Berlusconi amenaza a los medios italianos con represalias… por meterse tanto con él

Berlusconi amenaza a los medios italianos con represalias... por meterse tanto con él

(PD).- El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha amenazado a los medios de su país con «acciones duras» por sus «calumnias» en informaciones sobre sus supuestos errores en las diversas cumbres de esta semana.

A las ya conocidas excentricidades de Berlusconi, el mandatario italiano ha sumado esta semana dos momentos analizados por los medios italianos hasta la saciedad, en algunos casos calificados como ridículos y en otros como errores.

A la pregunta de un periodista de cuales serían sus acciones de represalia, Berlusconi respondió: «¿Pero usted piensa que si yo digo que no se vea más una televisión u otra no hay nadie que me siga en Italia?».

La última de sus excentricidades analizadas por la prensa ocurrió cuando la canciller alemana, Ángela Merkel, lo esperaba a su llegada a la ceremonia conmemorativa del 60 aniversario de la OTAN.

Berlusconi, salió de su automóvil hablando por su teléfono móvil, hizo esperar unos minutos a Merkel y se ausentó momentáneamente de la celebración.

Pocos días antes, Berlusconi sobresaltó a la reina Isabel II de Inglaterra, al decir en voz alta «Míster Obamaaaaaaa», tras la fotografía de familia de los representantes del G-20 realizada en Buckingham Palace.

Del primer asunto se disculpó asegurando que hablaba con el líder turco, Tayyip Erdogan, para desbloquear la elección del danés Anders Fogh Rasmussen como secretario general de la OTAN.

En cuanto al supuesto desencuentro con la reina de Inglaterra, tanto el palacio de Backingham como el propio Berlusconi desmintieron que se hubiera producido ninguna reprimenda de la reina al líder italiano y que se trató de un comentario realizado en un ambiente relajado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído