EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA ROMPE OTRA PROMESA, LA DE EVITAR QUE LOS PODEMITAS CONOZCAN LOS SECRETOS DE ESTADO

Sánchez pone al ‘zorro’ Iglesias a vigilar el ‘gallinero’ del CNI

El de Unidas Podemos tendrá acceso a conocer el trabajo de los espías, la Policía Nacional y la Guardia Civil

Sánchez pone al 'zorro' Iglesias a vigilar el 'gallinero' del CNI

Pedro Sánchez y su asesor áulico, Iván Redondo, se las prometían muy felices creyendo que habían acorralado a Pablo Iglesias dentro del Gobierno social-comunista con esa vicepresidencia segunda que quedaba difuminada entre otras tres.

Pero el líder de Unidas Podemos, poco a poco, ha ido ganando terreno y peso dentro del Ejecutivo monclovita y acaba de conseguir otro hito que pone en guardia a los espías y a los efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El político morado tendrá un puesto en la comisión que controla al Centro Nacional de Inteligencia, el CNI.

Según cuenta este 22 de febrero de 2020 El Mundo, Pedro Sánchez ha decidido forzar la Ley reguladora del CNI e incluir sorpresivamente a Pablo Iglesias en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia. El líder de Podemos tendrá así ahora acceso a conocer y controlar todos los secretos del Estado, al igual que el resto de miembros de la comisión.

¿Y qué acarrea esta controvertida decisión del presidente del Gobierno? Una de las tareas principales de la Comisión de Inteligencia es elaborar la Directiva de Inteligencia, que tiene carácter secreto, y que cada año se entrega al Centro Nacional de Inteligencia con los objetivos a conseguir.

La comisión realiza un seguimiento periódico y evaluación de esos objetivos y de las operaciones del centro. Aunque tenga carácter secreto, a nadie se le escapa que la crisis en Cataluña es un asunto perfectamente abordable por la directiva al ser una de las tareas del CNI, la de preservar la unidad de España.

Asimismo, otro tema delicado es el de las relaciones exteriores y los intereses económicos de España con Venezuela o Bolivia, países con los que Podemos ha mantenido y mantiene muy estrechos vínculos.

Todos los miembros de la comisión también tienen obligación de guardar secreto sobre lo que se oye dentro. Pese a eso no se entiende muy bien por qué Sánchez ha decidido conceder a Pablo Iglesias el acceso a conocer todos los objetivos del CNI y también todos los asuntos que se tratan dentro de la comisión

Además, esta comisión puede dar acceso a Iglesias a una información mucho más amplia que la procedente del propio CNI, puesto que la Ley define que velará por la adecuada coordinación de todos los servicios de información e inteligencia del Estado para la formación de una comunidad de inteligencia.

PREOCUPANTE QUE UN ANTISISTEMA TENGA ACCESO A SECRETOS DE ESTADO

El editorial de El Mundo es bastante contundente a la hora de denunciar como Iglesias, siendo un reconocido antisistema, puede tener acceso a cuestiones tan sensibles como conocer el trabajo que desempeñan los espías, la Policía o la Guardia Civil:

Parecía que Sánchez e Iván Redondo le habían ganado la partida a Iglesias con una vicepresidencia –diluida entre cuatro– decorativa. Pero el líder de Podemos siempre se demuestra más listo que ellos y no ha tardado en llevar la voz cantante en casi todo. Bastó que él declarara a Guaidó como «líder de la oposición venezolana» para que Moncloa dejara de tratarlo como presidente encargado y virara su relación con el chavismo. O bastó que arremetiera contra la Justicia a cuenta de la sentencia del 1-O para que el presidente del Gobierno, en vez de reivindicar el buen nombre y funcionamiento del Estado de derecho, respaldara «la libertad de expresión» de Iglesias.

Y le pega un soberbio repaso a Sánchez por incumplir otra de sus promesas, la de alejar al de Podemos de los llamados ministerios sensibles. Visto lo visto, no parece que el de Podemos vaya a estar apartado de lo que se cuece en las estancias claves del Gobierno de España:

Es tal el poder que acapara el líder de Podemos que va a formar parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, el organismo que controla nada menos que el CNI. La inclusión de Iglesias es inquietante porque, definitivamente, supone que un partido que nació como antisistema –espíritu que no ha perdido del todo– comparta el control de los resortes del Estado más sensibles. Sánchez vendió la idea de que Podemos iba a quedarse lejos de los llamados ministerios de Estado –como Interior, Hacienda o Defensa– para tranquilizar a ciudadanos, inversores y mercados. Pero ahora se ve que el pacto de Gobierno incluía muchos secretos y que Iglesias no estaba dispuesto a que nada fundamental escape a su control. Más que preocupante.

Te puede interesar

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído