LA SEGUNDA DOSIS

Alfonso Rojo: «La desgracia de tener un Papa sectario, en la inopia y antiespañol»

En la Historia de la Iglesia ha habido todo tipo de Papas, pero creo que ninguno tan proclive a hacer el indio como el argentino Jorge Mario Bergoglio, alias Papa Francisco.

Bergoglio, que el próximo diciembre cumplirá 85 años, pero no para, ha creído conveniente pedir perdón a los mexicanos, pero no por alguna pifia vaticana o por la pederastia entre el clero, sino por los pecados perpetrados por los españoles en la conquista y evangelización de América.

Aunque no es la primera vez que el Papa Francisco abochorna a millones de católicos y tenemos todavía muy reciente su entrevista con Carlos Herrera, pero esto pasa de castaño oscuro.

No puede alegar ignorancia Bergoglio, que es un jesuita doctorado en Humanidades y Teología, así que sólo se me ocurre que está súbita militancia en el movimiento indigenista y la asunción de las tesis de la Leyenda Negra solo pueden deberse a problemas de la edad.

Vale que en sus casi 9 años de Pontificado no haya encontrado un par de días para visitar España, pero que se sienta impelido a pedir por supuestos pecados cometidos hace cinco siglos por individuos que, en todo caso, son antepasados más de los mexicanos que de los españoles, demuestra que anda en inopia.

Hace 500 años, un puñado de 700 españoles liderados por Hernán Cortes, a los que ahora el Papa Francisco y el presidente López Obrador califican al alimón de genocidas, conquistó el imperio azteca, que contaba con un ejército de 200.000 hombres.

A esta gesta contribuyó de forma decisiva que los pueblos de la zona estaban hartos de entregar anualmente decenas de miles de doncellas y jóvenes, a los que los sacerdotes aztecas sacrificaban en sus pirámides.

Y no de una forma sencilla.  A los desventurados se les arrancaba el corazón, tras los cual eran desmembrados, para repartir su carne entre los vecinos; que apreciaban de forma singular, por su textura y sabor, brazos y piernas.

Yo creo que el argentino Bergoglio, antes de cargar contra los españoles, quizá debería haber tenido unas palabras para estos caníbales, porque a este paso terminará instando a los italianos a nos pidan perdón por el Acueducto de Segovia, Numancia o por hablar una lengua de origen latino.

Es una desgracia, que nos haya caído encima un Papa sectario, en la inopia y tan antiespañol.

Ayer les contaba que el Gobierno Sánchez se ha opuesto a que se condecore a los policías y guardias civiles destinados en el País Vasco y Navarra, para agradar a Bildu y garantizarse que los proetarras apoyan sus presupuestos.

Y por si eso no llega, el Ministerio del Interior ha decidido, además, premiar a unos cuantos terroristas etarras de los que todavía siguen encerrados en la prisión de Santoña, a los que se conceden nuevos beneficios carcelarios por jugar a la pelota y correr por el patio.

Las ‘hazañas deportivas’ de los asesinos constarán en sus correspondientes expedientes penitenciarios como una nota positiva a la hora de valorar futuros cambios de régimen.

¡Virgen Santa!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído