El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Mi auténtico e impar ángel de la guarda

MI AUTÉNTICO E IMPAR ÁNGEL DE LA GUARDA CALABOBOS, ORVALLO O SIRIMIRI    Como el sábado pasado, 20 de noviembre de 2021, una hora antes de la pactada, poco más o menos, esto es, de las diecinueve horas y cuarenta y cinco minutos, las ocho menos cuarto de la tarde, señalada para juntarnos en la tudelana Plaza de los Fueros o Nueva,

¿Cuánto vale un ser humano?

¿CUÁNTO VALE UN SER HUMANO?   ¿Cuánto vale un ser humano? Escrute qué pensamiento Le nace y qué sentimiento Cuando muera. Tendrá a mano, Si el finado era un hermano Por usted seleccionado, Ese ente que le ha salvado De estar depre en más de un caso, Irisando su fracaso, Y con su amistad le ha honrado; O alguien que nada le dice,

¿Réquiem por mi difunta musa, Amanda?

¿RÉQUIEM POR MI DIFUNTA MUSA, AMANDA?    Como cualquier lector asiduo mío (ella o él) sabe, poco importa cuál sea su identidad, inclinación u orientación sexual, durante mi última estancia “estiotoñal” en el Puerto de la Cruz (Tenerife), decidí crucificar a mi amada musa chicharrera Iris y, por ende, que no volviera a protagonizar

Te/me deja «Ángel» derretida

TE/ME DEJA “ÁNGEL” DERRETIDA   —No sé, Sol, si llegaremos A la tierra prometida Antes de la acometida De la parca, mas seremos Felices si nos queremos. —Tal vez, Luz, mi prometida, No exista esa prometida Tierra fuera de “Ángel”, libro Que, cuando lo lees/leo, vibro Y te/me deja derretida.      Ángel Sáez García

Yo no he sido tan guapo como entonces

YO NO HE SIDO TAN GUAPO COMO ENTONCES PREFERÍ LAS ANTÍPODAS AL TRULLO “Esto ocurrió en un tiempo y en un país en que muchos de nosotros estábamos enamorados de la vida. ¿Os acordáis?, ¿os lo han contado acaso? Estimábamos a nuestros políticos y confiábamos en ellos. Confiábamos también en los periódicos y en los periodistas,

En el inicio de su quinta década

EN EL INICIO DE SU QUINTA DÉCADA    “La literatura es, a veces, un temerario intento de escribir bien sobre el mal. Tal vez por eso, un halo de sospecha envuelve a quienes se adentran en las perniciosas páginas de los libros, frecuentando compañías tan poco recomendables como la perversión, el vicio y la indecencia moral”.    Irene

¿Me matarán como a un perro?

¿ME MATARÁN COMO A UN PERRO?      Presiento que derribado Seré por arma de fuego Cuando me fugue, aunque luego Trascienda, de modo holgado, Que, cual can, fui asesinado, Como Rosa Luxemburgo, Que, si el polvo al hecho expurgo, Compruebo que una tragedia Sobre la misma me asedia, Pero no soy dramaturgo.      Ángel Sáez

¡Qué compañeros tuve en Navarrete!

¡QUÉ COMPAÑEROS TUVE EN NAVARRETE! Los colegas que tuve en Navarrete viajan conmigo con sus rostros de entonces, a pesar de que, posteriormente, a varios de ellos les vi las caras que portaban en cada ocasión, ya fuera en la localidad riojana mencionada, ya en Cornago, ya en Soria, donde quedamos para juntarnos, saludarnos, compartir caldos

Mando a Daniel Ortega este soneto

MANDO A DANIEL ORTEGA ESTE SONETO ¿QUE UNA BALA TE ALCANCE EL COCO PIDES?   Mientras alerta tenga el intelecto, Un bolígrafo empuñe mi derecha Y mi boca indignada e insatisfecha Eche pestes, seré escritor dilecto   Para quien vive en vivo y en directo Qué fácil tú denigras su cosecha De mies y, cuando advierte (la cuenta hecha)

A Santaolalla llevo en mi equipaje

A SANTAOLALLA LLEVO EN MI EQUIPAJE No sé si al atento y desocupado lector de estos renglones torcidos, ora sea o se sienta ella, ora sea o se sienta él, le sucedió, poco más o menos, cuanto le acaeció a servidor, que salió de su hogar, de la casa familiar, a temprana edad, con vistas a dedicarse en el futuro, además de a llevar a cabo

Eusebio significa, en griego, pío

EUSEBIO SIGNIFICA, EN GRIEGO, PÍO Tengo para mí que nadie nace pesimista u optimista, sino que se hace. Son las circunstancias de la vida que a cada quien le tocan vivir las que le marcan el camino, le dejan cicatrices y lo hacen de una manera de ser y ver las cosas y los casos o de otra, positiva o negativa. Verbigracia, por mis arterias

¡Qué apotegma apodíctico, el de Shakespeare!

¡QUÉ APOTEGMA APODÍCTICO, EL DE SHAKESPEARE! Ayer, lunes, primer día del mes de noviembre de 2021, festividad de Todos los Santos, tras acudir al cementerio y felicitar a uno de los amigos que mantengo desde mi más tierna infancia en Cabretón, Santos Calahorra, por la doble razón de peso de su cumpleaños y su onomástica, cuando me

Cumplo la voluntad de quien me manda

CUMPLO LA VOLUNTAD DE QUIEN ME MANDA   Catando mil aromas, hoy, Amanda, Recorro el camposanto; hallo la losa De tu tumba y allí dejo la rosa; Cumplo la voluntad de quien me manda.   Que al trato yo me atenga me demanda Y donde tu esqueleto está, en la fosa, Deposite la flor a quien mi esposa No fue, pero la amé como a la banda

Fui capaz de hallar la paz

FUI CAPAZ DE HALLAR LA PAZ   —Quien al más débil defiende Tal vez tenga corazón, No de peso una razón Para hacerlo. Quien lo entiende Quizá mañana se enmiende. —Quien, al fin, se ve capaz De hallar dentro de él la paz, Porque hay un ético impulso, Que le impide ser insulso, No deviene ave rapaz.      Ángel Sáez García

Así ella ha rebajado su glucemia

ASÍ ELLA HA REBAJADO SU GLUCEMIA      Cuando, por fin, venzamos la pandemia, Al ciudadano medio le conviene Que empiece a ponderar qué suerte tiene, Pues no padece, verbigracia, anemia.      Aunque ella ya no vaya a la academia, Haciendo otras labores se entretiene; Y ve que a las/os demás darse bien viene. Así ella ha

¿Velarás mi odisea mientras sueño?

¿VELARÁS MI ODISEA MIENTRAS SUEÑO?    “No me dejes morir. / En tanto alientes, / víveme en tus recuerdos, / llévame de la mano hasta tu muerte, / cobíjame en tus sueños / donde yo velaré mientras tú duermes” son los seis versos (¡con qué poco puede decirse tanto!) del “Poema final” del libro que tituló “Poemaciones”

¡Qué arduo es aquí ser abuelo!

¡QUÉ ARDUO ES AQUÍ SER ABUELO! ¡ESTÁ TAN ABAJO EL SUELO!      —No es necesario ser padre De una extensa prole de hijos Para que los escondrijos Te agraden. Tal vez te cuadre Si ves en ello un desmadre.    —No es preciso tener nietos Ni haber cien resuelto aprietos Para que me comprometa Con una imposible meta: Tenerlos

¿Un anagrama de Lesbia? ¡Isabel!

¿UN ANAGRAMA DE LESBIA? ¡ISABEL! “¿Y si el único que vive es el tiempo, el infeliz, el hastiado tiempo que necesita, para entretener su soledad, de criaturas breves que lo conciban?”. Párrafo inicial de “Réquiem por el tiempo”, texto que el atento y desocupado lector (ella o él) puede leer en la página 115 de la obra “Autorretrato

Vuelve el eterno retorno

VUELVE EL ETERNO RETORNO   ¿Quién no ha sido escandaloso En su errada juventud, De subversiva actitud, Escasamente juicioso, Arriscado y picajoso? Vuelve el eterno retorno Una y otra vez al horno. Las actitudes no mudan. Quienes a ellas hoy aludan Darán otra vuelta al torno.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Dónde radica el creativo impulso?

¿DÓNDE RADICA EL CREATIVO IMPULSO? No me consta el hecho en sí, pero lo intuyo; además, a dicho presentimiento no le he hallado, por ningún lado, tras coronar un exhaustivo escrutinio, grieta o rendija por la que pueda colarse subrepticiamente la duda más flaca. A veces, la corazonada, negando parte de su contenido, en el caso que nos

Aconseja que se forme

ACONSEJA QUE SE FORME A TU HIJO, AUN SIENDO DEFORME; LA OLA PUEDE SER ENORME   A mí la ola de la fama, Cielo e infierno, la caraba, Cuando ya no la esperaba Me llegó. Dile a quien brama Que de colores la gama Es amplia; y que el bien formado Parado, mas preparado, Fue capaz de cabalgarla, Es decir, de surfearla, Después de ser contratado.

Si cobrara, sería la caraba

SI COBRARA, SERÍA LA CARABA    Nadie que arribe por aire o por mar a la mayor de las Islas Canarias, Tenerife, puede escapar a su doble e irrefutable atractivo eviterno; o sea, a la seducción involuntaria, espontánea, auténtica, de la venustidad o belleza femenina perfecta, hecha mujer, de Iris/Amanda, y a la majestuosidad y suntuosidad

Isabel es un pibón

ISABEL ES UN PIBÓN   Isabel es un pibón. Amén de fémina hermosa, Fértil es, maravillosa. Yo la asemejo a un ibón; Tal vez fue un glaciar bribón, Pero es laguna señera, Que tiene más de niñera O guardiana de chopera, Que de cuchara sopera Que alimenta a quinceañera.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

En mis trece me mantengo

EN MIS TRECE ME MANTENGO   No entiendo por qué yo tengo Que ganar diez veces más Que los otros, los demás; Y que es injusto sostengo; Y en mis trece me mantengo. Todo trabajo mental Para mí es fundamental. Juzgo que los sanitarios Se merecen mis salarios Yo lo veo elemental.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Cómo cacé y capté tanta belleza/bajeza?

¿CÓMO CACÉ Y CAPTÉ TANTA BELLEZA/BAJEZA? Ayer, por la noche, estando tendido o tumbado, decúbito supino, sobre el catre, empecé a trenzar mentalmente endecasílabos, pero no de manera disparatada e inconsiderada, que eso es lo que significa la locución adverbial coloquial “a trochemoche”, sino de modo coherente, consecuente y pausado,

Que seas feliz, Amanda

QUE SEAS FELIZ, AMANDA      Tras decirle a Iris “adiós; Que seas feliz y todo Te salga (no importa el modo) A pedir de boca”, a Dios Gracias doy por un “sindiós” El menda no haber venido, Aunque no haya complacido Con el amor demandado, Que Él mil veces me ha negado, Dejándome compungido.      Tal vez le haya reservado

Pésimas condiciones laborables

PÉSIMAS CONDICIONES LABORABLES    De mis recientes vacaciones “estiotoñales” (disfruté la última semana del verano y la primera del otoño) en el Puerto de la Cruz (Tenerife), cuya cruz aún llevo a cuestas, pero hoy parece que es más liviana o me pesa menos, catorce esperanzados e ilusionados días que, aun resultando frustrantes,

No es tan fácil ser feliz

NO ES TAN FÁCIL SER FELIZ      No he sabido ser feliz, Porque no es tan fácil serlo; Le ayudará a conocerlo Preguntar a quien perdiz Come o cena, al infeliz. Así que salga a la calle Y pregunte a quien no calle Allí donde sea donde Le conteste quien no esconde, Aunque vea a la del dalle.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Que por qué soy escritor?

¿QUE POR QUÉ SOY ESCRITOR?      ¿Que por qué soy escritor? Suelo aducir dos motivos Razonables y/o emotivos: Soy avezado lector E impar del juego lector. Para mí es fundamental Que se funda lo mental Y lo que escapa a ese brete, Lo cuerdo y lo que le rete, Por orate, elemental.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Fortuna ayuda al valiente

FORTUNA AYUDA AL VALIENTE   La conquista de derechos De de la causa cruzados Que no tuvieron cruzados Sus brazos y satisfechos Están viene; son los hechos; La humanidad siempre ha honrado A quien ha sido arrojado; Y la fortuna al valiente; No al tibio, sino al caliente O al frío, siempre ha ayudado.      Ángel Sáez García

Roble por el rayo herido

ROBLE POR EL RAYO HERIDO   Te doy mis felicidades Por haberte enamorado, Amigo; habrás comprobado Qué bien, a ciertas edades, Sientan las eternidades; Si no eres correspondido, Te sentirás compungido; Constatarás que tu noble Sentimiento es ese roble Que fue por el rayo herido.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Hay un vencejo en cada escritor libre?

¿HAY UN VENCEJO EN CADA ESCRITOR LIBRE? “Los vencejos”, la última novela que ha publicado (me enmiendo al instante, que Tusquets Editores le ha publicado a) Fernando Aramburu, pese a sus casi setecientas páginas, no es un centón; y tiene, atento y desocupado lector, ya seas o te sientas ella, ya seas o te sientas él, dos docenas o

Amanda es un monumento

AMANDA ES UN  MONUMENTO   Amanda es un monumento. Aquí no cabe objeción, Es decir, refutación. Tan firme es su fundamento Que yo firmo el documento. Y, como ella es uno de ellos, El más dulce entre los bellos Monumentos erigidos, Entre ellos, los elegidos, Lo escojo y pongo mis sellos.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

De menos te he echado, Amanda

DE MENOS TE HE ECHADO, AMANDA   Me gusta ir acompañado A los cines y a las seos Y también a los museos (En un santiamén añado), Porque el escaso puñado De maravillas se agranda, Y lo triste y duro ablanda Cuando con otra/o comento; Y, si no está, lo lamento, Sobre todo, si es Amanda.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¡Qué mitad eres tú del arcoíris!

¡QUÉ MITAD ERES TÚ DEL ARCOÍRIS!   Sin querer, me ha brotado este soneto. Ha bastado un recuerdo tinerfeño, Ver cómo Amanda ardía, como un leño, En mi hogar y tenerlo claro, neto.   Si acepta, que habrá boda yo prometo Con ella; y la alegría en feo al ceño Dejará, que enfadarme yo desdeño. Ya sabes enterito mi secreto.

Lo adujo el hermano «Lanse»

LO ADUJO EL HERMANO “LANSE”   “Para que el cuerpo descanse Y esté nuevo al otro día Dormir es la mejor vía Que se tiene”, adujo “Lanse”. Quizá así el bravo se amanse. Acaso hoy esté de moda, Pero el ruido me incomoda. No sé si él tiene la culpa De mi calva; una disculpa Le pido, si no, en esta oda.      Ángel

Gracias le daba así a la bonhomía

GRACIAS LE DABA ASÍ A LA BONHOMÍA   Para mí de Iris es la anatomía El mapa a recorrer de arriba abajo, El premio a todo un día de trabajo, Del que me enorgullezco y presumía.   Cuando llegaba al clímax y gemía, Tras golpear su esquila mi badajo, Lo obvio salía por mi mui, carajo; Gracias de la daba así a la bonhomía.  

Llama a la lámpara Gloria

LLAMA A LA LÁMPARA GLORIA   “Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”. Jorge Luis Borges   Una lámpara ha encontrado Mientras cosechaba Antonio. Se ha puesto como un demonio. Tantas veces la ha frotado Que su mal genio ha brotado: Si somos nuestra memoria, De quimeras

El amor, si es fetén, huele

EL AMOR, SI ES FETÉN, HUELE   Claras tengo un par de cosas: Que el amor, si es fetén, huele; Y el lato silencio duele; A espliego el primero o a rosas; Y el segundo como losas. Ayer un sueño redondo Tuve, que mi amor era hondo, Profundo, amén de alto y largo; Y que en superficie amargo Nada había ni en el fondo.      Ángel

Iris no es ningún desecho

IRIS NO ES NINGÚN DESECHO      No sabía que un derecho Es estar con quien belleza Me suma y resta bajeza; Que Iris no sea un desecho A mí me pone derecho. Quiero decir, me espabila Y, al mismo tiempo, encandila; Y mi ciprés pone enhiesto, Como el géiser deshonesto Que va alargando la fila.      Ángel Sáez García   

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído