El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

¿Erijo un monumento con palabras?

¿ERIJO UN MONUMENTO CON PALABRAS? ENSALZO LA EXCELENCIA DONDE LA HALLO “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht    No miento (del verbo mentir) cuando

Esto otrora era tendencia

ESTO OTRORA ERA TENDENCIA   “Hasta los sabios aprenden De quienes son menos listos”; En una caja de mixtos Lo leí y “¿Por qué unos prenden Y otros fósforos no encienden?”. Siendo un niño, a una eminencia Yo conocí en neurociencia, Y sin estudios, mi madre; Tal vez esto no te cuadre, Pero otrora era tendencia.     

Celebro que sumaras otros ocho

CELEBRO QUE SUMARAS OTROS OCHO (E HICIERAS AMISTAD ENTRE POETAS) Dilecta Pilar: Cierto, certísimo. El tiempo anda loco y, asimismo, los locos andan por el tiempo (casi siempre perdiéndolo; pero no faltan quienes lo aprovechan o ganan; te y me incluyo en dicho grupo; que conste en acta) y el espacio o cronotopo, sacándole jugo o provecho.

Iris me otorgó las alas

IRIS ME OTORGÓ LAS ALAS   La musa dio mucho al vate Y el vate mucho a la musa. Esta verdad inconcusa Sigue siendo un acicate Para el/la aprendiz de orate. Si dos volcanes se encuentran Y ambos en erupción entran, Contaminan mutuamente; Influyen profundamente Si al alimón se concentran.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

La mayoridad de Jorge

LA MAYORIDAD DE JORGE   Hace un rato he recibido Un encargo de “Fitín” Con sorna y con retintín. Y a mi dilecto y querido Sobrino Jorge le he urdido Un octosílabo verso Por cuantos en su universo Años él cumple el dieciocho De diciembre, los dieciocho, Que harán su mundo diverso. Ocho propicios destinos Para mis ocho sobrinos

Ha conseguido ser quien pretendía

HA CONSEGUIDO SER QUIEN PRETENDÍA En algún sitio (o en varios) he trenzado (a fin de hacerme un autorretrato moral o etopeya) que, ideológicamente, me sitúo a la izquierda de la derecha y a la derecha de la izquierda, pero no en el insulso centro, sino dentro del sabroso ídem. No me considero un dualista duelista, pero echo mano de los

¿Hay mejor espaldarazo?

¿HAY MEJOR ESPALDARAZO?   Permíteme que eche mano Del de rimar versos arte Y pueda las gracias darte Porque fuiste un ser humano Y en mí, Iris, viste a tu hermano. Me llevó tu doble abrazo Al de mi madre regazo Cuando era un recién nacido; Me sentí reverdecido: ¿Hay mejor espaldarazo?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Estoy vivo por obra y gracia de ellos

ESTOY VIVO POR OBRA Y GRACIA DE ELLOS Dilecta Pilar: El estrés (como te he urdido o he querido dar a entender cuando te lo he trenzado alguna otra vez) es bueno mientras sea “esuno”, “esdos” o estrés (porque ahí está el límite), o sea, siempre que no devenga “escuatro” o “escinco”. Ya sabes qué argumentaba Aristóteles,

¿Los Luises? ¡De anchos abrigos!

¿LOS LUISES? ¡DE ANCHOS ABRIGOS!   Tuve la suerte de hallaros En la Avenida Valencia (Por la que tengo querencia Desde entonces), de pillaros Y de jamás orillaros. Aprendí vuestras virtudes Y advertí similitudes Con vosotros, mis amigos Luises, de latos abrigos En todas las altitudes/latitudes.      Ángel Sáez García   

Idea nebulosa de Pilar

IDEA NEBULOSA DE PILAR (FÉMINA A LA QUE AMAR HASTA LA MUERTE) Todos los que hemos escuchado las confidencias que ha tenido a bien hacernos Ángel, todos los que hemos leído las urdiduras (o “urdiblandas”) de “Otramotro”, tenemos una idea nebulosa de Pilar. Un día, extrañado por tan llamativa ausencia, le pregunté por qué no había

Rocío ha salido airosa

ROCÍO HA SALIDO AIROSA “Una alegría compartida es una alegría doble; una pena compartida, la mitad de una pena”. Paremia sueca Esta tarde, nada más terminar de comer servidor, mi hermano Miguel Ángel, “el Chato”, me ha comunicado ledo la buena nueva de que su hija mayor, mi sobrina Rocío, ha aprobado la oposición a la que se

Acabo de hacer varias correcciones

ACABO DE HACER VARIAS CORRECCIONES Dilecta Pilar: Como intuyes, acabo de hacer varias correcciones o enmiendas a los dos últimos textos que te envié el viernes de la semana pasada. Te contesto a tus dos correos en este. Podemos seguir aquí el hilo, si no tienes inconveniente. De nada; y celebro que te hayan petado (gustado) mis comentarios.

Ser musa no es un reto inalcanzable

SER MUSA NO ES UN RETO INALCANZABLE Dilecta Pilar: Tengo un ramillete (la cuarta acepción que da el Diccionario de la Lengua Española, DLE, de dicho vocablo dice así: “Colección de especies exquisitas y útiles en una materia”) de musas. Serlo no es un reto inalcanzable, difícil de lograr; sí que, además, como es tu caso, haga el

Por los dos solos besos que me diste

POR LOS DOS SOLOS BESOS QUE ME DISTE Amada Pilar: Quizá te preguntes por qué no dejo de escribirte. Quizá te extrañe leer mi respuesta, porque no puedo dejar de amarte. Hoy he encontrado motivo para hacerlo en estos renglones cabales que ayer juntó en un único párrafo y me envió mi amigo íntimo y heterónimo Emilio González, “Metomentodo”,

Para ella y/o para él; (no) elija

PARA ELLA Y/O PARA ÉL; (NO) ELIJA QUE LA MEJOR GANE EL PREMIO (¡BUENA ACTITUD, ASPIRANTE!) Como una soy perdedora, No ganar no es una afrenta. Si ocurre, estaré contenta. Va para la ganadora Esta oda enternecedora, Sea quien sea quien gane, Lo haga Aridane, a quien “Dane” Llaman sus más allegados, O “Hieles” (tiene amargados A

Los ajustes perfectos son escasos

LOS AJUSTES PERFECTOS SON ESCASOS A Pilar le ha acaecido tres cuartos de lo mismo que a Ángel. Desde que se conocieron en la isla donde se yergue imponente y majestuoso el Teide, ambos se sienten desubicados en sus lugares de origen. Se reconocen en esos espacios, con esos paisajes y esos paisanajes, pero los dos estarían mejor juntos en

Por aquí acaeció lo acostumbrado

POR AQUÍ ACAECIÓ LO ACOSTUMBRADO Dilecta Pilar: Celebro que hayas desconectado. A veces es muy beneficioso, por los motivos que aduces, la visita de una amiga tuya y de unos deudos de tu pareja, o por otros, variados. Todos esos factores que mencionas contribuyeron y/o sumaron, seguramente, para que la ofrenda floral a la Virgen del Pilar

Me alegra que te alegre mi alegría

ME ALEGRA QUE TE ALEGRE MI ALEGRÍA Dilecta Pilar: Como insistes en darme las gracias, no te molestará que itere una vez más (y van… ni se sabe; ya he perdido la cuenta) mi “de na(da)”. He leído, como suelo hacer cada viernes, tu columna del Heraldo, hoy sobre ese infierno para los ojos que fue contemplar impotente cómo era pasto

Sigo el ejemplo de «Lucho»

SIGO EL EJEMPLO DE “LUCHO”   (LUIS QUIRICO CALVO IRIARTE   Y/O LUIS DE PABLO JIMÉNEZ)   —Cada día aquí cambiamos Un buen número de cosas Por mejorables u odiosas. —Tan campantes nos quedamos Cuando las modificamos. —Pero nos cuidamos mucho De echar mano del serrucho Y/o cortar las principales. —Porque quien hurga

De tu amigo Otramotro recibe otro

DE TU AMIGO OTRAMOTRO RECIBE OTRO Dilecta Pilar: Como tú insistes en dármelas (que no me parece mal que lo hagas, que conste en acta, sino lo normal en y preceptivo para quien se siente agradecido por el bien, poco o mucho, recibido), yo tengo que iterar mi respuesta asidua, de nada. Ya sabes que me encanta leer lo que cuentas, pero, si

Cabal dogma de hamletismo

CABAL DOGMA DE HAMLETISMO   —Procura no dar, te digo, Ni pedir prestado a nadie, Porque, lo airee o no radie Quien sabe, itera conmigo, Suele perder el amigo Y el dinero a un tiempo mismo, Que no es muestra de cinismo, Sino constatación cierta, A interpretación no abierta, Porque dogma es de hamletismo.      Ángel Sáez García

Leone es exhaustivo en lo probado

LEONE ES EXHAUSTIVO EN LO PROBADO    “Hoy, hace un lustro justo, murió el hombre que urdió que la lectura de ene libros permite la escultura del carácter y, esta, la arquitectura del talento. También que borrará toda amargura la dulzura de un libro inmarchitable”. Así arranca la biografía que del creador de Emilio González,

Con sus epifanías redisfrute

CON SUS EPIFANÍAS REDISFRUTE CON SUS REVELACIONES HARTO GOCE En un soneto, que es inolvidable para un vate que aún no ha publicado, Quevedo verseó cuanto él no ha echado en saco roto (es eso imaginable): “Retirado en la paz de estos desiertos, / con pocos, pero doctos libros juntos, / vivo en conversación con los difuntos / y escucho

Comparo a Isis con la Tess

COMPARO A ISIS CON LA TESS DEL FILME “ARMAS DE MUJER” Quien haya visto la cinta “Armas de mujer”, tal vez Conmigo abunde en la nuez, Que la misma de Tess finta Usa Isis, mi musa, o pinta; Tiene un don para el recado Y un cuerpo para el pecado; Es eficaz, diligente, Venusta e inteligente; Ilumina al obcecado.    Ángel Sáez García

«La casa del lago» es un impar sueño (III)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (III) (Sigue.) Alex (al que consideran que está loco Mona y Kate, o que los demás pueden pensar que está ido, como así se lo refiere a su hermano Henry) le propone a la doctora dar un paseo juntos por Chicago. Al final del mismo, Kate piensa (dirigiéndose a Alex), “Ojalá hubiéramos hecho este

«La casa del lago» es un impar sueño (II)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (II) (Sigue.) Cuando el paciente que espera una resonancia le pregunta a la doctora si cree que saldrá de esta, Kate le contesta “sí, por supuesto”. Puede que la misma pregunta e idéntica respuesta se la formulara y contestara, al ponerse a escribir el guion, David Auburn. Cuando Kate se disculpa

«La casa del lago» es un impar sueño (I)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (I) “A veces sucede que una mujer es más atractiva a los veintinueve que diez años antes; y, en general, si no ha habido ni mala salud ni ansiedad, es un momento de la vida en el que casi no se ha perdido ningún encanto”. Jane Austen, en “Persuasión” (la última novela que escribió, publicada

Libre interpretación de lo soñado

LIBRE INTERPRETACIÓN DE LO SOÑADO Ignoro si sueño todas las noches. Supongo que sí. Ahora bien, de lo que sí estoy seguro, aún más, segurísimo, o no abrigo la menor duda, es de que, del grueso de los sueños que recuerdo haber tenido, unos me parecen más claros o nítidos que otros (o menos complicados o enrevesados), quiero decir,

Sí, nada de lo humano me es ajeno

SÍ, NADA DE LO HUMANO ME ES AJENO Dilecta Pilar: Como el otro hilo (mejor, recipiente) está lleno, podemos seguir la conversación (es un decir, claro) en este, aquí. Celebro que te gustara la urdidura (más bien, “urdiblanda”) que titulé “Yo soy yo y mis bastiones interiores”. A mí tu artículo o columna tanto lo hizo que propició

Cuando menos te lo esperas

CUANDO MENOS TE LO ESPERAS   Cuando menos te lo esperas, Aparece quien sentido Da a tu existencia. No es Dido, Aunque te enseñe las peras Desnudas la tal, de veras. Hoy he hecho el amor con ella, Con quien brilla como estrella En el lato firmamento. ¡Qué menos que un monumento Erigir a Isis, la bella!      Ángel Sáez García

Eres, Iris, el as de oros

ERES, IRIS, EL AS DE OROS   Eres, Iris, el as de oros, La mejor mujer del orbe. Aunque este halago te estorbe, Es clave de óptimos coros Tu voz y tu luz de foros. Eres fuente de deseo, La Ariadna que echó a Teseo Una impar mano con su hilo. Tu abrazo mantiene en vilo A quien ve arte y ciencia en seo.      Ángel Sáez García

Lo que yo espero es no desesperarme

LO QUE YO ESPERO ES NO DESESPERARME Dilecta Pilar: Certísimo. Abundo contigo en la versión o visión del asunto; coincido básicamente con tu criterio. Cuido mi corazón lo mejor que puedo, a base de razones (pero él, como va a lo suyo, muchas de las que le brindo las ignora; lo aprendí, sí, de Blaise Pascal). Ahora, sin el apoyo de las

Dido, espejo de bondad

DIDO, ESPEJO DE BONDAD A lo largo de mi vida, Pocas veces me he sentido A disgusto si con Dido Yo me hallaba, aunque aterida Conmigo estuviera, herida Por cualquier trastada mía, Hija de la autonomía Que me había concedido Ella, mi dilecta Dido, Espejo de bonhomía. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Un soneto en honor de la Patrona?

¿UN SONETO EN HONOR DE LA PATRONA? (¿TE DA LA SERENDIPIA ESCALOFRÍO?) Quien quiera coronar un desafío Dotado habrá de estar para lograrlo O que un ímpetu extraño venga a honrarlo Con una serendipia. ¿Desvarío? En saber aguardar mi vez confío Y ese tris favorable aprovecharlo Para alcanzar el cielo y ensalzarlo, Porque es para Santa

Sobran las razones, sobran

SOBRAN LAS RAZONES, SOBRAN —Por un montón de motivos, Aprecio os tengo y cariño, Tebanos, desde muy niño. Casta y chaleco emotivos Fueron y recreativos. —Esto te confieso, hermano: Mientras viva, tudelano De buena cepa seré. Una vez muerto, veré Vestido a Dios de tebano. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Más que fárragos obran quintaesencias

MÁS QUE FÁRRAGOS OBRAN QUINTAESENCIAS Ignoro el porqué esta noche he soñado (con) la lección extraña o extraordinaria (entre otros motivos, porque se ha demorado la friolera de cuarenta y tantos años en el tiempo) que nos ha impartido (es un decir) uno de los profesores que tuvimos en el seminario de Navarrete (La Rioja), el real y

Yo asistí el mismo día a dos milagros

YO ASISTÍ EL MISMO DÍA A DOS MILAGROS Tengo para mí que, a lo largo de mi vida, hubo varias personas que me alumbraron (algunos de sus comportamientos, gestas o gestos —he de reconocer sin ambages—, en concreto, me deslumbraron), cuando otrora las traté y coincidí con ellas en la realidad de la vigilia y del día a día; y que ahora

He urdido una zumbona nota bene

HE URDIDO UNA ZUMBONA NOTA BENE Dilecta Pilar: Así es, como dices. El conocimiento sobre la persona o el suceso que sea requiere días, meses, años. Con el primer vistazo acertamos pocas veces; las más nos damos un porrazo. No te quito más tiempo, que ambos andamos atareados. Lo que me dispongo a ultimar se va a titular “Un buen símil

Son como las estrellas las palabras

SON COMO LAS ESTRELLAS LAS PALABRAS “Cada nostalgia es una especie de vejez”. Joao Guimaraes Rosa Son como las estrellas las palabras: Nacieron, alumbraron y murieron; Un día os encumbraron, otro hundieron A las/os que estáis orates, como cabras. Cuando, lector/a atento/a, tú las abras En canal, guiparás lo que otras/os vieron; Y en

¿Contra quién va ese elogio o ditirambo?

¿CONTRA QUIÉN VA ESE ELOGIO O DITIRAMBO? Dilecto Jesús: Pues te aconsejo que no te sientas como hoy te sientes. “Nadie es más que nadie” (“nadie es más que otro, si no hace más que otro”, escribió Cervantes en el capítulo XVIII de la primera parte de su “Don Quijote”; esto va para los que se quedan cortos, los no avisados).

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído