Palpito Digital

José Muñoz Clares

¿HOJA DE RUTA?

El psicópata que se está cargando España acaba de descubrir que sus continuos embates contra el orden constitucional le van a costar cualquier elección, incluida la de presidente de su comunidad de vecinos, ésa más que ninguna. Lo conocen.

Tras un rosario incontable de traiciones acaba de descubrir que su deriva conduce al psoe a un larguísimo desierto y a una más larga vergüenza histórica o a una huida hacia delante por la senda de la traición que lo puede llevar ante el TS como imputado, si es que no lo imputan ya. Lo de la pandemia merece una reconsideración ahora que los jueces saben quién es el déspota al que no quisieron investigar cuando aún le tenían miedo. Pero el art. 11 del Código penal* sigue flotando sobre la cabeza de quien trajo la rabia y la difundió por no molestar a la novia del rata, a la payasa de los lunares y a su misma/mismo/misme Begoña, Begoño, Begoñe.

Traicionó a España y a sí mismo se traicionó metiendo a la zorra antisistema en el gallinero constitucional. Lo pagó en sueño, ese que aseguró que no conciliaría si hacía lo que hizo: pactar con el rata, colocar a la lerda de su por entonces novia, a sus vasallos y, en eso no cayó, meter en el gobierno a una traidora más traidora que él, que ha recordado ahora cómo advirtió en 2020, por escrito, de la inminencia de una ola pandémica sin que nadie le hiciera caso, y menos que nadie el felón. Ahora la rubia a botellazo y perfil de abrelatas “Explorador” ha olido la sangre que ya escupe su presa y se ha hecho ecuménica. Como el Papa. Ya no soy comunista, ni siquiera soy de izquierdas; ahora soy transversal y debéis votarme todos, socialistas, gentes de Cs, peperos revoltosos…. Y no le da vergüenza. No quiere el gobierno, quiere quedarse el psoe para ella sola.

Ya veis lo que ha hecho este tío, continúa: ni derogar reformas ni subir el SMI de forma decente ni obligar a la Guardia Civil a que ponga en su divisa “Todo por la Matria”. Nada. Ni un detalle que lo identifique como el rojazo que dijo ser, salvo en lo concerniente a indultar delincuentes golpistas, pactar con lo que queda de ETA, dejarse robar –nuestro dinero- por un tipejo como Rufián y un meapilas vasco, santificar las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua y partir el país y sus instituciones en dos como antes rompió Cataluña. Los del diálogo y la concordia quieren ahora una reforma constitucional que consagre la disolución a la carta de España. Y él se ha venido a Murcia en el Falcon a reunirse con los socialistas murcianos, una plaza perdida hace décadas, a decirles que la hoja de ruta de su gobierno… ¡¡¡ es la Constitución!!!

¿Cómorrrrrrr? ¿Esa que usted pisotea a diario? ¿Esa que no cumple ni para limitar derechos constitucionales? ¿Esa cuyo art. 49 modificó “hoy mismo” (12 de mayo de 2021) sin más trámite que pedírselo a la rubia oxigenada con perfil de abrelatas? ¿Sabe usted la mala rima que tiene «hoja de ruta»? Calcuta, permuta, hijo de puta y pare usted de contar. Es su turno: elija.

 ¿Pero es que en el psoe no queda nadie con sentido común? Un tipo que se apunta a una posición y su contraria supera con mucho a Groucho Marx: no es que tenga otros, es que no tiene ningún principio. Por eso en Murcia lo han recibido hoy con insultos y gritos de «dimisión». Porque el psoe no puede traicionarnos más, y ahora este pretende hundir el país y la monarquía a la que Murcia lleva siendo fiel desde el siglo XIII y por eso llevamos en el escudo siete coronas.

Así que vuelve cuando quieras. Si lo que te gusta es que te avergüencen…


*Quien estando obligado por ley a impedir delitos de resultado –lesiones graves, enfermedades graves y homicidios- no los impida, será condenado como autor material y directo de dichos delitos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leído