El partido de Pablo Iglesias está echando gasolina al fuego de la división interna

La ‘jugada maestra’ de Felipe VI que salva a Casa Real y ‘envenena’ al Gobierno PSOE-Podemos

El exilio de Juan Carlos I está resultado más peligroso y traumático los socios de Pedro Sánchez que para la Monarquía

La ‘jugada maestra’ de Felipe VI que salva a Casa Real y ‘envenena’ al Gobierno PSOE-Podemos
El Rey Felipe VI junto a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias PD

Casa Real pone ‘contra las cuerdas’ al Gobierno del PSOE-Podemos.

El exilio de Juan Carlos I se convirtió en una ‘jugada maestra’ para la Monarquía. Felipe VI logra apostar por una modernización de la institución, al mismo tiempo que ‘hiere de muerte’ al Gobierno Frankenstein de Pedro Sánchez.

El Rey logró ‘atar en corto’ al líder del PSOE, quien evitó atacar la Monarquía durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este 4 de agosto, tras conocer la decisión del Rey emérito de fijar su residencia fuera de España.

«España necesita de estabilidad y de instituciones robustas, y éstas tienen que abonarse con ejemplaridad, transparencia y regeneración. La línea marcada por la Casa Real considero que es la adecuada», indicó el líder del PSOE. «El Gobierno que yo presido considera plenamente vigente el pacto constitucional», recalcó.

Un posicionamiento que generó la ruptura de su propio grupo político. A pesar de que desde Ferraz se dio la orden de seguir la línea adoptada por Sánchez, hay diputados que han desafiado al líder socialista.

Por ejemplo, Odón Elorza, secretario de Transparencia y Democracia Participativa de la Ejecutiva Federal y diputado por Guipúzcoa, rompió con el silencio del PSOE.

A través de las redes sociales, el socialista indicó que “en mi opinión: una Carta Real muy insuficiente para ensanchar el cortafuegos”, en referencia al comunicado de Juan Carlos I a Felipe VI.

Sin embargo, no es el único que rompe filas con Pedro Sánchez. Podemos sigue echando gasolina al fuego de la división en la coalición del Gobierno tras la marcha de España del Rey emérito.

Guerra interna

Irene Montero fue una de las primeras en manifestar su descontento con el exilio de Juan Carlos I y el conocimiento de Pedro Sánchez y Carmen Calvo de la operación. A lo que se sumó el propio Pablo Echenique.

Ahora, a las voces críticas se suma el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens.

A través de las redes sociales tildó de «decepcionante» la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que ha defendido la Monarquía Parlamentaria y la «vigencia plenamente del pacto constitucional», con el Rey Felipe VI como jefe del Estado, tras la marcha del Rey emérito.

En concreto, Asens afirmó que la declaración del jefe del Ejecutivo en torno a la decisión de Juan Carlos I «ha sido decepcionante» y destacó que el también líder del PSOE «demuestra muy poco sentido crítico ante la huida indigna de quien fue Jefe del Estado».

«La ciudadanía merece que las fuerzas de izquierda estemos a la altura», remató.

Nuevos aliados

Pedro Sánchez es consciente de una ruptura cada vez mayor, lo que hace que busque en la oposición nuevos aliados. Por ejemplo, Ciudadanos.

Es importante recordar que los partidos de Pedro Sánchez e Inés Arrimadas tuvieron un encuentro para analizar posibles acuerdos o alianzas, pero donde se descartó la participación de Pablo Iglesias u otro representante del partido de extrema izquierda.

Una decisión que sentó muy mal a Irene Montero, quien montó una pataleta a través de su cuenta oficial de Twitter.

La ministra de Igualdad y ‘número dos’ de Podemos acusó a Ciudadanos de rechazar una reunión con el Gobierno de coalición, que forman el PSOE y Unidas Podemos.

Montero confirma que sólo se reunieran con ministros socialistas, dejando por fuera el ala más radical del Gobierno, así como a los independentistas y nacionalistas.

En concreto, la pareja de Pablo Iglesias publicó que «Ciudadanos ha rechazado reunirse con el Gobierno de coalición y ha optado por reunirse sólo con el PSOE».

Las últimas semanas están siendo muy duras para Podemos. Con el agua al cuello de las ‘cloacas’ de Pablo Iglesias con el ‘Caso Dina’ y las denuncias de una ‘caja B’, el partido de extrema izquierda viene dando trompicones que quedan reflejados en el sablazo electoral que se llevó en las elecciones autonómicas de Galicia y País Vasco.

Una carga de la que podrá querer librarse Pedro Sánchez para evitar terminar de hundirse, mientras que Casa Real ya empieza a caminar hacia una nueva etapa más moderna.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído