El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

A usted, lector, le cabe decidir

A USTED, LECTOR, LE CABE DECIDIR

QUÉ OPCIÓN, EN PROSA O VERSO, GUSTA MÁS

A cuantas personas (he formado con ellas una legión y otra y otra y…) han tenido, a lo largo de la historia de la humanidad, algún gesto de verdadera abnegación con alguno/s de sus semejantes (ellas y/o ellos), agradeciéndoselo con verdad, seguridad y afecto.

Promover el altruismo, la generosidad, siempre estuvo bien y siempre lo estará. Pero dicho principio o valor humanitario ha de ir acompañado o ser acompasado, indefectiblemente, de didacti(ci)smo. Quien recibe un bien, un favor, de otra persona (ella o él) debe sentirse concernido con el susodicho principio; y en la primera ocasión que tenga o se le presente ha de estar convencido y dispuesto a tener con otro (hembra o varón) el mismo gesto abnegado que otro tuvo antes con él. Porque, si se desentiende, si deviene lo contrario de lo esperado, egoísta, el hilo solidario se quiebra, porque, al fallar y/o faltar uno de los eslabones, la cadena de favores queda (al menos, por uno de sus extremos) rota.

Hasta aquí (no en sentido estricto, sino hasta el punto final del párrafo anterior, se sobreentiende) han llegado los renglones torcidos del escueto texto en prosa que había cavilado; ahora bien, en esta calva ocasión me ha brotado o surgido, además, el renuevo o retoño de escribir un soneto con idéntica idea. A continuación, doy cuenta de los catorce versos endecasílabos que lo componen. A usted, lector (ella o él), le cabe decidir qué opción, en prosa o verso, gusta más.

¿TE SACARÁN, LECTOR, HOY LOS COLORES?

 

Impulsar por doquier ser generoso

Es útil, pero ha de ir acompañado

De didactismo impar, bien enseñado,

Para que no acontezca lo afrentoso.

 

Hacer el bien al otro es algo hermoso,

Mas, si quien lo recibe no ha soñado

Con culminar lo propio pronto, añado

Que ese valor resultará alevoso.

 

Uno debe sentirse concernido

Y, a la oportunidad prima que tenga,

Lo oportuno ha de hacer, lo que convenga,

 

Para que en la cadena de favores

No se halle el eslabón desentendido

Al que los demás saquen los colores.

 

   Ángel Sáez García

   angelsaez.otramotro@gmail.com

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído