Se teme que el régimen siga avanzando en su desarrollo nuclear, lo que supone un peligro real para Occidente

Irán enciende las alarmas mundiales: Apaga dos cámaras del OIEA de una de sus instalaciones nucleares

La medida aumenta las tensiones del país persa con el organismo de la ONU en medio de la Junta de Gobernadores que debate una resolución sobre los incumplimientos al acuerdo nuclear

Irán
Irán PD

El régimen de Irán enciende las alarmas mundiales por una nueva ‘jugarreta’ nuclear.

La dictadura retiró dos cámaras de vigilancia del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) de una de sus instalaciones nucleares, según informó la televisión estatal, una medida que probablemente aumentará las tensiones con el organismo de control nuclear de la ONU.

“Hasta ahora, el OIEA no sólo ha sido ingrato con la amplia cooperación de Irán, sino que la ha considerado un deber. A partir de hoy, las autoridades competentes han ordenado que se apaguen las cámaras de vigilancia del Medidor de Enriquecimiento en Línea (OLEM, por sus siglas en inglés)”, dijo la televisión estatal.

“Irán no puede cooperar mientras el OIEA muestre un comportamiento poco razonable. Esperamos que la agencia entre en razón y responda con la cooperación con Irán”, dijo el portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, Behrouz Kamalvandi, a la televisión estatal.

Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia “enfadaron” a Irán al presentar a la junta de gobierno del OIEA un proyecto de resolución en el que se critica al régimen por no responder plenamente a las preguntas del organismo de control sobre los restos de uranio en los emplazamientos no declarados.

Fuente: YT/RT

El texto de la resolución, que presenta pocos cambios respecto a un borrador distribuido la semana pasada, será debatido y votado en la reunión trimestral de esta semana de la Junta de Gobernadores del OIEA, compuesta por 35 países.

Varios diplomáticos dijeron que era probable que la resolución se aprobara fácilmente a pesar de las advertencias iraníes de represalias y consecuencias que podrían socavar aún más las ya estancadas conversaciones para rescatar el acuerdo nuclear de 2015 de Teherán con las potencias mundiales. Rusia, que es una de estas potencias y también es aliada de Irán, se opone a dicha resolución.

El OIEA, con sede en Viena, declinó hacer comentarios.

Desde la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear en 2018 bajo el entonces presidente Donald Trump y la reimposición de sanciones estadounidenses contra Irán, Teherán ha intensificado el enriquecimiento de uranio, un proceso que podría producir combustible para bombas atómicas. Irán dice que sus diseños nucleares son totalmente pacíficos.

El objetivo de las conversaciones, que se encuentran en dificultades, es que Irán vuelva a cumplir plenamente el acuerdo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído