EXPEDIENTADA

La nueva estrella informativa de la TVE de Sánchez e Iglesias tiene un pasado ‘pringoso’

La nueva estrella informativa de la TVE de Sánchez e Iglesias tiene un pasado ‘pringoso’
El pasado de Mónica López, que pasa de El Tiempo a La Mañana.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias siguen manejando los hilos de la marioneta Rosa María Mateo para la reconversión soviética de TVE, la que era televisión de todos los españoles. Hace unos días conocíamos la purga definitiva, ya lo había anticipado en su día Periodista Digital, de María Casado al frente de La Mañana de La 1.

Poco después trascendía el nombre de su sustituta en la pantalla, TVE confiará su franja matinal a Mónica López, jefa de la Sección de Meteorología de la cadena pública desde 2008, según informaba la Corporación en una nota.

Televisión Española también informaba que el cambio será efectivo desde la próxima temporada: «Mónica López será la encargada de conducir esta importante programación de TVE la próxima temporada».

Además, lo que conocemos de La Mañana podría cambiar. De hecho, en su nota TVE explica que Mónica López «dará el salto a una nueva etapa profesional al frente de la franja matinal de La 1«, sin mencionar el nombre del programa.

Pero lo que tampoco menciona la soviética TVE es el oscuro pasado de López en la cadena, un tiempo pretérito que le costaba incluso la suspensión de empleo y sueldo por prácticas y negocios irregulares y desleales con el ente.

Hacemos memoria, corría el verano del año 2014 cuando TVE abría un expediente RTVE para investigar los negocios del equipo de meteorólogos de la cadena pública. Además de López, en el ‘saco’ estaban metidos Albert Barniol y Martín Barreiro. Todos ellos fueron sancionados, y a punto del despido, por crear una sociedad privada sin dar cuenta a RTVE.

El entorno de Mónica López está relacionado con la empresa Prometeo, primero, y también con Meteoplay. En Meteoplay están presentes David Torres, pareja de López, y Marta Barniol, hermana de Albert Barniol.

El ’pastel’ se descubría después de que varios trabajadores de RTVE y antiguos colaboradores del programa El Tiempo acusaran a López y su adjunto, Albert Barniol, de utilizar recursos de la cadena pública con fines privados y a espaldas de la dirección.

Enseguida se iniciaron las acusaciones de comportamiento desleal con la cadena pública. Se abrió un expediente informativo que inició la investigación sobre López, Barniol y Barreiro, los tres con contrato indefinido. El proceso abarcó entrevistas a los presentadores y consultas a agentes independientes, como KPMG Asesores. Finalmente, La resolución de Recursos Humanos del ente, de la mano de la asesoría jurídica de RTVE, desestimaba el despido, pero solicitó una suspensión de empleo y sueldo para los presentadores.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Lo más leído