El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Me congratula mucho que te peten

ME CONGRATULA MUCHO QUE TE PETEN

Dilecta Pilar:

Acabo de recibir el tuyo. Servidor estaba buscando los textos que te mando abajo.

De nada. Aún se puede abundar o coincidir con la opinión que dieron otras/os, ganaran o no premios y/o prestigio en vida. Si ganaron el Nobel, mejor (en el caso de algunos, no en el de todos). Yo me encuentro en una posición semejante a la tuya; tampoco soy santo (aunque todos debemos santificar nuestra vida, nuestros actos).

Te mando cómo aparecerá mañana en mi bitácora la epístola que di en titular (ignoro si te envié la versión definitiva) “No formulo el reparo que refieres”.

Aprovecho la ocasión para remitirte también la versión final de la que porta el rótulo de “¿Dudabas de que al tal no le encantara?”.

Relecturas han sido, sí. Me congratula mucho que te peten.

Seguro que el resultado de lo que le escribes es algo sincero, sentido, profundo, cabal.

Me alegra que vayas consiguiendo esa liberación, tras llevar a cabo bien tu trabajo. Ya sabes lo que dijo varias veces y dejó escrito en letras de molde Jonas Edward Salk: “La recompensa del trabajo bien hecho es la oportunidad de seguir haciendo más trabajo bien hecho”.

No tienes que preguntarme. Yo no te pregunto. Me gustaría leerlo antes de que aparezca publicado (si te lo publican entero), pero esa decisión te corresponde tomarla solo a ti.

La semana pasada escribí un artículo de política cada día. Puedes acceder a mi blog y leerlos. El último llevaba este título: “Completa colección de incoherencias”.

Entre que el sábado comimos en familia (celebramos las bodas de plata de mi hermano Eusebio y mi cuñada María José) en el restaurante Remigio; y ayer me desplacé a Calahorra en tren a fin de darles el pésame a los deudos de la persona finada, Inés (el funeral era hoy en Cornago a las once de la mañana y yo no podía asistir), prima carnal de mi padre, nonagenaria, voy con retraso sobre otras semanas.

Me ha gustado mucho el texto (las anécdotas, verdaderos hitos o jalones, son distintivas, pertinentes, relevantes) que has escrito a propósito de María Antonia Martín Zorraquino. Le va a encantar.

Te comento, brevemente, lo que yo hubiera corregido:

En el tópico de Ausonio “collige, virgo, rosas, dum flos novus, et nova pubes, et memor esto aevum sic properare tuum” (“Coge las rosas, doncella, mientras la flor está lozana y fresca la juventud, y recuerda que así se va también tu edad”), “virgo” (doncella, muchacha, virgen) debe ir entre comas, es un vocativo.

El vocablo “vademécum” (que procede del latín y significa “camina conmigo”), que iba, ciertamente, con tanto médico (hasta que llegó Internet, estaba encima de la mesa de su consulta), tiene entrada en el DLE y se ha lexicalizado.

El DLE admite “delicatessem”, el vocablo inglés, aunque su origen sea germánico.

Mudaría la voz “prójima”, pues tiene una cuarta entrada despectiva, por otra, verbigracia, “solidaria” o “próxima”.

Como le tengo tanto aprecio al latín, respeto sus prefijos latinos “extra” e “intro” y procuro escribir extravertida/o e introvertida/o. Al menos, no se ha aceptado ni ha pasado por bueno “intravertida/o”.

Deseo y espero que alguna de mis sugerencias te sirva.

Otro (de tu amigo Otramotro).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído