El preso de Lledoners tiene una tesis doctoral llena de plagios

La doble trampa académica de Oriol Junqueras que puede revocar su permiso carcelario

La Universidad de Vic, pese a ser privada, cuenta con cuantiosas aportaciones económicas de la Generalitat de Cataluña y, por tanto, se rige por el Derecho Público

La doble trampa académica de Oriol Junqueras que puede revocar su permiso carcelario
Oriol Junqueras.

El personaje se las trae. Oriol Junqueras, exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, líder de ERC y encarcelado por la intentona golpista del 1 de octubre de 2017, puede ver como su permiso carcelario para poder impartir docencia en la Universidad de Vic se le viene abajo por un quítame allá unas trampas destapadas por un profesor y por Sociedad Civil Catalana.

Según publica este 8 de marzo de 2020 el suplemento Crónica (El Mundo) el preso ‘caviar’ de Lledoners es un auténtico maestro de la falsificación académica y encima ha contado con la ayuda de la propia institución universitaria para poder impartir clases sin que, en realidad, estuviese capacitado para ello dado que, pese a ser de carácter privado, por las ayudas que recibe de la propia Generalitat de Cataluña se rige por el Derecho público.

El primero de los pufos que vuelve a salir a la luz es su tesis doctoral. No es que esta sea más bien flojita, sino que un profesor con tiempo y mucho empeño se dedicó a escrutarla hasta el más mínimo detalle y ha encontrado que Oriol Junqueras prefirió tirar por la vía de la comodidad y recurrir al clásico corta pega, encima con errores de bulto.

Este docente tiene claro que la tesis doctoral del exvicepresidente catalán canta por todos los flancos:

La tesis es un trabajo incompleto, incoherente, con altos niveles de plagio directo o indirecto, que no cumple los requisitos académicos suficientes para su aceptación a defensa.

Las cifras que se deducen de esa investigación es que la tesis contien un 38% de autoplagio, un 12,5% de plagio y un 26% de seguidismo. En total, un 76,5% de contenido cuestionable.

El muy vago (o caradura) de Junqueras replica fallos tipográficos incluidos, dos trabajos suyos previos: una tesina (Guerra, economia i política a la Catalunya de l’alta edat moderna) que ocupa desde la página 61 hasta la 212, y un artículo (Jaume Damians. Pensament polític i realitat econòmica entre 1599 i 1630) que ocupa las páginas 389 a 404 de su tesis. En total, más de «160 páginas autoplagiadas».

El preso de ERC tampoco se tapó a la hora de calcar el pensamiento de autores como el historiador Jaume Carrera Pujal (‘Historia política y económica de Cataluña. Siglos XVI al XVIII’), publicada en 1946. Aunque Junqueras critica esta obra por su «déficit interpretativo e , incluso, de ordenación temática y cronológica», después basa en ella el grueso de su trabajo.

UNA TESIS QUE NUNCA DEBIÓ SER LEÍDA

Guillermo Fatás, catedrático emérito de Historia Antigua de la Universidad de Zaragoza e integrante de la Real Academia de la Historia, también analizó la tesis de Junqueras y llegó a estas contundentes coclusiones:

Es una tesis fallida que no debería haber llegado a presentarse ante un tribunal. Una tesis es una aportación inédita al saber, sujeta a un método riguroso, y ésta no cumple ese requisito. Unas 160 páginas proceden de trabajos suyos anteriores que se incorporan tal cual, un corta y pega. Es estrambótico que, a mitad de tesis, se presenten unas Conclusiones, tituladas así.

Además, no se puede usar reiteradamente terminología básica, esencial en el trabajo, con connotaciones que no se explicitan, como el adjetivo “nacional”, entrecomillado sólo a veces, cuando se refiere a las estructuras catalanas del siglo XVII. Pero, de repente, las comillas se esfuman: un epígrafe se llama Nació versus Monarquia (página 416).

Hay asertos repetidos como bases del análisis que son tópicos: que la paz acarrea prosperidad, las victorias bélicas euforia… Incluso dice que muestra la relación entre economía y guerra de forma “fundamentalmente intuitiva”. Qué cosa.

Se fija en Inglaterra, atraído por un estudioso de los años 60, Cristopher Hill, que le sirve de horma a la que ajustar sus ideas. Viene a sostener que los memorialistas catalanes se adelantaron a los ingleses en la creación de un pensamiento económico original y “nacional”, lo que es abusivo. Asegurar que las crisis económicas de Castilla se acusan en Cataluña y que eso origina un pensamiento económico propio (no sólo diferenciado, como también ocurre en Aragón y otros estados de la Monarquía) es ir demasiado lejos».

TESIS FLOJA…Y TRAMPOSA

Este catedrático concluye en afirmar que:

En fin, ya todo el mundo sabe que su cantera documental procede masivamente de cinco tomos publicados por Carrera Pujal. Se ha ahorrado consultar directamente esas fuentes antiguas, algo impropio.

En mi opinión, hay tesis flojas, pero esta tiene trampas graves. La Autónoma no es una universidad mala. Pero amiguismo y vista gorda se dan por doquier en alguna medida. De todos modos, conste que esta tesis está mucho más trabajada que las de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Ambas tienen quiebras aún más inaceptables.

RETORCER LA LEY PARA BUSCARLE UN TRABAJO A LA CARTA

Otro de los problemas que se le presentan a Oriol Junqueras es la trampa que se ha hecho para que pueda impartir clase en la Universidad de Vic.

El juzgado de instrucción número 7 de Barcelona ha admitido a trámite y remitido a otro de Vic una denuncia interpuesta por la asociación Convivencia Cívica Catalana contra Junqueras y contra la Fundación Universitaria Balmes, que gestiona la Universidad de Vic, por un posible quebrantamiento de condena.

A juicio de la asociación, la fundación sí forma parte del sector público, porque, aunque sea formalmente una fundación privada, su patronato lo integra la Generalitat y está «sometida al Derecho público», de modo que la contratación de Junqueras sería un subterfugio para burlar la inhabilitación.

La Fundación Balmes recibió el año pasado 8,2 millones de euros de la Generalitat y los patronos de la fundación son en su mayoría instituciones públicas.

 

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído