EL SPOT PUBLICITARIO MÁS CARO DE LA HISTORIA

Los 29 segundos de Biden con Sánchez nos han costado 6,3 millones

El Gobierno PSOE-Podemos pagó 6,3 millones a un proyecto impulsado por Kamala Harris para 'facilitar las cosas'

Los 29 segundos de Biden con Sánchez nos han costado 6,3 millones
Joe Biden y Pedro Sánchez. PD

Antes de nada, subrayar que pagamos nosotros, los sufridos contribuyentes españoles, esos 6,3 millones. No hay dinero público -ese que Carmen Calvo decía que no es de nadie- como tal.

Todo sale de nuestros agujereados bolsillos, vía impuestos.

El anuncio publicitario en el que Pedro Sánchez aparece con el presidente de EEUU, Joe Biden, durante la cumbre de la OTAN dura 29 segundos, prácticamente lo que dura -30 segundos- cada inserción publicitaria durante la final de la Super Bowl, el evento televisivo del año en Estados Unidos.

La cadena Fox Sports vendió los anuncios más caros de la historia durante la última edición de esta competición deportiva a un precio de 5,6 millones de dólares por medio minuto.

Pues bien, el medio minuto (redondeando) en el que el presidente del Gobierno aparece caminando con el máximo dignatario norteamericano nos ha costado a los españoles 7,6 millones de dólares, 6,3 millones de euros, por encima de lo que Chanel o Coca-Cola pagan durante la final del fútbol americano NFL.

Como revela Carlos Cuesta en OKDiario este 15 de junio de 2021, España ha comprometido el pago de 6,3 millones de euros en el proyecto SICA de ayuda a Centroamérica.

¿Y qué es eso?, se preguntarán ustedes. Pues SICA es el Sistema de Integración Centroamericana, un proyecto impulsado por la vicepresidenta de EEUU, Kamala Harris, para hacer frente al problema de pobreza en esa área derivado del desplazamiento de miles de seres humanos que huyen de sus países.

Y, precisamente, Harris ha sido la persona que ha impulsado el encuentro de 29 segundos de Sánchez con Biden.

El interés de EEUU en este proyecto es obvio: busca una solución a la inmigración ilegal que entra en el país gobernado por el presidente Biden, pero el de España, por razones obvias de distancia, es menos directo. Nos coge más lejos.

Nada que objetar a que España practique la solidaridad -todo lo contrario-, pero que ese pago de 6,3 millones de euros haya servido para que Sánchez disponga de un anuncio publicitario de 29 segundos con el presidente de Estados Unidos es lo que merece ser cuestionado.

Porque esos 6,3 millones de euros, revestidos de ayuda solidaria, han sido el precio que hemos pagado todos los españoles para financiar el anuncio del presidente.

Más caro que en la Super Bowl.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído