El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Mis pupilas están fijas en Iris

MIS PUPILAS ESTÁN FIJAS EN IRIS   Mis pupilas están tan ocupadas, Tan fijas en mi amada Iris y atentas, De empezar a calmar su sed contentas, Que ellas se ven al paraíso aupadas.   Mis pupilas están tan extasiadas Contemplando su luz, que te alimentas, Lector, tú también de ella y documentas Que son una legión las admiradas.

¿Vivimos una agonía?

¿VIVIMOS UNA AGONÍA?   ¿Vivimos una agonía, Pues llamamos progresismo A lo que es puro entreguismo O, aún peor, felonía? Lo que hasta ayer nos unía, La Constitución, no pega, Pues todo quisque una pega Pone, formando un acervo Que resulta al gusto acerbo, Desde el alfa hasta la omega.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

O pone uno su ahínco o nada obtiene

O PONE UNO SU AHÍNCO O NADA OBTIENE Una centella impar de inteligencia Produce en quien la capta un fogonazo; Mas, si esta es de bondad, lleva del brazo Otro, su inmarchitable quintaesencia. Quien suele proceder con diligencia Podrá o no padecer un martillazo. Prefiero agradecer como un pelmazo A ser nada por tres, ingrata ausencia. Si pronto

Los libros nos hacen libres

LOS LIBROS NOS HACEN LIBRES   Los libros nos hacen libres. Aunque ene mentiras cuentan, Verdades también frecuentan De variopintos calibres. Ojalá, Iris, no te libres De esa no cárcel, portarlos En las manos y admirarlos Mientras los lees con gusto; Y solo sea un disgusto Morrocotudo acabarlos.      Ángel Sáez García   

Mi mente es un depósito de nuevas

MI MENTE ES UN DEPÓSITO DE NUEVAS (ALGUNAS DE LAS TALES SON ANTIGUAS) Son muchas las personas que alguna vez me han hecho idéntica pregunta, por qué escribo. Básicamente, a todas ellas les he contestado, poco más o menos, lo mismo, que me he sentido empujado a abundar o disentir del autor (ella o él) de las opiniones escuchadas o leídas

Misiva abierta a los Magos

MISIVA ABIERTA A LOS MAGOS   Les pido a los Reyes Magos Que la paz reine en el mundo (Como está, lo encuentro inmundo), Que trabajen más; son vagos. Merecerán mis halagos Cuando entreguen una amada Que no sea más callada Que la suegra de mi musa: Si a ella la tiene confusa, A mí que no me hable nada.      Ángel Sáez García

Para llorar otra vez

PARA LLORAR OTRA VEZ Para llorar otra vez, Como eso mismo hice otrora, Con recordar basta ahora El semblante de idiotez Que dejó a fuego en mi tez Grabada el impar sabor Del primer beso, el calor Y el aroma de tu piel A de mil abejas miel E igual al de oro color. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Te agradezco un montón tu buen deseo

TE AGRADEZCO UN MONTÓN TU BUEN DESEO (SERÁS, PILAR, ENTONCES COMO SIEMPRE) Dilecta Pilar: Entonces serás como siempre. Te recomiendo, con especial encarecimiento, no te miento, no (aunque te haya mentado, no te he mentido), que no veas una crítica en este comentario, porque no la contiene. Ya, ya, me consta, aunque no soy maniqueo ni un

¡Qué buen cambio de chaqueta!

¡QUÉ BUEN CAMBIO DE CHAQUETA!   En España está mal visto Que de opinión se varíe. Así que a quien desvaríe Y cambie de necio a listo Le llaman lo que a Evaristo, Bien proteico, bien veleta. Quien los atentados de ETA Aplaudió y hoy los detesta, ¿No ha mejorado su testa Con el cambio de chaqueta?      Ángel Sáez García

Sin razón, ¿qué hay? ¡Desazón!

SIN RAZÓN, ¿QUÉ HAY? ¡DESAZÓN!   —Mal a mí no me parece Que alguien cambie de criterio Si explica bien el misterio. Mi respeto se merece, Pues quien muda también crece. —Se puede modificar De opinión. Crucificar A la otra (al otro) sin dar razones, Ni argumentos, desazones Empieza a vivificar.      Ángel Sáez García

¿Qué odia la futilidad?

¿QUÉ ODIA LA FUTILIDAD?   Ene atributos yo tengo Que cabe hallar en España, Porque a ambas nos acompaña Lo diverso. Si me atengo A su creación, mantengo Que a la versatilidad Se une la complejidad, La plétora de carices, La riqueza de matices, Que odia la inutilidad.      Edurne Gotor, Metonimia      Ángel Sáez García   

Esto otrora era tendencia

ESTO OTRORA ERA TENDENCIA   “Hasta los sabios aprenden De quienes son menos listos”; En una caja de mixtos Lo leí y “¿Por qué unos prenden Y otros fósforos no encienden?”. Siendo un niño, a una eminencia Yo conocí en neurociencia, Y sin estudios, mi madre; Tal vez esto no te cuadre, Pero otrora era tendencia.     

Iris me otorgó las alas

IRIS ME OTORGÓ LAS ALAS   La musa dio mucho al vate Y el vate mucho a la musa. Esta verdad inconcusa Sigue siendo un acicate Para el/la aprendiz de orate. Si dos volcanes se encuentran Y ambos en erupción entran, Contaminan mutuamente; Influyen profundamente Si al alimón se concentran.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Un gesto que fue una gesta

UN GESTO QUE FUE UNA GESTA   Hoy y aquí entiendo a Machado. Me refiero a don Antonio, Que a Leonor matrimonio Propuso y esta al dechado Dio el sí al haber escuchado Su proposición honesta, Un gesto que fue una gesta, Que no me cuadraba antaño, Pero sí me encaja hogaño, Pues suma y apenas resta.      Ángel Sáez García   

Ese Buda es mi amuleto

ESE BUDA ES MI AMULETO   Cuando esta menda se muda De casa, ídem ambiciona, Guardar cuanto le funciona Y deja muda, ese Buda Que me hace sentir aguda (Yo, al menos, así lo veo), Porque cada vez que leo Y su imagen me acompaña Una nueva idea baña Mi estro: otra espinela creo.      Elvira González, “Metáfora”      Ángel

La mayoridad de Jorge

LA MAYORIDAD DE JORGE   Hace un rato he recibido Un encargo de “Fitín” Con sorna y con retintín. Y a mi dilecto y querido Sobrino Jorge le he urdido Un octosílabo verso Por cuantos en su universo Años él cumple el dieciocho De diciembre, los dieciocho, Que harán su mundo diverso. Ocho propicios destinos Para mis ocho sobrinos

Querría ser Unamuno

QUERRÍA SER UNAMUNO   Si yo, solo o de consuno Con otros diez/cien/mil, delinquiera Y un testigo de ello hubiera Que denunciara, más de uno Querría ser Unamuno, Que era tan inteligente Que, de modo diligente, Daba respuesta oportuna A la pregunta más tuna Del juez, que era un ogro ingente.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Qué deja sabor a menta?

¿QUÉ DEJA SABOR A MENTA?   —Si orar es establecer Con Dios diálogo o debate, Como con su musa el vate Crear, ¿llega a enriquecer A su usuario o empobrecer? —A este menda da pavor Quien se cree que el favor De Dios se logra rezando. ¿Y por qué no blasfemando, Que deja a menta sabor?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Hay mejor espaldarazo?

¿HAY MEJOR ESPALDARAZO?   Permíteme que eche mano Del de rimar versos arte Y pueda las gracias darte Porque fuiste un ser humano Y en mí, Iris, viste a tu hermano. Me llevó tu doble abrazo Al de mi madre regazo Cuando era un recién nacido; Me sentí reverdecido: ¿Hay mejor espaldarazo?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Qué es prez a cualquier edad?

¿QUÉ ES PREZ A CUALQUIER EDAD?   —Puedes llamarme tunante, Porque Iris granuja llama Y es la que más me aclama. —Me quedo con tu semblante Tras trenzar algo hilarante. —Perdona mi terquedad, Pues tengo por la verdad Respeto y aun más, amor, Que, junto con el humor, Es prez a cualquier edad.      Ángel Sáez García   

Tengo tres identidades

TENGO TRES IDENTIDADES   ÁVIDAS DE ETERNIDADES   Me preguntas qué me siento. Te contesto que navarro- Aragonés (lee el tarro) Y europeo (no te miento) Y adicto, Iris, a tu viento, Que son tres identidades Para todas las edades, Porque son complementarias Entre ellas y solidarias Y ávidas de eternidades.      Ángel Sáez García

¿Qué disfruta haciendo el hombre?

¿QUÉ DISFRUTA HACIENDO EL HOMBRE? —El hombre haciendo disfruta Todo aquello que le peta, Porque lo llena o completa. —Todo el zumo de esa fruta Consigue extraer si escruta O explora buscando/encontrando errores Que corregir, pues terrores Provocan en él los fallos Propios o ajenos, los gallos De sopranos y tenores. Ángel Sáez García

Miedo a perder la cordura

MIEDO A PERDER LA CORDURA   No existe, no, la locura Para el ido (él no constata Que lo esté —no des la lata—); Miedo a perder la cordura Sí lo hay, mas nadie/nada lo cura. Por comprarte chocolate En la tienda “Un gusto date” Tú me has llamado, Iris, loco, Lo que no es de pavo moco, Y luego, en voz baja, orate.     

Maderos junto y palabras

MADEROS JUNTO Y PALABRAS   Una voz tras otra escribo Porque, amén de a Iris amar, Es lo que ayuda a calmar Más mi ánimo. No me libro De la ansiedad si no cribo Las dicciones cada día, Me encuentre en una abadía, Del mundanal ruido huyendo, O de aquí para allí yendo, Conduciendo una armadía.      Ángel Sáez García   

Este sábado no hubo zuriteo

ESTE SÁBADO NO HUBO ZURITEO    Dilecta Pilar:    Estos días, como los anteriores (y confío, deseo y espero que otro tanto ocurra con los posteriores), sigo haciendo lo que te consta, lo de siempre, leer y escribir. Durante el fin de semana, suelo escribir una media de tres poemas y dos artículos suigéneris (¿de opinión?). Durante

¿De verdad, de la buena, eso discurres?

¿DE VERDAD, DE LA BUENA, ESO DISCURRES? Dilecta Pilar Abundamos, entonces, en el parecer, porque eso era, precisamente, lo que te decía o pretendía decirte en mi anterior correo. A veces, nuestro imperativo categórico (“obra de tal manera que tu forma de actuar se convierta en ley universal”, recomendaba Kant) nos sirve a muchos (ellas

Fue contigo, Isis, yacer

FUE CONTIGO, ISIS, YACER   Y EYACULAR DE PLACER   Deseoso de observar La grieta o sonrisa baja, Que atesoraba la alhaja De mi amada, con el VAR, Para después conservar Como si fuera oro en paño (Aquí no encontrará engaño, Por mucho que busque o indague, Quien por ver la joya pague), Me invadió el placer sin daño.     

¿Qué debo a Rosendo Tello?

¿QUÉ DEBO A ROSENDO TELLO?   En mi vida son reales Muchas personas y asuntos Que recuerdo, aunque difuntos Estén, porque yo hago actuales. Para mí son inmortales Un guiño o del sol destello, El aroma de lo bello, Que aprovecho cuando cato; Y, si es de Isis, me percato Que previó Rosendo Tello.      Ángel Sáez García   

Cual Píramo, enamorado

CUAL PÍRAMO, ENAMORADO DE TISBE, ESTOY YO DE TI, IRIS   Fue, Iris, escuchar tu nombre (Como oyó el de Tisbe helado Quien quedó de ella prendado Al verla —no, no se asombre Que de rojo el suelo alfombre—), Que tengo siempre en la mente, Pues sienta estupendamente, Como Beatriz a Dante, Que otro caballero andante Fue, ora cuerdo,

Las clases altas tienen gustos bajos

LAS CLASES ALTAS TIENEN GUSTOS BAJOS Aunque sea escabroso, no le ahorro Al atento lector, recién rapado, Lo que ha de ser guipado, no tapado, No obstante de ello esté hasta el mismo gorro. Al verdugo del vate no le borro Pelosi, su apellido; va sentado, Poco antes de que ocurra el atentado, En el coche, junto a él, y tuerce el morro. Perito

¿Se tira aquí a las cadenas?

¿SE TIRA AQUÍ A LAS CADENAS? “Ya verás cómo unos leen estos versos juzgando que van en contra de la tele que ven los otros; y los otros, viceversa, pensando que van en contra de la tele que ven los unos; y ninguno opta por lo cabal y más conveniente y razonable, hacer autocrítica, ya que la censura va contra todas las que son, contra

Magnífico, el poema de Ildefonso

MAGNÍFICO, EL POEMA DE ILDEFONSO Dilecta Pilar: Sí, cierto; últimamente, consigo “explayarme” a menudo, como urdes tú, y componer una epístola entera, completa, con el correo que acostumbro a escribir como respuesta al que me mandas. A veces, eso acaece con dos (pero esto huelga o sobra que te lo comente o cuente, porque ya te consta).

Oriol Güell, es clavulánico

ORIOL GÜELL, ES CLAVULÁNICO   Se ha de ser muy riguroso Cuando se escribe de un tema Que se ignora, o de un sistema Que, además de farragoso, Puede resultar odioso Si llega a provocar pánico, Como el ácido clauvánico, Que es un error, pues no existe, Aunque en EL PAÍS insiste Oriol Güell; es clavulánico.      Ángel Sáez

Cuando la falta es fatal

CUANDO LA FALTA ES FATAL   PARA ELLOS NO HAY SALVACIÓN   —Siempre que hablas del amor Sale a relucir la ciencia. Alecciona/alimenta mi conciencia. No acrecientes mi temor; Prueba a hacerlo con mi humor. —Clara está la relación. A los dos la irrigación Les viene estupendamente. Si esta falta, faltalmente Para ellos no hay

¿Los Luises? ¡De anchos abrigos!

¿LOS LUISES? ¡DE ANCHOS ABRIGOS!   Tuve la suerte de hallaros En la Avenida Valencia (Por la que tengo querencia Desde entonces), de pillaros Y de jamás orillaros. Aprendí vuestras virtudes Y advertí similitudes Con vosotros, mis amigos Luises, de latos abrigos En todas las altitudes/latitudes.      Ángel Sáez García   

Tozudo eres y cazurro

TOZUDO ERES Y CAZURRO   —Isis, de mí dime qué es Lo que más te gusta, a ver. —Aunque te extrañe, saber Que por el haz y el envés Veo a un medio aragonés. —No sé si eso es un halago O de censura un mal trago. —Como buen medio baturro, Tozudo eres y cazurro, Mas también del verbo un mago.      Ángel Sáez García

Pon, Otramotro, atención

PON, OTRAMOTRO, ATENCIÓN Pon, Otramotro, atención y copia al pie de la letra, mi amanuense, primero, el breve mensaje que me dispongo a dictarte y, luego, la tierna décima hodierna. Hazle caso a Isis, tu musa tinerfeña, que en la mayor de las islas afortunadas, donde se yergue imponente y majestuoso el Teide, escogió los versos más preciosos

Rocío ha salido airosa

ROCÍO HA SALIDO AIROSA “Una alegría compartida es una alegría doble; una pena compartida, la mitad de una pena”. Paremia sueca Esta tarde, nada más terminar de comer servidor, mi hermano Miguel Ángel, “el Chato”, me ha comunicado ledo la buena nueva de que su hija mayor, mi sobrina Rocío, ha aprobado la oposición a la que se

¿Amor y humor? ¡Vaya tándem!

¿AMOR Y HUMOR? ¡VAYA TÁNDEM!   “Hallo amparo en el amor Sin grietas y en el humor, Porque a mi espíritu animan Y las asperezas liman Que porta todo tumor. El amor/humor es necesario, Desde la cuna al osario, Cuando enfrentas con nobleza La abominable pobreza” Dijo el que usó el incensario.      Ángel Sáez García   

Isis, te odio y te bendigo

ISIS, TE ODIO Y TE BENDIGO   Isis, te adoro y maldigo (Y puede que haga, tal vez, Las dos cosas a la vez), Porque eres hielo y abrigo, Un galardón y un castigo, Donde hallo un corte o un consuelo, Pues frena o impulsa mi vuelo; Que con haz y envés compara Quien me ampara o desampara En la alegría o el duelo.      Ángel Sáez

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído