MALDITA HEMEROTECA

Polanco, Cebrián, Pedrojota… Los que elogiaban a Rato cuando les convino a sus cuentas de resultados

Medios o políticos que auparon al ex vicepresidente cuando ascendió al FMI y a Caja Madrid

Polanco, Cebrián, Pedrojota... Los que elogiaban a Rato cuando les convino a sus cuentas de resultados
Rodrigo Rato, Mariano Rajoy y Juan Luis Cebrián.

Una ex figura política ha conseguido que no haya quedado marcada exclusivamente por los devaneos de los políticos independentistas catalanes, y ese alguien ha sido Rodrigo Rato, que tras una larga carrera política es un «ex» muchas cosas entre las que se pueden destacar «ex vicepresidente de Alianza Popular», «ex visecretario del Partido Popular», «ex vicepresidente del Gobierno» y «ex presidente de Bankia».Rodrigo Rato repatrió 9 millones de euros a través de préstamos e ingresos a sus cuentas

Rato quiso ajustar cuentas contra sus ex compañeros de partido ahora en el Gobierno. Y han salido inmediatamente a vapulearle tanto la turba de tertulianos y columnistas izquierdistas, como toda la brigada monclovita, entre los cuales se pueden detectar a unos cuantos que antaño le cubríande elogios. Rato, los Pujol, las malas compañías

En ‘El Mundo’ a Rato le han zurrado de lo lindo en su editorial por ‘falta de autocrítica’ y su exceso de ‘soberbia’. El mismo diario en cuyas páginas cuando Rato fue aupado a la presidencia de Caja Madrid se leían cosas bonitas del tipo:

«Protagonizó la política económica estelar durante los años del Gobierno Aznar, que fueron los de la gran prosperidad de nuestra nación (…) un acorazado político y económico» o, y esta es la mejor parte «No parece arriesgado aventurar que asistiremos a un periodo de gran prosperidad de la Caja bajo la batuta de su experiencia» (Y sin duda los que disfrutaron de tarjetas libre de gastos extra tuvieron durante un tiempo innegable prosperidad).

Durante su esplendor el periódico de Unidad Editorial publicó no pocos artículos de elogio a Rato, a su gestión y a su persona, quizá uno de los que merece la pena ser rescatado esta semana es en el que se leía:Rodrigo Rato acusa a Luis de Guindos de precipitar el rescate de Bankia para beneficiar a la gran banca

«Existe una valoración claramente positiva de la política económica aplicada en los ocho años de Gobierno de José María Aznar en los que Rato ha sido el principal responsable económico. Mirando hacia atrás se puede decir que no ha existido un periodo de prosperidad equiparable al vivido en nuestro país en estos años» (…) «Rodrigo Rato ha ido adquiriendo un elevado prestigio (…) «Estoy seguro de que Rato sabrá gestionar con inteligencia y profesionalidad de la que ha hecho gala en sus años en el Gobierno».

El miembro del Consejo de Unidad Editorial que firmaba ese artículo diciendo lo gran gestor económico que era Rato, es el mismo señor que luego publicó un libro «España amenazada» diciendo lo mal gestor que le parecía Rato, que era más político que economista, etc. Un señor del que Rato se acordó mucho durante su comparecencia en la comisión parlamentaria y del que en otros foros probablemente el ex Vice se habrá acordado también de miembros de su familia.

A Rato también le ha caído desde la trinchera de PRISA, Pepa Bueno abrió el 10 de enero 2018 su programa llamándole de todo menos bonito, y varios tertulianos de los distintos programas ídem de ídem. Aunque no siempre Rato mereció juicios tan severos, en El País se leyeron editoriales de elogio.

Por ejemplo cuando le nombran director el periódico presidido por Juan Luis Cebrián calificó la noticia como «excelente», «Rato ha probado su capacidad para estimular los acuerdos políticos cuando ha sido menester durante su etapa como máximo responsable de la economía española». Ahora el diario de PRISA escribe que Rato es un ‘puercoespín desarmado y desmelenado al que sólo le queda su soberbia’.

Tanto en ‘El Mundo’ como la SER han echado en cara que el formato de las comisiones no permita la bronca con el compareciente (¿preferirían un formato de comisión-circo como la del 11-M o la del Tamayazo en la que se pudiera insultar al compareciente llamándole ‘gangster’? Gabriel Rufián estará de acuerdo con ellos).

Una de las que más insistió en el tema del formato en la SER fue Lucía Méndez. Quizá escuchándola a Rato le vengan a la memoria aquellas entrevistas que le hacía Méndez junto a sus jefes allá por 2002 para que expusiera su programa publicitario de Gobierno en caso de que sustituyera a Aznar. Mudanzas de los tiempos. Con ese formato señaló, aunque evitó lo que pudo dar nombres. No dijo ni quién filtró a los medios su inminente detención (igual si hubieran sentado en la comisión a José Luis Ayllón hubiera habido otro resultado).

En La Sexta tampoco han parado de sacudir a Rato estos días con todo tipo de comentaristas expertos. Uno de ellos era el Jefe de la Oficina Económica de la Moncloa en 2004, la fecha en la que el voto de la Moncloa fue decisivo para que Rato fuera nombrado jerifalte del Fondo Monetario Internacional. En La Sexta ese comentarista dijo que la gestión de Rato en el periodo 1996-2004 fue un desastre absoluto. ¿Y por qué apoyó entonces que un individuo tan ‘desastroso’ fuera al FMI?

Otro de los que intervino en La Sexta para masacrar a Rato señalándole como culpable de haber hundido Caja Madrid era, precisamente, uno que fue durante muchos años miembro de la Asamblea de Caja Madrid con fama de no faltar nunca a las reuniones (dato que tanto Ferreras como él optaron por obviar). En aquellas reuniones de la Asamblea – en la que sus miembros recibían pequeñas compensaciones por asistir – todos los presentes aprobaban las cuentas de la entidad (igual si se hubieran revisado mejor aquellos números los contribuyentes se hubieran ahorrado unos cuantos millones).

En el tema de la lealtad mediática ante un ‘caído’ se podría decir que hay dos modos. A) El ‘modo Inda’, que consiste en triturar al ex amigo para que no salpique su caída y se puede intentar ponerte hasta las medallas de la misma. Sea Jaume Matas o Ángel María Villar. Y B) el ‘modo Ariza’ en la que optas por seguir ayudando al que ayudó a él aunque ahora sea un apestado, se llame Mario Conde o de nuevo Jaume Matas. ¿Y dónde concedió Rato su primera entrevista televisiva tras su comparecencia en la comisión? Pues eso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído