El presidente y el vicepresidente segundo fueron denunciados ante el Tribunal Supremo por forzar la entrada del fundador de Podemos en el CNI

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, de cabeza a los juzgados por ‘juguetear’ con el CNI

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, de cabeza a los juzgados por 'juguetear' con el CNI
Pablo Iglesias y Pedro Sánchez a juicio por el CNI PD

Una querella criminal mete de cabeza a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a los juzgados. El Tribunal Supremo tendrá que determinar si la inclusión del vicepresidente segundo en la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia, que controla al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ha supuesto un delito de prevaricación por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del fundador de Podemos.

La querella ha sido interpuesta por el Partido Laócrata, la misma organización política que ha activado, junto con Vox y el Partido Popular, una investigación en torno al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, por el polémico ‘Delcygate’.

La querella sostiene que ambos acordaron incluir a Iglesias en la Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia pese a saber que estaban infringiendo la ley. En este sentido, reclama que lo hicieron sin nombrarlo formalmente como miembro de la comisión, pero permitiendo su asistencia.

El escrito firmado por el líder del partido, Sergio Cebolla, considera que tanto Sánchez como Iglesias cometieron delitos de prevaricación administrativa, uno por adoptar la decisión y otro por aceptar el nombramiento, según el documento al que ha tenido acceso Periodista Digital.

Controlar el CNI

El pasado 25 de febrero se aprobó el real decreto por el que se establecen las Comisiones Delegadas del Gobierno, con los integrantes y nombramientos de cada una de ellas. La referente a Asuntos de Inteligencia indicaba que «asistirán» a ella varios cargos, entre otros el vicepresidente segundo. La querella resalta que el real decreto deroga el que estaba vigente y sí cumplía con la ley que regula el CNI, que señalar taxativamente quiénes forman parte de la comisión. El texto legal dice quiénes integran las comisiones, excepto en la de Inteligencia, «en la que se usa torticeramente la formula ‘asistirán’ en vez de ‘tendrá la siguiente composición'».

Esto demuestra, según el partido querellante, que «eran conscientes del uso abusivo de las competencias, pretendiendo nombrar sin nombrar» a Iglesias. «Pero lo incluyen en un decreto de nombramientos, con lo que los están nombrando». Y todo ello «sabiendo que la Ley que regula en Centro Nacional de Inteligencia enumera de modo taxativo y excluyente los integrantes que forman parte de dicha comisión delegada». Esa norma incluye a un vicepresidente, por lo que la presencia de Carmen Calvo hace «que no se reúnan los requisitos legales» para añadir a otro vicepresidente como Iglesias. «Sabían que no lo podían hacer», insiste la querella.

El escrito deberá ahora pasar el filtro de la Sala que decide la admisión a trámite o no de querellas contra aforados. La misma que aún debe resolver sobre la querella del mismo partido contra el ministro de Transportes, José Luis Ábalos. En paralelo, el partido ha activado una querella en los juzgados de Madrid para investigar lo sucedido en Barajas con ocasión del paso por España de la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez pese a tener vetado el tránsito por la Unión Europea.

La ‘bienvenida’ a Iglesias

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) está dando una curiosa ‘bienvenida’ a Pablo Iglesias. A pesar de que el fundador de Podemos entrará a la ‘Comisión Delegada para Asuntos de Inteligencia’, que controla la actividad del CNI, la institución ha exigido que dé explicaciones sobre su conexión con Venezuela, los pagos por trabajos que haya realizado en el pasado o cualquier otro vínculo.

Según publica OkDiario, se trataría de un requisito previo a que reciba la autorización para tener acceso a información confidencial dentro de la Comisión del CNI. En este sentido, Iglesias deberá explicar por escrito al CNI cuál es su relación con el régimen bolivariano de Venezuela.

El formulario que el CNI le exige a Iglesias rellenar se denomina ‘Declaración Personal de Seguridad’ (DPS-100). La parte más crítica de ese documento se encuentra en el punto 6.3, en el que la inteligencia española exige a cualquier persona que pretenda tener acceso a información reservada que describa su “relación con personas de países que no sean miembros de OTAN/UE o con gobiernos/servicios de inteligencia extranjeros”. No en vano, Iglesias fue uno de los asesores directos de la dictadura bolivariana, así como algunos de sus hombres de confianza más cercanos, como Juan Carlos Monedero.

El fundador de Podemos, para poder obtener su acreditación de seguridad, deberá responder por correo electrónico describiendo cuáles han sido todas esas relaciones con «gobierno extranjeros». En el caso de Venezuela, la relación de Iglesias con la narcodictadura de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro está más que acreditada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído