EDITORIAL DE 'EL QUILOMBO'

Caso ERE / Siete años de cárcel para el alto cargo de la Junta que se gastaba el dinero de los parados en fiestas, cocaína y prostitutas

Según el fiscal, el ex director general de Trabajo concedió cuatro ayudas a su Juan Francisco Trujillo por más de 1,4 millones de euros

Al final, le ha salido barato. Francisco Javier Guerrero , ex director general de Trabajo que se gastaba el dinero de los parados en fiestas, putas y cocaína ha sido condenado a la pena de 7 años, 11 meses y un día de prisión, pese a que la Fsicalía pedía 14 años de cárcel.

Además, ha sido condenado a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, e inhabilitación absoluta por tiempo de 19 años, 6 meses y un día, con la consiguiente privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos que tenga el penado, aunque sean electivos, e incapacidad para obtener los mismos o cualesquiera otros honores, cargos, o empleos públicos y la de ser elegido para cargo público durante el tiempo de la condena.

La Fiscalía Anticorrupción pedía 14 años de cárcel para Guerrero y para su exchófer Juan Francisco Trujillo en relación a las cuatro ayudas de los ERE fraudulentos por un montante total de 1.475.028,01 euros que el primero concedió al segundo y parte de las cuales supuestamente habrían ido destinadas a la compra de cocaína.

En su declaración ante la jueza Mercedes Alaya, Trujillo aseguró en su declaración de 2012, que tanto él como Guerrero consumían cocaína «a cualquier hora» y que llegaron a gastar 25.000 euros al mes en esa droga.

Guerrero destinó unos 65 millones del total del fondo de reptiles (647) a 21 expedientes de subvenciones directas, según la información proporcionada por la agencia IDEA, que pagaba las ayudas. Estas concesiones millonarias eran repartidas sin control alguno y llegaron a diversos ayuntamientos, principalmente de Sevilla. Debido a esto, es expulsado del PSOE en el año 2011, antes de que se le condenase.

Cabe recordar que la jueza María Núñez Bolaños archivó la causa contra la madre y la mujer del exchófer de Guerrero, Estrella Blanco García y Juana Gallego Rico, respectivamente, porque no ha quedado acreditada la existencia de mínimos indicios de su participación en los hechos, aunque acordó traer a esta última al procedimiento como beneficiaria a título lucrativo por las ayudas que recibió su marido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído