Un artículo publicado en Bloomberg criticó duramente la irresponsabilidad de convocar la manifestación feminista

La prensa económica de EEUU también sentencia a Sánchez: «Permitió el 8M y pudo haber salvado miles de vidas»

La prensa económica de EEUU también sentencia a Sánchez: "Permitió el 8M y pudo haber salvado miles de vidas"
Pedro Sánchez PD

La irresponsabilidad del gobierno de Pedro Sánchez de promover las manifestaciones del 8M, conociendo los riesgos que existían por el coronavirus, ya retumba en los juzgados y en la prensa internacional. Incluso, en uno de los medios de comunicación económicos más prestigiosos, como es Bloomberg,

En un artículo de opinión realizado por Ferdinando Giugliano, popular columnista de Bloomberg, se señala la responsabilidad del gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la polémica decisión. No en vano, al presidente socialista le acusan de «imprudente» por «permitir una manifestación en Madrid en el día internacional de la mujer (8 de marzo)».

Giugliano ha aprovechado también para pararle los pies al ministro del Interior español. A pesar de que Fernando Grande-Marlaska intentó ‘echar balones fuera’ culpando a Italia de la falta de previsión sanitaria española, el columnista le ha recordado que pese a que Italia se ha convertido en el «símbolo» del coronavirus en Europa, «los ojos del mundo se han mudado a España, que sufre un brote igual o peor».

Bajo su punto de vista, lo peor es que «Pedro Sánchez, al igual que sus homólogos de Francia y Reino Unido, ignoró la crisis sanitaria que se desarrollaba en Italia» y no impuso medidas «que podrían haber salvado miles de vidas”. Una línea que justamente ha llevado a que se presente una demanda en contra del presidente del Gobierno ante el Tribunal Supremo, a la que se sumarán previsiblemente más de 7.000 españoles.

El columnista de Bloomberg cree que el actual confinamiento está «comenzando a mostrar sus efectos». Sin embargo, no da tregua a los socialistas y comunistas españoles, por lo que acusa al Ejecutivo de Sánchez de no poder ayudar a «quienes ya han sido infectados».

Giugliano tiene para todos en su artículo, ya que también señala al PP por «oportunista», ya que «atacó a Sánchez por cerrar las actividades no esenciales, cambiando el discurso anterior que requería un bloqueo más estricto». Pero mayor es el golpe que asesta al líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que acusa de tratar «de explotar la emergencia sanitaria para impulsar su agenda radical de nacionalizaciones».

«España ahora está pidiendo al resto de la zona euro que sea solidaria a través de la emisión de bonos solidarios. Existen sólidos argumentos para mutualizar al menos algunas deudas, pero es muy poco probable que esto suceda a corto plazo. Por ahora, España tendrá que depender en gran medida del Banco Central Europeo (BCE) y de sí misma. Después de un comercio trágicamente inestable, Sánchez debe mostrar su determinación», concluye el columnista de Bloomberg.

Documentos oficiales del 8M

Un documento oficial podrá sentenciar al PSOE y Podemos. A pesar de que los socialistas y comunistas alegan que convocaron y promovieron la celebración de las manifestaciones del 8M siguiendo las pautas de los ‘expertos’, su versión empieza a caerse a pedazos. Más ahora que se ha logrado conocer que, desde el 3 de marzo, los funcionarios de los distintos ministerios e instituciones públicas recibieron una circular oficial donde se indicaban qué pautas de distanciamiento, higiene y teletrabajo debían implementar. Eso sí, ni una sola palabra al resto de españoles y mucho menos cancelar las marchas feministas.

Las instrucciones, que fueron preparadas y difundidas desde el Ministerio de Sanidad, se realizaron más de diez días antes de que se decretara el estado de alarma, según detalla el diario 20Minutos. En la circular se deja claro que hay que “evitar el contacto directo con personas que pueden sufrir una infección aguda, intentando mantener una separación de 1-2 metros entre estas personas» y “evitar saludos con contacto físico”. Dos puntos que resultaban evidentemente imposibles de cumplir durante el 8M.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, uno de los miembros del cuadro de mando bajo el actual estado de alarma ha evitado este lunes 6 de abril aclarar por qué el Gobierno distribuyó antes entre el personal de los ministerios que a la opinión pública en general unas pautas de actuación para prevenir contagios ante la expansión del coronavirus en España.

A pesar de su silencio, el documento oficial se suma a otras pruebas que evidencian que desde el gobierno de Pedro Sánchez conocían perfectamente del riesgo de celebrar las manifestaciones del 8 de marzo.

Demanda en curso

La circular del Ministerio de Sanidad podrá también utilizarse en la demanda en contra de Pedro Sánchez por prevaricación administrativa por omisión que ha sido registrada en el Tribunal Supremo y a la que está previsto que se adhieran más de 7.000 españoles que se han sentido, de alguna manera, afectados por la gestión del gobierno del PSOE y Podemos de la crisis sanitaria del coronavirus.

Víctor Valladares adelanta a este medio que, para canalizar el volumen de los ciudadanos que quieren participar en la causa legal, “se está creando una asociación que ya cuenta con los estatutos redactados, a la espera de poder formalizarla en los próximos días”.

La demanda, que inicialmente también acusaba de prevaricación a los delegados del Gobierno de las 17 Comunidades Autónomas por autorizar las marchas feministas del 8M, fue presentada el pasado 19 de marzo ante el Juzgado de Guardia de la Plaza Castilla de Madrid.

Sin embargo, ha llegado hasta el Tribunal Supremo, debido a que se trata de la institución correspondiente, ya que Pedro Sánchez tiene la condición de aforado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído