El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Carles, al fin, sucumbió

CARLES, AL FIN, SUCUMBIÓ

(POLÍTICAMENTE HABLANDO)

Puigdemont fue a Dinamarca,
Do (dicen) huele a podrido,
Y él (¿por el tufo?) perdido
Se halló. Se encontró a la parca,
Marlene Wind, que a la barca
De Caronte lo subió;
Y entonces el bufón vio
Que no engañaba a Llarena
Y la trena era la trena.
Carles, al fin, sucumbió.

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido