplicadores de fuerzas de combate, comerciantes de armas, entrenadores del personal militar y de seguridad local», afirma a BBC Mundo.

El experto señala que si bien el Grupo Wagner no es la única compañía militar privada originada en Rusia con estas características, sí es la más conocida.

Y encuentra antecedentes de su modelo en la Guerra de los Balcanes de finales del siglo pasado e incluso en los voluntarios rusos que combatieron en la Guerra Civil de España de la década del 30.

Añade que su capacidad de despliegue militar fluctúa entre cientos y miles cuando se encuentran en zonas de combate.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído