El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Yo juzgo poesía este momento

YO JUZGO POESÍA ESTE MOMENTO   (DEDICO ESTE SONETO A IRIS, LA GLORIA)   Yo juzgo poesía este momento En el que el intelecto es una esponja Colocada en la diestra de una monja Que asea y deja al incapaz contento;   De eternidad y tripas monumento Que talla un escultor para una lonja; Dulce cual naranja, agria cual toronja, También

¿La realidad? ¡Compleja!

¿LA REALIDAD? ¡COMPLEJA!   —No deseo entrar en guerra Con quien no la ve compleja, Pero un enigma semeja; Quien la simplifica yerra. La realidad (no) aterra. —Acarrean los prejuicios Un rosario de perjuicios. Si es mala la ley que rige, Logra otra mejor o exige, Antes de meterte en juicios.      Ángel Sáez García   

Hizo Eros un nudo, Iris, con los brazos

HIZO EROS UN NUDO, IRIS, CON LOS BRAZOS   Aunque puede que no me rememores, Porque solo nos dimos dos abrazos, Hizo Eros un nudo, Iris, con los brazos. Yo no puedo olvidar tus resplandores;   Ni que eres gama andante de colores, Portadora de aromas a regazos, Donde me curan bien los latigazos Que me asestan a mí los desamores.  

Educar críticamente

EDUCAR CRÍTICAMENTE   Educar críticamente, Respetando a los demás, Será mañana lo más, Como lo fue ayer. La mente Aprende rápidamente Que en unos casos conviene Correr y en otros no viene Nunca bien hacer tal cosa; Y más si cursa con losa Sepulcral. ¿Quién la sostiene?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Sigue inspirada, enriqueciendo tu obra

SIGUE INSPIRADA, ENRIQUECIENDO TU OBRA Dilecta Pilar: De nada. O, mejor, ídem, gracias a ti. Como ha mediado aviso por tu parte, en el supuesto de que así ocurra, no me extrañará que tardes en responderme. Sigue inspirada, enriqueciendo tu obra. Hoy, como todos los días, he acudido a la librería/papelería “El Cole”, pero en esta

Alabo vuestra buena iniciativa

ALABO VUESTRA BUENA INICIATIVA Dilecta Pilar: Así es. Los poetas, siempre que controlemos qué hacen nuestros heterónimos (que, a veces, nos cuesta lo suyo, o sea, lo nuestro, mucho, supervisar sus extravagancias), lo tenemos más fácil que los políticos (o no, añadiría, por ejemplo, un gallego, Rajoy). Una persona sin amigos es un náufrago

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (6)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (6) REAL HA DEVENIDO TU DESEO Dilecta Isis: Ignoro si con el título que le has colocado al comentario que has hecho a mi correo, “Yo soy Isis de Piscis”, te has situado en la misma frontera (que separa el país de las burlas del de las veras o fetenes) donde muchas veces, de manera voluntaria, me pierdo

Sensato con un ápice imprudente

SENSATO CON UN ÁPICE IMPRUDENTE Dilecta Pilar: Nosotros, los aprendices de ruiseñor (así prefiero referirme a mí), los autores (te incluyo a ti entre los tales, pues has publicado diversos libros), hacedores de personajes sin cuento, lo tenemos más fácil, me temo, que los políticos. Somos o contenemos a tantos personajes cuantos imagine

No es un asunto de menor cuantía

NO ES UN ASUNTO DE MENOR CUANTÍA Dilecta Pilar: El viernes pasado, 7 de febrero, por la mañana, como había ejemplar del Heraldo de Aragón en el sitio de costumbre, pude leer en la página 28, bajo el marbete de EL MERIDIANO, tu columna “Suicidio social”. Juzgo que no estoy capacitado para contestar a la pregunta que formulabas de si

Dio a luz lectura a cultura

DIO A LUZ LECTURA A CULTURA   MÉTODO “ENSAYO Y ERROR”   Quien quiera adquirir cultura Años a esta emocionante Tarea y estimulante Ha de invertir, la lectura. El cerebro es la escultura Que quien lee libros talla (Quien escucha, no habla, calla, Atenta/o está a lo que arguyen Otras/os, que sí y que no influyen), Cuando acierta

Un acervo acumulas de preguntas

UN ACERVO ACUMULAS DE PREGUNTAS Dilecta Pilar: Confío, deseo y espero que hayas disfrutado a tope de tus vacaciones estivales. Esta mañana he podido leer tu artículo “Blanca”, en el Heraldo de Aragón. Me ha gustado. Según mi parecer, lo recorre, de principio a fin, un hilo inconcuso de empatía. Acumulas un acervo de preguntas. Algunas

La pareja dispareja

LA PAREJA DISPAREJA Dedico el texto que obra a continuación a mis amigos Francisco Javier Arnedo (que me subió en su coche al Hospital “Reina Sofía”, HRS), Pío Fraguas (que me bajó en el suyo del susodicho recinto hospitalario, cuando me dieron el alta médica), Manuel Olmeda, “los Luises” (Calvo —a quien, aunque ayer ya le

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (5)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (5) Dilecta Isis (únicamente llamada así en las misivas y en el resto de los textos que portan la firma de Otramotro, porque en la realidad, al objeto de salvaguardar una pizca tu intimidad, como te consta, tu gracia de pila es otra y, por esa razón, te llaman de otra guisa): Me encuentro estupendamente

Las circunstancias son contradictorias

LAS CIRCUNSTANCIAS SON CONTRADICTORIAS Dilecta Pilar: Las circunstancias son contradictorias, sí, por la vuelta a la niñez, los orígenes, y que la razón o el motivo de todo ello sea el óbito de una persona que siempre se portó bien conmigo, Julia, amiga de mi madre y madre de mi amigo Santos. Esa, “la perseverancia todo lo alcanza”,

Hay quien te llama Emetele

HAY QUIEN TE LLAMA EMETELE   Hay quien te llama Emetele Y quien por Marga conoce. Llevaste a cabo los doce Sofismas de otra en la tele. Quizá esta verdad le hiele La sangre a quien fue peón Y no obtuvo de un león Más que su melena rubia, Que labró con una gubia Quien devino campeón.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Es mera y moldeable plastilina

ES MERA Y MOLDEABLE PLASTINA PARA EL QUE URDE FICCIONES EL PASADO    Se lo escuché decir a uno de mis mejores amigos y heterónimos, Emilio González, “Metomentodo”, en una triste ocasión, a la salida de un tanatorio, tras haber acudido ambos allí, por distinto cauce, pero con idéntico motivo, a dar el pésame a la viuda, hijos,

¿Isis? ¡Agradecida y generosa!

¿ISIS? ¡AGRADECIDA Y GENEROSA! Ayer soñé que el difunto “Tisme” (ese es el mote o sobrenombre que puse a uno de mis amigos, colegas, condiscípulos y/o émulos, un A. S., si tomamos en consideración las letras iniciales de sus apellidos, durante mi etapa camiliana —llamo de esa guisa a los siete años de mi fértil educación o

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (4)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (4) Dilecta Isis: Celebro que el motivo de tu silencio, la raíz o razón de la pausa (que ha devenido en zanja, en el sordo e inmenso abismo que se ha abierto entre nosotros) en el canal de comunicación, fuera debido/a a días de asueto, familiares y playeros, y no a lo que conjeturé (te asevero, innecesariamente,

¿Quien hace todo lo que puede acierta?

¿QUIEN HACE TODO LO QUE PUEDE ACIERTA?   ¿QUIEN MARRA ESTÁ OBLIGADO A SER TENAZ? Dilecta Pilar: Las mías (vacaciones) ya se consumieron o finaron. Te escribo estos renglones torcidos desde uno de los ordenadores de la biblioteca pública de Tudela, adonde regresé ayer. Hice lo que pude. Y ya sabes qué dicho suelo airear, porque

Iris, musa de Otramotro

IRIS, MUSA DE OTRAMOTRO   LO QUE CUENTA/O NO ES UN CUENTO   —Cuando está desinhibida, Iris lo comparte todo. No le importa el qué ni el modo De narrarlo, si atrevida Se siente la precavida. —Aunque no porte pendón, Pero así llamen, pendón, Cuento mis intimidades En las universidades Sin solicitar perdón.      Ángel

Iris nunca decepciona

IRIS NUNCA DECEPCIONA   Por alto que el listón ponga, Ya en la oficina, ya en casa, La nueva altura la pasa; Y, aunque unas veces rezonga, Bailando acaba la conga, Porque Iris no decepciona; Los golpes los recepciona Cual la excelsa encajadora Que es; sería embajadora, Pero el cargo no ambiciona.      Ángel Sáez García   

¿Qué sonó como un arrullo?

¿QUÉ SONÓ COMO UN ARRULLO?   (IRIS, TU GRACIA DE PILA)   Ciertamente, hay una gracia De pila que brincar me hace Y estar alegre me nace, Pues borra cualquier desgracia, Esté aquí o me encuentre en Tracia, En un palacio o en un trullo, Y ese nombre, Iris, el tuyo Es, regalo que Dios me hizo Y que asaz me satisfizo, Pues sonó como

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (3)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (3) Dilecta Isis: Por si alguna de las ideas o palabras que contenía el anterior correo que te remití te desagradó sobremanera, quiero que sepas que no fue mi intención (al menos, tras coronar un exhaustivo examen de conciencia al respecto, puedo asegurarte que no he hallado en ella un ápice o pizca de

Cabretón es el pueblo de mi madre

CABRETÓN ES EL PUEBLO DE MI MADRE DONDE SERVIDOR FUE FELIZ DE CRÍO Dilecta Pilar: Acabo de bajar de Cabretón (pueblo de mi madre, no en propiedad, claro; quiero decir que es donde fue alumbrada o vino al mundo mi progenitora, Iluminada; y donde servidor, de niño, hizo mil y una trastadas o diabluras; es ahora cuando —acaso François

Espero que ya esperes mi «de nada»

ESPERO QUE YA ESPERES MI “DE NADA” Dilecta Pilar: ¿Otramotro, ocupado? No, ¡qué va! Esta mañana, verbigracia, tras levantarme y afeitarme, me he bañado, acicalado, vestido, he hecho la cama (antes la había deshecho, claro, para orearla; lo doy por supuesto, pero quiero dejar constancia del hecho, para quedar satisfecho), he desayunado

¿Por una razón lógica y normal?

¿POR UNA RAZÓN LÓGICA Y NORMAL? Dilecta Pilar: He conseguido hallar un cíber, donde darle, durante un rato, a las teclas de un ordenador. Quienes no usamos la/s herramienta/s del amor (sexual) con los otros (las otras) solemos echar mano (¿por una razón lógica y normal?) del doble de humor. Ídem, sea cual sea el lugar donde decidas

No fue una cuestión de suerte

NO FUE UNA CUESTIÓN DE SUERTE   Dios hizo al hombre más fuerte Y a la mujer con más artes Todos los días; los martes También; y así hasta la muerte. No fue una cuestión de suerte Que Dios hiciera el reparto. A quien padece en el parto Dio el don de ser intuitiva Y a Ángel mente creativa Si el saber yo se lo imparto (Si el saber

Cuando Iris se atusa el pelo

CUANDO IRIS SE ATUSA EL PELO   (PARECE OTRA CLEOPATRA)   Has dado, amigo, en el blanco, En el centro de la diana, Al ayudar a la anciana, Aun siendo migrante y manco. Hay entre el negro y el blanco Una ancha gama de grises; Mas, de ese elenco de mises, Yo he escogido a Iris, mi musa, Que, cuando el pelo se atusa, Me inspira y honro con

El poema interminable

EL POEMA INTERMINABLE Un poema es el producto De una alquimia extraña, rara, Porque carece de tara. Se parece a un acueducto, Obra de arte de un conducto Por donde voces discurren Que a un poeta se le ocurren, Que alientan a las/os lectoras/es Que un día serán autoras/es De más versos, que no aburren. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

«Política y lenguaje» me ha agradado

“POLÍTICA Y LENGUAJE” ME HA AGRADADO Dilecta Pilar: Como esta mañana sí había ejemplar del Heraldo de Aragón en la librería/papelería “El Cole”, que regenta mi amigo Miguel Ángel, “Fangio”, en la página 24 de dicho diario he podido leer tu artículo “Política y lenguaje”. Me parece cabal, coherente y oportuno que

Pizarra que soporta toda tiza

PIZARRA QUE SOPORTA TODA TIZA “—Señoría, si lo que usted acaba de aseverar es verdad irrefutable, que todos los ciudadanos, ellas y ellos, como así se afirma en el artículo 14 de la Constitución Española de 1978, somos iguales ante la ley, ¿por qué usted, antes incluso de redactar el fallo o tras firmar la sentencia de este

Fontanas de los deseos

FONTANAS DE LOS DESEOS Lo normal es que las musas Deambulen por los museos. Fontanas de los deseos Las llamas cuando no abusas De su confianza ni acusas De las ene calabazas Que te dieron. Las abrazas Allí donde se hallen ellas Por ser las solas estrellas Que embellecieron tus cazas. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Las dos paletas de Isis, jarrón chino

LAS DOS PALETAS DE ISIS, JARRÓN CHINO Hoy, esta tarde, durante la siesta, ha vuelto a gravitar sobre mi “cronotopo” el eterno retorno, quiero decir, que ha vuelto a suceder lo acostumbrado, porque también he soñado con Isis, en concreto, con sus dos paletas (me refiero, por supuesto, a sus incisivos, los dos dientes situados en la parte

Misiva a Isis, mi musa tinerfeña (2)

MISIVA A ISIS, MI MUSA TINERFEÑA (2) ENTONCES TE SENTISTE SU ACTUAL MUSA Dilecta Isis: Entonces te sentiste (fue atinada y feliz tu intuición) tres cuartos de lo mismo, o sea, como lo que, sin duda, eres para este menda, su actual musa literaria. Luego (cuando termine de dar cumplida respuesta a tu correo) releeré lo que andaba trenzando,

En la hoguera arde el cobarde

EN LA HOGUERA ARDE EL COBARDE   Detecto/detesto la hipocresía En/de quien presume de osado, Porque, cuando fue acosado Y vejado, bien tosía. A él le urdí esta poesía: Como devengas cobarde, Más pronto, auguro, que tarde Finarás donde fenece Quien encoge cuando crece La hoguera donde el tal arde.      Ángel Sáez García

Ten, Iris, la mejor suerte

TEN, IRIS, LA MEJOR SUERTE   Iris, tener buena suerte Te mereces, proba musa; Lo contrario quien te acusa: Se envanece de ser/su fuerte, Pero la parca, la muerte, Le sorprenderá cagando, Con un zurullo librando Un combate desigual En el esfínter anal, Haciendo fuerza, apretando.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Es tu esfera, Iris, edén

ES TU ESFERA, IRIS, EDÉN   Es tu esfera, Iris, edén, Paraíso, cielo, gloria, Fuente de gozo y de euforia, Quid de que urda “que le den” A quien no te ve fetén Ni considera la prenda Más tierna para este menda, Quien gobierna mi razón, Cuerda da a mi corazón Y de luz llena mi agenda.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Estoy en deuda con Gustavo Adolfo

ESTOY EN DEUDA CON GUSTAVO ADOLFO Dilecta Pilar: Transcurridas en paz (en varios lugares del planeta Tierra ha seguido habiendo guerra, claro; para variar, como si en la variedad siempre estuviera o radicara el gusto; comentario escrito con recochineo, por supuesto) las Navidades (a Pedro Sánchez los Reyes Magos, expertos en el ilusionista

Tuviste los arrestos de encomiarme

TUVISTE LOS ARRESTOS DE ENCOMIARME ABORREZCO QUE ME HAGAN ALABANZAS Jamás me habías llamado antes por mi nombre de pila, Ángel, hasta que el día de tu trigésimo sexto cumpleaños una cosa llevó a otra y, siguiendo dicha dinámica o mecánica, a llenar con ellas un saco y, como colofón, por una desinhibición o inesperada falta de asco,

Amado, amador y amante, un diamante

AMADO, AMADOR Y AMANTE, UN DIAMANTE (¿CÓMO LLEGAMOS TÚ Y YO A ESCRIBIR JUNTOS?) Dilecta Isis (ambos, tanto tú como yo, sabemos, a ciencia cierta, que ese no es tu verdadero nombre, pero ya te advertí con bastante antelación de que esa era la gracia que iba a usar, a partir de entonces, cada vez que decidiera urdir sobre tu persona, vida

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído