El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Más de una vez me han partido

MÁS DE UNA VEZ ME HAN PARTIDO   Más de una vez me han partido El corazón y la tez. Del desamor la infame hez Me ha dejado compungido, Dolorido, entristecido, Tras padecer los zarpazos, Dentelladas y arañazos Metafóricos, brutales Tanto como los reales: Lo/a rompen en mil pedazos.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Versearte es no perderte

VERSEARTE ES NO PERDERTE Y GANARTE ES AMOR DARTE   Lo he pasado, Iris, muy mal. Ahora lo llevo bien; Me enmiendo, requetebién. Tus fotos, póquer genial, Me han mudado en un chaval (Me sienta fenomenal). Si antes luchaba por verte, Pugno ahora por tenerte Más cerca para abrazarte, Versearte, que es bello arte, Ganarte, amor, no perderte.

Con la que más he gozado

CON LA QUE MÁS HE GOZADO SIEMPRE FIRMA EL ARCOÍRIS   A ene mujeres he amado Inconmensurablemente Con el cuerpo y con la mente; Con la que más he gozado En el lecho aún no he estado; Como odio un montón el dolo, He preferido estar solo A en pareja con quien resta; Si suma, crece mi cresta Y escribo tanto que molo.      Ángel

En torno a la borrasca «Filomena»

EN TORNO A LA BORRASCA “FILOMENA” ¿AÑO DE NIEVES ES AÑO DE BIENES?   No sé quién la ha nombrado “Filomena”, Mas sí que del bel canto es ella amiga. Goza cual crío cauto (que se abriga) Quien copos ve caer de forma amena.   Muchísima me hubiera dado pena Perderme esa función. Deja que diga A quien por media España

Me precio de anotar cuanto es precipuo

ME PRECIO DE ANOTAR CUANTO ES PRECIPUO Reconozco que a mí me empezó a gustar Iris desde que me hizo una confidencia que consideré entonces (y aún sigo juzgando hoy) crucial, pues venía a coincidir básicamente, en el fondo y en la forma, con otra que adujo y dejó escrita en letras de molde Jorge Luis Borges, sin que ella, Iris, hubiera

No habrá gloria para España

NO HABRÁ GLORIA PARA ESPAÑA   ¿Se iteró con vanidad (Por doquier eso se oía) Que nuestro país tenía Del mundo la sanidad Mejor? ¿Una inanidad Ha devenido ese aserto, Porque ha quedado desierto En la actual convocatoria Dicho premio? No habrá gloria Para España; eso es lo cierto.     Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¡Qué peligroso es el bicho!

¡QUÉ PELIGROSO ES EL BICHO! AUNQUE BIEN SUENE UN LAÚD   Hay un largo y lato trecho Entre ver tú lo que ocurre Y oír narrarlo al que aburre. Quien vive en directo el hecho Tal vez salga insatisfecho, Tras comprobar cómo el bicho Puede a un semejante al nicho Llevarle en un ataúd, Aunque bien suene un laúd En el trance susodicho.

¿Por qué obtuve el amor de Iris?

¿POR QUÉ OBTUVE EL AMOR DE IRIS? ME VINO LA LUZ DE DENTRO   A quien le viene el destino Desde fuera la/o maltrata Primero y luego la/o mata. Si no marro ni patino, Se necesita buen tino Para que de dentro venga La luz y nada detenga La consecución del reto, El tal vez a Iris soneto Por el que su amor obtenga.      Ángel Sáez

Un día de plenitud

UN DÍA DE PLENITUD   Un día de plenitud, De los pocos que no olvidas, Aunque vivas siete vidas, Escuché a gran altitud Su muestra de gratitud; Y comprobé que sincera Era y que la primavera Con mil nubes celebraba Que de Iris me enamoraba Como aquella vez primera.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Tildar «solo» es un borrón

TILDAR “SOLO” ES UN BORRÓN CUANDO ES ADVERBIO, TAMBIÉN   Ignoro si hacen las paces, Tras guerrear, las rapaces Aves de este mundo inmundo, Pero en el criterio abundo Con todos los que capaces Son de ver lo que vio Edmundo, Que para pedir perdón Se precisa el impar don Previo de mostrarse humilde, Que es condición necesaria Para

El bicho cumple la regla

EL BICHO CUMPLE LA REGLA   El aleteo en Hong Kong De un lepidóptero hermoso Devenir puede en odioso Resoplido de King Kong, Sea cual sea el rincón Donde este gran simio se halle, Ora en montaña, ora en valle. Veo lo que ves, esposa, Que el efecto mariposa La vacuna tal vez calle.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Precisamos más niñas como Momo

PRECISAMOS MÁS NIÑAS COMO MOMO ¡QUÉ HEDIONDEZ SE RESPIRA EN CALIFORNIA! “Incluso llegaron horas en que deseaba no haber oído nunca la música ni haber visto los colores. No obstante, si la hubiesen dado a elegir, no habría renunciado a ese recuerdo por nada del mundo. Aunque se hubiera muerto por ello. Pues eso era lo que vivía ahora:

Sin mediar nuestra elección

SIN MEDIAR NUESTRA ELECCIÓN   Todavía no avistamos El final de la pandemia, Mas barruntamos la anemia Que dejará y atisbamos, Siempre que ambos resistamos, De deudas la colección Y de ruinas selección Que acarreará la tal, Que serás fatal, letal, Sin mediar nuestra elección.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

El día que nos dimos un abrazo

EL DÍA QUE NOS DIMOS UN ABRAZO   Puede que mis palabras no se entiendan Y acaso humildad huelan en las tales Unos y otros orgullo. Son los males Del pronto parecer. ¿Luego lo enmiendan?   ¿Cuando, por el azar, tal vez se enciendan Bombillas que derriben las letales Verdades con marchamo de inmortales Que en un pispás desagües

En francés, «j´ ai le cafard»

EN FRANCÉS, “J´ AI LE CAFARD”   Porteo la cucaracha, Que revela, cual chivato, Lo que le ocurre, ¡ojo al dato!, Al que tiene mala facha Porque la ansiedad lo agacha. Me gustaría estar ledo Y de carrerilla el credo Recitar ante la audiencia, Pero este menda, eminencia, No va a levantar el dedo.      Ángel Sáez García

Mi estrella polar es Borges

MI ESTRELLA POLAR ES BORGES   —Mira si seré fan, mira, De “el Pelusa”, Maradona, Que mis hijas Mara y Dona Se llaman. ¿Eso te admira? A mi suegra sí, Palmira. —Yo soy fan de otro argentino. Perdóname el desatino, Si cuanto afirmo parece. Borges no desaparece Del cielo que hizo el destino.      Ángel Sáez García   

¿Puede ser útil lo fútil?

¿PUEDE SER ÚTIL LO FÚTIL?   Habrá a quien el hecho encaje Y a quien con cola no pegue, Pues no halle razón que niegue Ni que apoye el jumelage Del Gobierno o maridaje. ¿Cómo uno se va a la cama Con quien aduce que no ama? ¿Cómo ayuda a que sea útil Lo que es, desde el huevo, fútil Hasta el final? ¿Por qué brama?    

De una relación compacta

DE UNA RELACIÓN COMPACTA   POR UNA INFECCIÓN DE AMOR   Que la vida es imperfecta Pronto lo supe, dilecta Y hermosa musa canaria. Que eres extraordinaria, Iris, también. Que se infecta Quien con tacto te contacta Y llega al clímax si pacta Que habrá de jugos trasvase, Asimismo, que es la base De una relación compacta.  

De oposición y Gobierno

DE OPOSICIÓN Y GOBIERNO   ¿La política es el medio Para hallar las soluciones A las preocupaciones Generales? ¿El remedio Para eliminar el tedio Que impera en la sociedad, Que está hasta la saciedad De oposición y Gobierno, Las dos caras del infierno, Repletas de suciedad?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

De rodear un día tu cintura

DE RODEAR UN DÍA TU CINTURA   Hay quien la Navidad salvar desea Cuando la vida es lo que más importa Dejar a buen recaudo, porque es corta Y más puede abreviar una odisea.   Hay quien goza luciendo la presea Que dieron al ganar un premio y porta Con demasiado orgullo. No le aporta Nada a quien cuanto siente lo versea.   Tengo

Iris, quid de que brille mi mirada

IRIS, QUID DE QUE BRILLE MI MIRADA   Cuando Iris irrumpió en mi insulsa vida, Se produjo una muda relevante En ella, pues miró esta hacia delante Más que hacia atrás, volvió a ser atrevida.   Cansada de fungir de precavida, Mi piel erizó el vello (¡qué importante Fue dar con el origen al instante!), Y experimentó el plano

¿Le embelesa la alcaldesa?

¿LE EMBELESA ESA ALCALDESA?   En fechas tan entrañables Como las que nos esperan (Que a algunos nos desesperan) Hay asuntos reseñables Por fácilmente enseñables, Como este de esa alcaldesa Malagueña, que no estresa, Que la Navidad alegra Con jamón de pata negra Al vecino y lo embelesa.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Iris es el mejor sildenafilo

IRIS ES EL MEJOR SILDENAFILO   La gloria de Iris, que ennoblece mi alma, Se expande por doquier y resplandece Más donde encuentra quien se lo agradece Y menos donde no genera calma.   Aunque ateo, me consta que en la palma De la diestra de Dios no empequeñece, Pues alienta, alimenta y así crece Mi gana de usar bien la que me empalma.

Las penas con turrón aún son menos

LAS PENAS CON TURRÓN AÚN SON MENOS   Si las penas con pan son menos penas, Con turrón todavía lo son menos. No somos a esa certidumbre ajenos En casones vivamos o en colmenas.   Cuando por el yeyuno y por las venas El mazapán circula, vemos renos Que no calificamos, no, de obscenos Ni comidas de opíparas ni cenas.   Como

Quien a Iris ha abrazado a Dios ha asido

QUIEN A IRIS HA ABRAZADO A DIOS HA ASIDO   “Mitad agnóstico, mitad ateo” Confesé, cuando lo era, varias veces. Hubo quien comentó “eso son memeces” Y quien “como lo iteres, te pateo”.   Se llamaba el primero Prometeo. La segunda era experta en idioteces Proferir y trenzar estupideces Como esta: “O me haces caso o

Contra la enfermedad que causa el bicho

CONTRA LA ENFERMEDAD QUE CAUSA EL BICHO   Se anuncia la llegada de vacunas Contra la enfermedad que causa el bicho Y, repentinamente, en entredicho Se ponen, tras pasar escasas lunas.   Ignoro qué les ha llevado a algunas Personas a dejar que el susodicho Ya no les dé cerval miedo y ni en nicho Ni en tumba piensen, no, sino en

¿Más malo que Caín puede que sea…?

¿MÁS MALO QUE CAÍN PUEDE QUE SEA QUIEN VIVE ARRIBA, ABAJO O PORDIOSEA?   Si hace ruido, está ledo mi vecino. Si no lo hace, no goza de contento. A dicha conclusión, con fundamento, Se llega sin probar gota de vino.   Dará en el mismo centro, con gran tino, Y al tal hagan tal vez un monumento (Recogerá el motivo un documento)

No te temo, Iris; no eres Herodías

NO TE TEMO, IRIS; NO ERES HERODÍAS   Ante mi amada musa, Iris, me pasa Lo que, por excesiva reverencia, Me ocurre, de ordinario, en la presencia De un jefe: mi saliva se hace masa;   Me acongojo y agobio, pues me abrasa El sol del superior, su inteligencia, Que acaso alguien compare con mi esencia, Que, usualmente, con nadie ella

Si no se desea, Iris, traicionarte

SI NO SE DESEA, IRIS, TRAICIONARTE   Tus virtudes serán tan conocidas Que no podrá dejar de ponderarlas Quien no soporte y quiera rebajarlas. Tal vez sean por él reverdecidas.   Son tantas las razones aducidas Por tantos, que conviene recordarlas Si no se desea, Iris, traicionarlas. ¿Gana algo al omitir las consabidas?  

Un imán poderoso es tu sonrisa

UN IMÁN PODEROSO ES TU SONRISA   Un imán poderoso es tu sonrisa. Obliga a que mis ojos dos la miren Con embelesamiento, Iris, y admiren Despacio, muy despacio, sí, sin prisa.   Demuestra estar contenta hasta la brisa, Pues ve que cuantos más cuellos se giren Y por tu risa leve más suspiren Más prescindible, más, será la visa.

En Navidad a Javi echo de menos

EN NAVIDAD A JAVI ECHO DE MENOS EL ETERNO RETORNO ES INNEGABLE REVIVO, AÑO TRAS AÑO, LA ODISEA Como cualquier aserto que diga o escriba aquí podrá ser utilizado en mi contra (abundo en el parecer con quien sostiene cuanto asumió otrora, que salir a la palestra y tomar la palabra en una reunión pública o privada se parece bastante, como

Cuando su obra, «Iris», le es arrebatada

CUANDO SU OBRA, “IRIS”, LE ES ARREBATADA   (DEL DE PIGMALIÓN MITO UNA VARIANTE)   Imagina a quien se ha comprometido A coronar una labor ingente. Para ello ha entrevistado a mucha gente. Sabe que en algo todos le han mentido.   Que cualquier ser humano es fementido Lo sabe, amor, el tardo, el diligente, El más zote y el más

Si a mi solicitud Dios accediera

SI A MI SOLICITUD DIOS ACCEDIERA   Exista Dios o no, si en Él creyera, Sin abrigar un ápice de duda, Que fuera su sutil mente mi aguda Le pediría, sí, y me la cediera.   ¿Te cabe que a un creyente no le diera La testa prodigiosa que dio a Buda? ¿Tal vez con una corta, tarda y ruda Consiguió alguien probar que Él existiera?

Iris, nací para aprender a amarte

IRIS, NACÍ PARA APRENDER A AMARTE   Iris, nací para aprender a amarte Y siguiendo ese curso eterno me hallo. Unas veces acierto y otras fallo, Por mal/bien que use las mil almas/armas del arte.   Si este aprendiz de ave canora en darte Las gracias persevera y muestra gayo Es por esta razón sola, si callo, Otro terminará antes

A sus fautores los autores cantan

A SUS FAUTORES LOS AUTORES CANTAN   Personas hay en este mundo que hacen Y que a llevar a cabo el hecho ayudan. Como me pasa a mí, ellas también dudan; Les ocurrió lo propio a cuantas yacen.   A muchos de sus obras satisfacen El final y el proceso: cómo mudan La arcilla que modelan o desnudan De piedra innecesaria a las que nacen.

Iris, ¡cuánta atesoras bonhomía!

IRIS, ¡CUÁNTA ATESORAS BONHOMÍA!   No veo cómo viaja, musa mía, Tu aguja hacia mi nalga para darme Una solución pronta y ayudarme A en un pispás sanar mi anatomía.   Que quieras proteger mi autonomía De todo lo que pueda molestarme Y contra el bicho o virus vacunarme Dice cuánta atesoras bonhomía.   Contemplar tu

¿Es solo la verdad inaplazable?

¿ES SOLO LA VERDAD INAPLAZABLE?   Dicen que mis zarpazos son feroces Y que escribo de manera punitiva. ¿Para decapitar la élite altiva Que tanto daña malas son las hoces?   Admirada Iris, tú ya me conoces. Tienes la suficiente retentiva Para saber cuál es mi perspectiva Y por qué unas elijo y no otras voces.   A mí decir

¿Prefieres la versión prima o postrera?

¿PREFIERES LA VERSIÓN PRIMA O POSTRERA? (SI ME QUEDO CON AMBAS, ¿TE SORPRENDO?) Hay vates (ellas y ellos) que sostienen que la primera versión de un poema es la auténtica y acaso la mejor. Abundo con las/os tales en dicho parecer hasta que, tras dormir la siesta y echarme a los ojos la urdidura (o “urdiblanda”), verbigracia, un soneto,

¿Mudar de parecer es necesario?

¿MUDAR DE PARECER ES NECESARIO?   Ha sido contemplar, Iris, tu cara Y el niño a ser volver avergonzado Que escuchó cabizbajo y sonrojado El chaparrón por guerra dar, la vara.   Acabado el suplicio, quien mirara Del suelo vio que alcé memorizado Mis ojos, tras dejar bien colocado Cuanto por su valor yo eternizara.   Del

Aunque mienta, hay verdad en mis sonetos

AUNQUE MIENTA, HAY VERDAD EN MIS SONETOS   El niño que acarreo se impacienta, Porque no entiende a qué viene la prisa, Si extrae impar placer cuando la brisa Del mar le da en la cara o lo acrecienta.   En mis sonetos, Iris, aunque mienta, A que hay verdad me apuesto la camisa Y a que a la hilaridad mueven, a risa; Les echo, amén

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído